Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 2 DE JUNIO DE 1 06. PAG. 12. EDICIÓN G ACET 1 LLA RIMADA. COPLAS DEL VIERNES Viendo ayer la comitiva un golfo, todo picores, dijo, rascándose el pelo, á su novia la Dolores: Me paece que en nuestra bod no habrá tantos batidores. La busqué por todas partes y no la pude encontrar... ¿Dónde se mete esa mora con la cara sin tapar? Ss usté, niña mía, dijo un gracioso el nétalo de rosa más oloroso; y en alfombra taurina como usté acaba si la ve un jardinero de la Orotava. 1 artistazo guasón que adornó Gobernaciói francamente, le deseo que tenga un hijo tan feo como el adorno en cuestión W diputado Cánido un billete le he pedido en carta así redactada: Ya sabe usted que me a- grada de verdad ser a- tendido. Hoy respuesta recibí dándome el no en vez del sí y al leer su carta fiera dije: ¡7 (econlra... barrera! Se ha burladero de mil Los luchadores de la Zarzuela zsíán hoy día de enhorabuena. Ellos tan sólo verán, las fiestas, teniendo siemo -efila primera Y el que se opongaque se divierta... Yo por raí parte no haré la prueba. Con la copa y la guitarra hoy brindo y canto á la vez, porque hoy hace un año justo que vino al mundo A B C Luis DE TAPIA recogió anteanoche envuelta en trapos y papeles, y que por orden del gobernador civil se envió al Parque de Artillería, ha sido analizada, resultando que contenía 25o gramos de pólvora y unos 80 ó 90 proyectiles, cabezas de clavo y pedazos de metal. Todo ello estaba cerrado en una caja de hierro fundido, de un kilo de peso, con un arificio pequeño en una de sus caras, y una chapa de plomo en otra. Occorapcnsas á las víctimas. El decreto que por iniciativa de Su Majestad ha redactado el ministro de la Guerra, para recompensar á las víctimas ó á sus familias, considera á aquéllos como muertos ó heridos en campaña, y concede á las viudas é hijos la pensión correspondiente al empleo superior inmediato del que las víctimas disfrutaran. A los oficiales heridos se les dan dos cruces blancas pensionadas. A los padres de los soldados que han pereeido se les dará la pensión igual á la que se asignaba con arreglo á la ley de Ultramar, con ocasión de las últimas campañas coloniales Los soldados heridos serán recompensados con cruces blancas, con pensión vitalicia de 7,5o pesetas, y aquellos que saliendo ilesos y se distinguieron por sus servicios, recibirán cruces pensio- -das de 2,5o pesetas. Joticias de las víctimas. Luis González, cabo de tambores de Was- Ras, en los pocos momentos que tuvo de vida en la Casa de Socorro de Palacio, preguntó si habían matado al Rey y á su corone! y al contestarle negativamente, dijo que moría tranquilo El coronel de la Escolta, señor marqués de Sotomayor, resultó con varias lesiones. En e! casco que llevaba causó la bomba una profunda hendedura. D. Jacinto Monjas, teniente ie Cuerpo de Seguridad, tiene atravesado un pulmón. Anteanoche se le administró la Extremaunción. Agustín Chueca, corneta de Seguridad, tiene heridas en el oecho y en una pierna. 1 as víctimas militares. El ministro de la Guerra ha entregado á S. M la siguiente relación de las víctimas militares: Muertos. Capitán, D José Rasillas CebaIlos. Primeros tenientes, D Roberto Reilern Gis pert y D Jacobo Prendergast Cabo de cornetas, Lorenzo Navalón de Ter. Tambor, Gregorio Sánchez Rodrigo Educandos, Isaac Romanillos y José Mar tínez. Soldado, Hilario García. Total, 8. Todos del regimiento de WadRas. Heridos. Capitán D. Isidoro Valcárcel Slaya Primer teniente D Luis Fuertes Molinero. Cabo de cornetas Luis González Olabor Sargento Luis Saavedra. Cabos Guillermo Molina Justo, Eduardo Maudíllo Silvestre y Bonifacio Pasdu Guzmán. Saldados Eugenio Domínguez Bachiller, Rufo Pamiliar Jiménez, Lorenzo Valencia, Plácido González, Juan López Montero, Narciso Sevillano, Lorenzo Arias Ramírez, Pablo Padrino Fernández, Emilio Chinchilla, Antonio García, Silverio Mayo Paridulo, José María Zapata, Manuel Arrasóla, Vicente Taberner, Bruno de Marcos, Juan Martínez, Santiago Mundieta, Zenón Llórente Bravo y J osé García. Estos heridos suman 27, y, como los muertos también consignados, pertenecen al regimiento de Wad- Ras Desaparecidos. Además, del mismo regí- La bomba de anoche. guardia Gutiérrez La bomba que el DESPUÉS DEL ATENTADO facilitar Ja captura ParaPrescindiendo de sudel criminal. no carácter oficial, como ministro, sino como particular, ofrece el conde de Romanones 25.000 pesetas á quien capture ó ayude con indicaciones eficaces á la captura del autor del atentado. Guardará la más absoluta reserva acerca del nombre de la persona que preste este servicio á la policía y el dinero será entregado inmediatamente. Esto es lo que ha manifestado ayer el ministro de la Gobernación á los periodistas, diciendo que su mejor amigo era quien estaba dispuesto á dar esa cantidad, pero dando á entender que quien la da es él. o que dice el gobernador. Según manifestaciones del Sr. Ruiz Jiménez, es completamente inexacto que anoche se ocupara el Gobierno en pedirle la dimisión de su cargo por el atentado en la calle Mayor. Lo que hicieron los Sres. M o r e t y conde de Romanones fue ratificar su confianza al gobernador civil cuando éste puso su cargo á disposición del Gobierno. En descargo de su conciencia, y para demostrar que lo sucedido era inevitable, manifestó el Sr. Ruiz Jiménez que había examinado filiaciones y retratos de todos los anarquistas de acción que hay en el extranjero y que le habían enviado los agentes de policía de los diferentes países cuyos representantes han venido á Madrid, y entre esos retratos y esas filiaciones no está el de Moral. C n la Clínica de urgencia. En la Clínica de urgencia del Buen Suceso, ingresaron después del atentado 28 heridos. li fueran curados de primera intención, pasando ayer al Hospital militar, los siguientes: Soldados: Santiago Mendieta, Bruno de Marcos, Rufo Familiar, Manuel Arrazola y Cenón Llórente: Cabos: Luis González y Lorenzo Navalón. Cornetas: José Martínez, Lorenzo Arias y Martín Albertos, y tambor, Lorenzo Valencia. Quedaron en Ja Clínica el cabo Bonifacio Castro, los soldadas Hilario García, Jeremías Merchán, Silvino Mayo, Vicente Talayera, Juan Martínez, Juan López, Emilio Chinchilla y José García, todos graves y pertenecientes al regimiento de Wad- Ras, y además el corneta de ingenieros González César, el soldado de la Escuela Superior de Guerra, Laureano Barderas, y el soldado de la Escolta Real, José Márquez. Estos tres últimos de pronóstico reservado. Están también los siguientes heridos graves: Guardia municipal núm. 11, Pedro Crispín Rodríguez; palafreneros, Andrés Riego y Basilio Entreno, éste gravísimo, y el primer teniente del Cuerpo de Seguridad, D. Jacinto Monjas. 1 as capillas ardientes. Una de las habitaciones del piso primero de la Clínica se había habilitado para capilla ardiente, cubriendo sus paredes con paños negros. Las siete víctimas estaban colocadas en cajas, rodeadas de blandones. En el centro estaba colocado dentro de una caja de caoba el cadáver del capitán Rasilla. Los compañeros de los muertos han velado los cadáveres durante la noche del jueves. En el piso bajo se habilitó otra habitación para capilla ardiente, donde se colocó el cadáver del teniente Prendergast. cerrado en lujosa caja de nogal. A l ás fallecidos. En el hospital Provincial fallecieron ayer los heridos Rosalía Blanco Sánchez y Francisco Benito Guerra. También se ha dicho que ayer murió otro oficial del Ejército, herido por la bomba. De otros heridos que se dice han fallecido, no se tenía en los centros oficiales noticia alguna. K ntieiro del estudiante. Hoy por la mañana á Jas nueve se verificará el entierro de Eugenio Flores, joven estudiante, huésped de la calle Mayor, 88, que se encontraba en el balcón inmediato, al en que arrojó Moral la bomba y que resultó muerto en el acto. Era hijo de D Juan Flores Josío. alcalde de Sahagún. L