Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 7 DE JUNIO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN chosa batalla huela á muerto antes de nacida. Las flores de las carrozas no pueden llegar á mañana con lozanía. Por otra parte, si como afirma un periódico, los gastos se han elevado á 20.000 duros ¡qué ya son gastos! y á la hora de empezar la fiesta no llegaba la recaudación á i2.ooo ¿qué va á quedar para casas délos barrios obreros? El amargo recuerdo le los desaciertos municipales. El proceso del atentado, que á todo el mundo interesa, adquirió ayer nuevo y notable relieve por haberse descubierto parte de la historia misteriosa de la desaparición del criminal, y comprobarse que si no tuvo cómplices, tuvo, cuando manos, encubridores, y entre éstos per o ías tan conocidas como Nakens. El asunto, pues, entra en un período oe palpitante interés. La carta de Nakens fue comenradísin a en diversos sentidos. Destruye, por Jo pronto, toda posibilidad de que el criin nal tuviese cómplices y toda verosimilitud á la leyenda de que Morral fue visto iracundo y amenazador en cafés, calles, plazas y plazuelas después del atentado. Por lo demás, no convenció. Otros comentarios del día: el alza repentina é inesperada de los cambios á muy cerca de tres enteros, y la noticia de que al pintor Lhardy, que hizo la viñeta para los billetes de la corrida regia, Ée dejó la Diputación sin localidad para la fiesta, razón por la cual reclama ahora 2 000 pesetas, que se propone repartir cutre los pobres. La cosa tiene gracia. Por la noche hubo el primer estreno 3. z la temporada en el Gran Teatro. E hiunfo de Venus resucitó los espectáculos felices de Arderius y de las obras montadas con estrepitoso lujo. Ahora lo que faita averiguar es si al público le place resucitar á aquellos tiempos. AEMECE y eso que el viaje le salió muy caro; mas como él ha venido por divertirse un poco, y no es avaro, da por muy bien gastado su dinero, creyéndose que á todo forastero le basta con las cuatro fiestecillas de esa semana incómoda y ruidosa... ¡Que estas almas sencillas se suelen contentar con cualquier cosa... ¡Ta lleva qué contar! Con su relato- -la dulce trota y la noticia cierta- ¡qué entretenidos pasarán el rato cuantos le escuchen con la boca abierta... ¡El auditorio eterno que piensa ingenuamente en la fortuna, junto á la lumbre en el helado invierno y en el verano al claro de la luna... Lleva también algunas frioleras, recuerdos de su estancia... Postales, abanicos, fosforeras, peponas soldaditos y banderas para colmar los goces de la infancia. i. DESPEDIDA Ayer dejó la corte rni amigo Faco Sánchez Gordejuela... Yo fui con él á la estación del Norte cabe el sucio rincón de una mañuela Quise darle el adiós de despedida, ya que con su venida me condenó á trabajos impensados... Antes que él, emprendieron su partida los altos personajes invitados; ptus, ya cumplidos los festejos Reales, mueren las alegrías oficiales, llega el cansancio, el entusiasmo pasa y se buscan las cosas naturales... ¡En el deseo de volverse á casa piíncipes y paletos son iguales... 3 F ¿eo Sánchez se marcha convencida de aue se ha divertido merced á las simpatías y a a protección txe poetas y músicos, principalmente de Glúck) Offembach. Vencidos, errantes, la caricatura se cebo er sus augustas representaciones, pero así y todo, ¡de cuántos apuros han sacado a muchas empresas! Anoche y después de largo destierro, se presentaron nuevamente ante nuestros ojos. Venus había desaparecido; Venus estaba en la tierra como soberana y dueña de los hombres, encarnada en mujeres de distinta condición. Los dioses Marte Vulcano, Baco, Pan y Ganiraedes, por encargo de Júpiter, ¡a perse guían inútilmente, con torpeza de policías, y si á Venus no se la ocurre espontáneamente presentarse en el Olimpo y conmover con sus gracias á Júpiter, que la perdona la travesura, los ineptos dioses hubiesen regresado á la inmortal mansión compuestos y sin Venus. Este es el asunto de la nueva zarzuela que anoche nos sirvieron con inusitada esplendidez de decoraciones, vestuario, sedas, gasas v luces. Los viejos recordaban con alegres remoza mientos de juventud, las buenas épocas de don Simón Rivas y de los bufos Arderius con sus apetitosas suripantas Los hijos de Arderius se han propuesto en este punto continuar la tradición de su padre. Ellos son los más acreedores al apbuso, por el decoro y buen gusto que han sabido dar al espectáculo de anoche. El libro de los Sres. Fernández Shaw y Muñoz Seca tiene un grave defecto, y es el de no haber afrontado francamente el género Y cdftío fíTñtos otros desgraciados bufo, al que pertenece por su tendencia h lleva los pies deshechos obra de anoche. Hay una poco stfoi tunada en premio á sus modestas alegrías... amalgama de lo bufo y lo poético, que cons (Y yo también los tengo delicados tantemente desorienta al público que no sabe de comentar sus hechos á qué carta quedarse. Por esta razón, el audicon cuatro inverecundas tonten as... j torio demostró en varias ocasiones su impa ¡Ay! Cuando ayer en su vagón metido ciencia, y su cansancio principalmente en el y asomado á la estrecha portezuela cuadro tercero, que carece de gracia y desentona de los dos anteriores. En cuanto tiene la zarzuela de buen gusto, de correcto, se ve prontamente Ja intei vención de Fernández Shaw, siempre delicado y elegante, pero ¡ayl la gracia del Sr. Muñoz Seca, que anoche tuvo el mal gusto de salir cuando el público aplaudía calurosamense una espléndida decoración de Muriel, ¡oh inoportuno joven! esa gracia, como digo, no parece por ninguna parte. Chapí ha musicado muy bien el libro, sin gukrmente en un gracioso quinteto del cuadro segundo, en la danza de bacantes muy característica, y en una invocación al sol de elegantísima armonización y ritmo, influenciada en un pasaje, por el canto del pájaro de T- os ¡mumullos le vi partir, pensaba conmovido: de la selva. Y conste que no lo apunto como ¡Quién fuese Faco Sánchez Gordejuela, censura. que huye, por fin, del cortesano ruido. 1 ¡Quién como él, sin sentirse diariamente ¡Los buenos modelos... forzado á presumir de inteligente Muriel ha echado el testo, como suele deviera rodar el tiempo... y el espacio... cirse. ¡Quién pudiera vivir completamente La decoración del jardín, es un primor esel beatus Ule... del amigo Horacio... cenográfico. Se marchó mi sujeto; En la interpretación, apuntemos los nomya ¡para siempre! le perdí de vista... bres de las Srtas. Bordas y Rosales y los da Y ahora, lector discreto Moncayo, que sostuvo con verdadera gracia el que sufriste las Cartas de un paleto, carácter bufo del personaje, y Mesejo. perdónale sus faltas al copista! Valentín González, que es un actor muy estimable en su género y un buen cantante, en lo GIL PARRADO bufo es así como una visita de pésame. El veterano Miguel Soler p u s o la obra con el interés y cuidado que tan buen nombre le ha valido en estos menesteres. L T R I U N F O Zarzuela en un acto y El triunfo de Venus por la bondad del espec D E V E N U S ocho cuadros, libro de táculo y lo descackatranie, perdón, deJ mujerío, Fernández Shaw y Muñoz Seca, música de merece verse, Chapí. FLOR 1 DOR Desde que los dioses, como simples mortales, fueron desahuciados de. Olimpo, han vivido LOS ESTRENOS E