Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BO MIÉRCOLES, 3 0 1 2 M i) rOl U colores nacionales y esta indicación en letras de oro: A S. A. R. la Princesa Victoria. El ramo está hecl o en casa de Lapouüde. La pluma es de oro de forma triangular, rematada por una gruesa perla. Tiene estas indicaciones: en una cara, Real Sitio de El Pardo, 3o de Mayo de 1906 en la otra, A S. A. R. la Princesa Victoria y en la otra, La Prensa Está adquirida en casa de Marabíni. Hemos entregado al cura del Pardo soo pesetas para que las distribuya entre los pobres. S. M el Rey, que ha visto el número de A B C de hoy, ha dicho que es un verdadero alarde de información el de haber publicado las fotografías de la función de anoche. Los periodistas recibidos esta tarde en audiencia por S. M fueron Jos Sres. Mencheta, Barber, por Imparciat; Guerra, por el Heraldo; Morales de Setién, por El Correo; Afán de Rivera, por La Correspondencia; Fernández, por la Agencia Fabra; Goñi, por Blanco y Negro; Espinos, por La Epuca; Del Río, por El Libera! Gante oor Globo; Martínez Albacete, por el Diario Xínivertul; Alvarez, y por A B C Soriano. I espedida. Después de almorzar S. M ha recibido en audiencia de despedida á Ja oficialidad de Arapiles, diciendo á su teniente coronel que quedaba muy satisfecho del estado de policía é instrucción que revela el batallón. La Princesa ha dicho á los oficiales que nunca olvidará que la primera guardia de honor en España le ha sido dada por el batallón de Arapiles, unido á la historia de lord Wcllington. Esta tarde sale Arapiles para Madrid y mañana, á las siete, cuando haya salido la Princesa, marchará también la guardia de honor. MIÉRCOLES, 3 o 6 T l rey en El Pardo. D. Alfonso vino esta mañana á las nueve y sólo estuvo en palacio unos diez minutos, pues tenía que regresar á Madrid inmediatamente para estar en el Alcázar á la hora señalada para la recepción de los embajadores extraordinarios. Regresará apenas termine la recepción, y entonces serán recibidos los periodistas que hacen información en este Real Sitio, y una comisión de estudiantes que han solicitado audien cía para entregar un Mensaje á la princesa Victoria. Los estudiantes íran vestidos a la antigua usanza y con lazos de los colores de las respectivas facultades. MIÉRCOLES, 30, 4 T. E os periodistas en Palacio. El Rey volvió á El Pardo á las doce y media, y á la una en punto entramos los periodistas en la regia cámara donde se encontraba S. M acompañado de la Princesa, del general Capdepón, del conde de Albay, del teniente coronel Tovar y del subinspector de los Reales Palacios, Sr. Palomino. El veterano Mencheta, dijo: -Señor, los periodistas que hemos hecho fa información en El Pardo durante la estancia de, S. A. tenemos la alta honra de dedicar á I angelical Princesa este modesto ramo de flores que sólo tiene el valor de nuestro cariño, y felicitamos á V. M porque al eligir esposa ha coincidido con los deseos del pueblo español. ¿Me permite V. M. -agregó luego- -que ofrezca á S. A. este presente? ¡Ya lo creo! -contestó el- Rey. Y entonces la Princesa se adelantó y tomanáo el ramo dijo: -Muchas gracias. Después Mencheta añadió: -Y además, señor, os rogamos que aceptéis está modesta pluma para que os dignéis firmar con ella vuestros esponsales. El Rey, tomando de manos de Mencheta el estuche que contenía la pluma, dijo: -Con mucho gusto, ¡no faltaba más! yo me encargaré de eHo. La Princesa volvió á repetir en español: -Muchas gracias. Y luego en correcto francés, dijo: -Estoy encantada, estoy satisfechísima de tentó homenaje. Luego, por indicación de S. M fuimos oresentados individualmente á la Princesa. Al llegar el turno al periodista Sr. Alvarez (D. Arturo) el Rey le preguntó qué periódico representaba. -Un periódico republicano, señor; pero yo vengo aquí como particular á asociarme al homenaje de mis compañeros. -Es lo mismo- -respondió vivamente el Rey. Terminada Ja parte ceremoniosa de la audiencia, nos dijo D. Alfonso: -Felicito á ustedes por la discreción con que han hecho la información, sin incurrir en inexactitudes y sin haberme molestado. -Señor- -dijo Mencheta, -es que somos mejores de lo que la gente nos supone. E s verdad- -replicó el Rey. -Ya- saben fos periodistas que siempre tendrán en mí su mejor defensor. En esta ocasión estoy admirado de lo que habrán tenido ustedes que trabajar para averiguar muchas cosas de las que han ocurrido. Y con una profunda reverencia terminó la entrevista. El ramo ofrecido á S. A. es de orquídeas, lir os yclaveles dobles. Tiene una cinta con Jos L El documento de ias capitulaciones es uní admirable obra de caligrafía, ejecutada por e oficial de telégrafos D. Eugenio Martínez, y está sujeta por los bordes con una ancha cinta de los colores nacionales. Después- de los Reyes firmaron todos loi testigos presenciales del acto, sin distinción d sexo ni edad, pues entre las firmas figura Ja de la infanta Pilar, hija de Ja infanta doña Paz, que es menor de edad. El ministro de Gracia y Justicia nos dijo á los periodistas que el documento de las capitulaciones no tiene igual en el Archivo, por U cantidad y calidad de los firmantes. Terminada la firma de las capitulaciones, Sí verificó Ja toma de dichos, en la que actuó el obispo de Sión, auxiliado por el secretario capellán de Palacio. Durante la ceremonia, todo el vecindario de El Pardo y los forasteros estuvieron frente á Palacio y presenció el desfile que fue brillantísimo. Había circulado la especie de que la princesa Victoria saldría á dar un paseo á pie y el público esperó hasta convencerse de que el rumor no tenía fundamento. de los periodistas. D onativo comisión de periodistas, compuesta Una de los Sres. Mencheta, Del Río y el redactor de A B C, ya nombrado antes, visitó al cura de El Pardo para hacerle entrega de las aoo pesetas que se había acordado darle para los pobres. El sacerdote nos recibió muy cariñosamente, nos dio Jas gracias conmovido y tuvo palabras de gran elogio para la Prensa, Rey. En este momento emprende el Rey su regreso á Madrid. Termino esta información, haciendo votos una vez más por la dicha eterna de D Alfonso y de la que desde mañana compartirá con él el trono. -Soriano. 1171 acto de hoy. Como ya se ha indicado, serán dos los cortejos en la comitiva regia, cuando se encaminen hacia el templo de San Jerónimo. El de S. M el Rey saldrá á las nueve y me- día en punto del Real Palacio, y cuando haya llegado á Ja altura del Congreso, se avisará á S. A. la princesa Victoria y entonces saldrá de! ministerio de Marina y con su cortejo se dirigirá al templo ya citado. Batidores de ¡i Guardia civil precederán á los dos cortejos. 1 ramo de azahar. Una comisión del Instituto Agrícola Catalán de San Isidro entregará hoy, á las nueví de la mañana, en el ministerio de Marina á ¡a princesa Victoria un magnífico ramo de azahar y un pañuelo de encaje finísimo, confeccionado por las famosas obreras da Arenys de Mar, Créese que dicho ramo será el que la futura Reina lleve en la ceremonia nupcial. p l itinerario del cortejo nupcial. El Rey saldrá por ¡a plaza de Armas, y se dirigirá á la iglesia de San Jerónimo por la calle de Bailen, plaza de Oriente, calle del Arenal, Puerta del Sol y Carrera de San Jerónimo. El regreso, ya con la nueva Reina dona Victoria Eugenia, será por las calles de Alarcón, Lealtad, Alfonso XII, Puerta y calle de Alcalá, Puerta del Sol, calle Mayor, Bailen y plaza de Armas. R e egreso de) MIÉRC 0 LB 9, 3 0 II N. pirma de esponsales. A Jas cinco menos cuarto empezaron á llegar Principes extranjeros, misiones extraordinarias, Cuerpo diplomático, caballeros del Toisón, capitanes generales, almirantes y el Gobierno. Entraron en eJ salón de Embajadores, que está tapizado de amarillo con flores de lis azuies y que ostenta en las paredes tapices de Goya con los asuntos más famosos: El Choricero, El hombre de los zancos, El paso del Guadarrama y otros. La colocación es la siguiente: en el centro del salón, el Rey y! a Princesa; detrás, S. M la Reina, toda la Real familia y el Gobierno; delante y en forma de semicírculo, loí Príncipes extranjeros; en segunda fila, los enviados extraordinarios, y á derecha é izquierda, el cuerpo diplomático, los caballeros del Toisón y la alta servidumbre de Palacio. Al firmar, ella y el Rey han empleado la pluma regalada por los periodistas. Da fe del acto, como notario mayor del Reino, el ministro de Gracia y Justicia. Empieza el acto. La Princesa, que viste de blanco, está muy emocionada. El Rey luce el uniforme de gran maestre de- las Ordenes militares, con la venera y la banda de la Jarretiera. Doña María Cristina lleva traje de color morado con encajes blancos y sombrero morado también. El ministro de Gracia y Justicia lee Jas capitulaciones, y luego, previa la venia del Rey, llama á la Princesa y después á D. Alfonso. Ambos firmaron valiéndose de Ja pluma regalada por Jos periodistas.