Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 5 DE JUNIO P E 1906 PAÜ. 14. EDICIÓN i. P L ORFEÓN DE SAN SEBAS TIAN PREMIADO EN PARÍS POÍI TfLÉGJÍAPO Parts, 4 8 n Trescientas Sociedades c o trales francesas y extranjeras han tomado parte esta tarde en el festival que se ha celebrado en el jardín de Lac Tullerias. E l subsecrtario de C o r r e o s y Telégrafos, M r Berard, q u e p r e presidia la fiesta, ha dado la bienvenida á las Sociedades extranjeras, y ha entregado á don Elicio Irigoyen, presidente del Orfeón D o n o s tiarra de San Sebastián, que ha ganado el p r e tnio de 10.000 francos, las palmas de lOficial d e Academia Después de proclamarse ios premios y de fferificarse el desfile general, las Sociedades raarcharon al Ayuntamiento, donde se les obsequió con con un ponche. Plaza, coTTtesteton descaradamente desde los balcones á los manifestantes. H u b i e r a ocurrido algo muy grave sfn la oportuna intervención del abogado D Gervasio H e r r e r o que l o g r ó calmar los ánimos, y de! alcalde, señor barón de Paramóla, que disolvió la manifestación prometiendo transmitir á S S M M la protesta y la expresión de simpatía del pueblo. Las últimas noticias de a orrelavega dan cuenta del estado de extraordinaria excitación en que están allí los ánimos. El cura Calderón ha sido silbado. -Segura, NOTICIAS Y SUCESOS f d o r n o de in El adorno d e los palcos en la Plaza d T o r o s en la corrida regia fué labor de los jar dineros de la villa, y no de los de Orotava, como equivocadamente dijimos ayer. 1 ntento d e suicidio. A primera hora de la maiíana de ayer intentó suicidarse en la glorieta de Bilbao L o renzo Sánchez Escribano, soltero, de veinticuatro años, disparándose un tiro en la cabeza, que le produjo una herida con orificios de entrada y salida, interesando el cuero cabelludo. S u estado fué calificado de pronóstico reservado. Después de curado de primera intención er la Casa d e S o c o r r o de Chamberí, se le conduj o al hosDÍtal Provincial, A tropellados p o r carruajes. E n la Casa de S o c o r r o del C e n t r o filé curada ayer Alejandra Bosch de la fractura de dos costillas y varias contusiones que sufrió al ser atropellada oor el coche de olaza número 5 5 6 E n grave estado fué conducida al hospital Provincial. E n la calle de Hermosilla, el núm. 3o de la Compañía Madrileña de Tracción, dio un fuerte golpe á Fermín Baldominas Alvarado, causándole una herida en la cabeza y lesiones en el h o m b r o izquierdo. Conforme á los deseos de muchos aficionados, los célebres ¿inmejorables vinos de Champagne I oui t í o e í l e r e r se expenden en el depósito, P é c a S t a i u g P r í n c i p e 13, itladrid. Él meior calzado. Plaza de Bilbao, 1 1 BOLSAS DEL DÍA 4 M A D R I D Cierre. Interior, contado, 81,35; fin de mes, 8 65; Amortizable, $9, SS; Libras, 27,72. Negocio muy escaso, p r o mercado muy firme. No figuran cotizadas ni las acciones del Banco, ni las d la Tabacalera, ni los francos. Sin embargo, se han negociado Tabacos á 405 y francos alrededor de 10 por 100. UN CURA I N D I G N O POR TELÉGRAFO C a n t a n d e r 4 12 m. El semanario católico d e Tórrela vega, E í á a í d que dirige el cura párroco Ceferino Calderón, publicó ayer na noticia titulada: Boda y bomba en la cual decía que aquel periódico ni protesta ni se indigna por el atentado cometido contra los Reyes de España, culpando de él al Gobierno liberal. El periódico fué denunciado y recogiaa la tirada p o r el J u z g a d o Durante t o d o el día se comento la noticia n tonos de violenta censura para el desatentad o cura Calderón, La indignación del pueblo era grandísima. P o r la noche, á las nueve, estaba t o d o el vecindario de Torrelavega reunido en la Plaza M a y o r Surgió una manifestación de protesta contra el semanario de referencia, y los socios de! Círculo Católico, establecido en la misma CompJot contra Roosevelt POR TELÉGRAFO ortland (Estado de O r e g ó n) 4 9 n. Las autoridades han descubierto un club nihilista, en el que varios nihilistas de nacionalidad rusa tramaban an complot, con objeto d e asesinar al presidente Roosevelt. La policía practicó una detención. -i H P J V I O V I M I E N T O REVOLUCIO NARIO EN ALBANIA POR TELÉGRAFO Viena, 4 9 n. Prepárase en Albania un grave movimiento revolucionario. Se han concentrado 2 0 0 0 0 albaneses dispuestos á sacudir el y u g o t u r c o 198 BIBLIOTECA DE A B C RAMUNCHO 199 lejano que Ramuncho miraba emblanquecerse y clarear; con lentitud, con sonidos espaciados, el antiguo campanario elevaba su voz, marcando, una vez más, el fin de una vida; alguno moría al o t r o lado de la frontera, algún sima española rendíase allá abajo en la lucha d e la existencia, en la pálida alborada, bajo el espesor de las nubes aprisionantes, sintiéndose ante el fúnebre toque como a noción precisa de que ese espíritu volaría hacia aquellas, abandonando al cuerpo á la desccmnosición de la arne... Ramuncho veía extático el paisaje y escuchaba. E n la ventana estrecha de aquel caserío vasco, que no lo habían habitado más que generaciones de gentes sencillas y creyentes, puesto de codos sobre el ancho alféizar, abrió con una mano las vetustas ventanas, pintadas de verde, y paseó su vista sobre el sombrío desplegarse de aquel rincón del mundo que había sido el suyo, y que iba á abandonar para siempre. Las revelaciones que le hacían las cosas de su t o r n o entendíalas p o r vez primera su esp í r i t u inculto, y las prestaba una temerosa atención. ¿Ahogaba á su alma una ola de incredulidad, levantándose de repente, como si p o r herencia estuviese su espíritu dispuesto á las angustias de la d u d a U n a- s ú b i t a visión de la nada de las cosas, de la ineficacia de los altos destinos que imploran los hombres le turbaba, contristándole y abatiiíndole... Si n o creía en nada jqué simpleza temblar ante aquel algo misterioso, protector quimérico de los conventr d o n d e las jóvenes se enciei- ran... La p o b r e campana de la agonía, que se esfoi zaba efii sonar allá abajo pidiendo oraciones, se calló al fin y bajo el cielo clareante y cerrado se oyó solamente la respiración del mar, sonando lejos, en el universal silencio. P e r o las cosas continuaban, creía Ramuncho, en el alba incierta, su diálogo sin palabras: nada en ninguna parte, nada et as tradiciones seculares, nada en el cielo donde se agolpan nubes y brumas; jsiempre el huir del tiempo, el volver á nacer inagotable y eterno de los seres; y siempre siguiéndose la vejez, la muerte, la corruoción de la m eeria, el p o l v o ¿Era aquello lo que decían, en e! descolorido amanecei- Sos objetos, tan sombríos y fatigados? Ramuncho, que