Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUATRO. NUM. 5io. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. lución por el Monarca! Además, en el caso de que, hasta para lo más corriente y necesario, el Gobierno tropezara con obstáculos y dificultades en las Cortes, Por la tarde. A las Cuatro, batalla de entonces quedaría justificadísima la petiñores en el Parque del T etiro. ción consabida. La cual para tales con La entrada será de pago, al precio de flictos se debe formular. ios pesetas, y dentro, y á lo largo del paseo Condicionado, pues, por estados de 4 e coches, se han instalado tribunas. ánimo m ás normales y tranquilos el planPor la noche. Banquete en el J eal Pa- teamiento de la cuestión política ardua, lacio en honor de las autoridades españolas. decisiva y de superiores consecuencias De uniforme de gala. Las señoras, de para el nuevo capítulo del presente reivestido escotado con banda. nado, cabrá esperar una más bienhechora solución. La apreciación de la oportunidad reclama fina sensibilidad y gran perspicacia. En ello habrá de estar la clave de muchas cosas; entre ellas, la de los juicios, que á los espíritus imp arcjales COBRE TODO, LA Según parece, el merezca la determii ación. Los motivos segundos, las considera OPORTUNIDAD Sr. Moret aplaca toda cuestión política durante la per- ciones incidentales, los factores de índomanencia, entre nosotros, de los repre- le puramente circunstancial deben, oómo sentantes extraordinarios de las Cortes los apresuramientos, quedar eliminados europeas. ¡Hace muy bien en ello! Por- de la serie de razones y motivos, que inque, hay que atender primeramente á las duzcan á plantear la cuestión. Por lo misvisitas, mucho más si son de cumplido. mo que el resultado habrá de tener alPero, los individuos de la familia, que no cance incalculable, se deberá calcular muy se hallan obligados á estar en el salón, bien y pesar y medir cuanto haya de inpueden seguir ocupándose en los asuntos fluir en él; efectuando por supuesto esas de la casa. En semejante caso nos encon- operaciones, desde el punto mas elevado tramos nosotros; de suerte, que con toda de percepción é inspección del interés tranquilidad podemos meditar y diseriar público, altura en la cual no estorben la sobre cuanto aplaza el señor presidente clara visión de la realidad ni ias humaredas de la vanidad, ni lai miserias de pardel Consejo de ministros. Desde luego- podemos decir, seguros tido. Lo que, en resumen, se quiere haie que el lector nos servirá de testigo cer tiene grandeza, y no hay que olvidar favorable, que la creencia en la presenta- que en el mundo nada de grande se hace ción por el Sr. Moret del dilema de la sin sacrificio. MANUEL TROYANO Jisolución de Cortes ó su dimisión no es ya tan general, como ¡o fue antes. Y no será, porque importe menos hacer con resolución y franqueza una obra poA las cuatro de la tarde se verificó el lítica esencialmente liberal; ni porque el mejor espectáculo, el más deseado Parlamento actual sea más apto para tal obra; ni porque deje de urgir la solución y el más agradecido de todas las fiestas antes de que se acorte el plazo consuetu- Reales. No e. stsjba en programa alguno, dinario para el usufructo del poder por pero todo el mundp ansiaba disfrutarlo. los partidos; sino porque el planteamien- A dicha hora, cubierto el cielo por nuto de la cuestión pudiera ser menos opor- barrones plomizos, se levantó un fuerte tuno que nunca, inmediatamente después viento, débil remedo de las tan renomde los tremendos sucesos, que han con- bradas galernas del Cantábrico y seguimovido los ánimos. La tensión nerviosa, damente cayó un aguacero. Fue corto, por ellos originada, es poco á propósito pero abundante y sirvió para refrescar para la serenidad de juicio que demanda un poco la atmósfera y matar el polvo una crisis política, la cual, una vez inicia- que cubría el suelo de las caiks. Nos sentimos revivir pensamos piadosamenda, ignórase adonde podrá llegar. te que como d ce una máxima muy poCierto, que existen asuntos muy apre- pular, D o s aprieta, pero- ¡que diantre! miantes- -el de alcoholes por ejemplo- -no llega á ssíix sr. que no pueden ser aplazados durante más Siguió, sin embargo, discutiéndose tiempo sin peligro. No es menos cierto, que el Ministerio Va á correr graves ries- acaloradamente el tema dej atentado é gos en las Cámaras, sobre todo si se pre- incurriéndose en las exageraciones de senta en ellas sin modificar su actual costumbre. La tenacidad de algunas auconstitución. Pero, una reforma en el toridades en sostener que Morrals no era personal que lo qpmpone habrá de ser anarquista, como la tenacidad de mucha menos trascendental que una crisis hon- gente en atribuir á la ineptitud de la podamente política. ¡Que no otra cosa sig- licía la consumación de la catástrofe, son nificaría la negativa del decreto de diso- igualmente injustificadas. No se orobó 6 DE UN 1O DE 1906. NÚMERO SUEL TO, 5 CÉNTIMOS que Angiolillo fuese un afiliado del anar quismo; pero los hechos demostraron que lo era y que no hubo la perspicacia bastante para evitar, al menos en aquella ocasión, el atentado. Policía perspicaz, apta y bien remunerada es la norteamericana, y no pudo evitar el asesinato de Mac- Kinley; lo es también la francesa, y se dejó matar á Carnot; lo es igualmente la saiza, y vio sacrificar á la emperatriz de Austria. Posible es que resultase más práctico contener las calorías que se malrotan ahora en discutir lo pasado y aprovecharlas en prever lo porvenir. La retreta celebrada anoche gustó mucho. Hubo en ella puntualidad, acierto y orden. La vio desfilar Madrid entero. La fiaccolata resultó bonita, y esto basta para olvidar aquellos anuncios rimbombantes con programas kilométricos que se lanzaron á los cuatro vientos un mes há. Las cosas hechas con modestia y sin reclamos exagerados, resultan siempre mejor. Falleció anoche el ilustre poeta Manuel del Palacio. La política volvió á animarse. Hubo Consejo de ministros y volvió á sonar la palabra (ferisis como remate del proprama de fiestas. Empezó el desfile de Principes, que acabará hoy. De espectáculos, nada. El estreno de El triunfo de Venus, anunciado para anoche, se aplazó ara hoy, porque anoche no hubo más triunfo que el de Marte, organizador de la retretg. Estos días no ha habido más espectáculos que los que han dado muchos cocheros de punto. Anoche los hubo monumentales. Lo que no hubo por ninguna parte fue autoridad que corrigiese y castigase tales desmanes. ¡Qué prez para la villa y corte de España v de sus Indias! AEMECE PROGRAMA PARA HOY CRÓNICA POLÍTICA MADRIDTAL DÍA CONSEJO DE MINISTROS T Vd celebrado ayer tarde en la Presidencia fue facilitada la siguiente nota oficiosa: Consagró el Consejo casi por entero la atención y el tiempo á un minucioso examen de ios antecedentes y datos que se han recogido hasta hoy, asi en la información gubernativs como en las diligencias judiciales, acere del inicuo atentado contra la vida de los Reyes. Estudiado también con gran detenimiento cuanto hace relación á este asunto en todos sus aspectos, se adoptaron varios acuerdos, que en su moyoría conviene reservar. Uno de elios, que importa desde luego hacer público, es el de organizar los trabajos que mediante una suscripción formen suma bastante á esta blecer rentas vitalicias para las familias de las victimas. Siendo poco el tiempo que pudo destinarse á otras materias, estudiáronse, no obstante, algunas que tienen carácter de urgencia. Tales son: las gestiones que se practican cerca del Gobierno nara faciiitar ej acceso de los vaDO-