Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 5 DE JUNIO DE 1906. PAG. S. EDICIÓN í. -7 UNA ACLARACIÓN C t M nuestro numero de ayer, al dar uenta del éxito obtenido p o r el extraordinario 3 e nuestro querido colega Blanco y negro, na falta de la estereotipia, que nuestros lectores Habrán subsanado, seguramente, suprimió la primera cifra de los 14.620 ejemplares que citábamos y que son los vendidos en M a d r i d en juenos de tres horas E l importe d e estoi números fué de cerca áe i. Soo d u r o s cantidad que ha empleado el público en tan breve espacio de tiempo, manir festando asi una vez más el interés que le inspira Blanco y Tiegro. I de un. tranvía, y pude ahogarme p o r q u e monté como p u d e é íbamos ciento y la m a d r e Larga fué la caminata, pues dio el tranvía en pararse p o r culpa del que movía su manubrio con un guante; p e r o llegamos a) sitio, dijeron hay que apearse y atravesamos corriendo p o r aquellas soledades. de que ni veré ni he visto jamás dos cosas iguales... V á ti te lo escribo, Eustaquio, p o r q u e tú me lo indicaste, cuando al salir de mi casa dijiste q u e no faltase. Dispon de t u g u e n amigo que te quiere, FACO SÁNCHEZ. DIBUJOS C E X A U D A ü á Por la copia, GIL PARRADO ARA EL SR. D EUSTAQUIO RODRÍGUEZ Y TOMILLARES GUARDIA CIVIL SOMOSECA. Q u e r i d o amigo y compadre: -on qué razón me dijistes, í) verme emprender el viaje sobre todo á la revista y al desfile, no me faltes... ¡Que no verás otras cosas zn tu vida, semejantes! D e cuanto anunció el programa de las fiestas populai- es, este es el número, Eustaquio más. lucido y más brillante. P a r a que envidie mi suerte, díselo al señor alcalde, y á nuestro doctor taurino díselo, para que rabie. Yo, p o r ver ese festejo, sufrí molestias bastantes, mas sufriría otras tantas si entodavia durase. P o r ir pronto y tener sitio me eché temprano á la calle, dejando á las seis y media las dulzuras de mi caire (que es una artesa algo chica donde tengo que acostarme) Sin nubes estaba el cielOn con un azul dislocante, y el sol picaba en lo alto p o r no respetar á nadie. H o m b r e s mujeres y niños, gente, en fin, de todas clases como avisados de p r o n t o surgían d e todas partes, yendo á los Carabancheles tan contentos y campantes, en vistosa y animada procesión interminable. ¡Qué animación! ¡Qué bullicio! ¡Qué curiosidad tan grande! I b a n muchos á patita sin peligro de cansarse; pasaban completamente completos los carruajes, ya con caballos soberbios ya con jacos vergonzantes. j Q u é mujeres, recristina! ¡Yaya un palmito y un airel ¡Q u é señores, caballeros en vistosos alazanes! M o n t é en una plataforma Al campamento llegamos rendidos y jadeantes, con una vara de polvo y un calor insoportable; y allí á fuerza de mis puños p u d e lograr colocarme en la tribuna del pueblo, p o r q u e era la de mi clase. Vi tribunas adornadas con tapetes y alamares, con escudos y banderas y toldos para taparse; y en ellas las gentes ricas llegaban con unos pases, y los señores de afuera, con levitas y con guantes. P r o n t o empezó la revista y aquello empezó ¿a n i m a r s e pasaron los batallones, tan airosos y marciales, la artillería r o d a n d o la caballería á escape... N u b e s de polvo envolvían g- -ia ji- -II NOTAS TEATRALES f ran T e a t r o Esta noche, á las diez y cuarto, se verificará el estreno de la fantasía bufo- lírícomitológica en un acto, dividida en ocho cuad r o s original de los aplaudidos autores don Carlos Fernández Shaw y D P e d r o M u ñ o z Seca, música del m a e s t r o D Ruperto Chapí El triunfo de Venus, E l título de los cuadros es el siguiente: E ¡despertar de los Dioses 2. V t nus golfa 3. Venus musa 4 La danza de las Bacantes 5. La taberna de Baco 6. Venus- estrella 7 El triunfo de Venus 8. Venus inmortal A p o teosis. S e han confeccionado más de setenta trajes lujosísimos, á t o d o costea y ha pintado ocho magníficas decoraciones Luis M u r i e l El alrezzo lo ha construido expresamente para esta o b t a el renombrado artista Riba ta. D e los demás servicios de escena se han encargado el mueblista P é r e z Pimíela y el peluquero Juan Alcaraz, y de la guardarropía B e navente. E n la obra, que se espera sea un éxito feliz, toma parte toda! a compañía. I a llegada de M a r í a G u e r r e r o P o r cablegrama recibido en M a d r i d s. sabe que la compañía G u e r r e r o- M e n d o z a con Ja que va Jacinto Benavente, ha llegado con felicidad á Buenos A i r e s El recibimiento ha sido entusiasta carinosisimo. T o d o s los periódicos dedican encomiásticos artículos á los distinguidos artistas y publican retratos y semblanzas muy expresivas de Benavente. caballos, cascos y sables, uniformes y bandera y soldados y oficiales... Las trompetas, los tambores, las músicas militares, las voces de mando secas, que vibraban en los aires, nuestros pechos removían con un algo inexplicable... ¡Vivas, aplausos, pañuelos! Pasaron los generales. Pasó el Rey, con otros principé? en cortejo interesante; se repitieron los ¡vivas! y o me le quedé mirándole... y cuando después de un rato volví pedibus anáandis, lleno de polvo, rendido, muerto de sed y de hambre, ni de mí mismo hice caso, p o r q u e venia acordándome ECOS POLÍTICOS TAespués de las fiestas. El paréntesis que en la política abrieron las fiestas de la boda del Rey no se ha cerrado todavía. M i e n t r a s l o s príncipes extranjeros permanezcan entre nosotros, el Gobierno tendrá su tiempo ocupado para atenderlos. P e r o los ilustres huéspedes saldrán mañana de M a d r i d mañana estaremos á 6 de Junio, y faltarán tres días para que se cumpla el plazo marcado p o r el S r M o r e t al afirmar que si el 9 n o tiene el decreto de disolución de Cortes no será presidente del Consejo. Estamos ya al final de la jornada fausta d e dicada á festejar el matrimonio del Monarca y