Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 3o DE MAYO DE 1006. PAG. i3. EDICIÓN i. Isabel; de rosa, la infanta doña Eulalia, y su hijo D. Alfonso, de caballero de Calatrava. Estaba de guardia con el Rey el marqués de Vellisca y con la Reina el marqués de Malferit y la marquesa viuda de Arandac La representación de las damas de la Reina y de los grandes de España, era numerosísima y brillante. Los Príncipes y sus séquitos fueron recibídos por el siguiente orden, tocando la banda de Alabarderos el himno del país del Príncipe que se presentaba: Príncipe Alberto de Bélgica. Príncipe Luis Felipe de Portugal. Duque de Genova. Príncipes de Gales. Archiduque Francisco Fernando. Príncipe Alejandro Augusto de Teck. Gran duque Yladimiro de Rusia Príncipes Alberto y Enrique de Prusia. Príncipe Andrés de Grecia. Príncipe Eugenio de Suecia. Príncipe Luis Fernando de Baviera, infanta doña Paz y princesa Pilar, y principe Luis de Monaco. El Rey, después de hacer á cada uno una profunda reverencia, avanzaba para estrechar su mano y darle la bienvenida. Después el Príncipe saludaba á las demás personas Reales y se colocaba á su izquierda, mientras el séquito se reunía con los demás en la Cámara, haciéndoles los honores, por turno, fas infantas doña Isabel y doña Eulalia. La recepción duró cerca de dos horas y llegaron á ella después de empezada, la infanta áoña María Teresa y los infantes D Carlos y D. Fernando, que habían ido á la estación á recibir á los príncipes de Baviera. dera de seda con los colores ingleses y sujeto con una cinta de los colores nacionales. Simultáneamente le entregarán también una artística pluma de oro que sirva para firmar los regios esponsales. Decepción diplomática. Él duque de Almodóvar del Río recibió ayer á las cinco de la tarde, en ei ministerio de Estado, el personal completo de las embajadas y misiones extraordinarias que han llegado á esta corte. príncipes indispuestos. Durante la recepción de Palacio sufrió un ligero vértigo el príncipe Alberto de Prusia, regente de Brunswick, asistiéndole el príncipe de Baviera. La indisposición, por fortuna, careció de importancia. También estaba ayer ligeramente enferma Ja princesa de Hannover, que se hospeda en el palacio de los marqueses de Viana. l pañuelo de la Princesa. Un músico de Arapiles, llamado Isidro García Nájera, se encontró un pañuelo de mano de la princesa Victoria. Inmediatamente lo entregó al jefe del batallón, que! e gratificó con cinco pesetas. Al enterarse S. JW. el Rey, prometió re compensar por su parte al soldado. El pañuelo tiene bordadas la corona Real y las iniciales V. E. MARTES, 2 9 5 T. EL DÍA EN EL PAR O MARTES, 2 J I M 1 legada del Rey. A las diez y media ha llegado Su Majestad el Rey. Desde el momento en que avisaron de Palacio su salida hasta su llegada á este Real Sitio, han transcurrido trece minutos. La Princesa no esperaba al Rey en el balcón porque no la dio tiempo apenas, pues cuando llegó á ella el aviso y se disponía á salir al balcón, el Rey estaba ya aquí. t a princesa Victoria. Presentación de comisiones. A las once y media fue recibida por los La futura Reina de España presenció la ceremonia, guardando el más riguroso incóg- augustos novios la comisión de la Diputación nito y confundida con las damas de la noble- provincial de Madrid, cuyo presidente, en za que desde el camón de la escalera contem- breves frases de salutación, expresó la satisfacción de la provincia y pueblo de Madrid plaban el interesante acto de Corte. Con la princesa Victoria, que vestía de blah- por el futuro emace. Inmediatamente después, fueron recibidas o, con adornos azules y sombrero de igual color, con gasas, estaban Su madre y sus her- las comisiones catalanas de señoras y caballeros, manos los príncipes Alejandro, Leopoldo y que le entregaron la rica diadema encerrada en artístico y valioso estuche, el álbum de arMauricio. De la mano tenia la gentil Princesa al infan- tistas y un Mensaje. te D. Alfonso, heredero de la Corona, al cual Formaban la comisión de señoras las maracariciaba con frecuencia. quesas de Comillas, Marianao, Senmenat y En el mismo grupo estaDan la gran duquesa Casteldelríu, baronesa de Satrústegui y las seMaría de Sajonia y su hija la princesa Beatriz. ñoras de Chaves, Arnau (D. Manuel) López, La asistencia de la futura Reina á la recep- Olivera y Conde, todas elegantísimamente atación fue la nota saliente de la ceremonia, y con viadas y con ricas joyas. su belleza y sencillez cautivó á cuantas personas La de caballeros la componían los marqueses lio la conocían. de Marianao y Casteldelríu, barón de Satrústegui y Sres. Forgas, Fabra (D. Ramón) Esquer, Vidal Rívas, Oller, Forgas y Veira (don C I tocador de la Princesa. S. M la Reina, acompañada de la du- Gustavo) El Sr. Vidal leyó el Mensaje y pronunció quesa de San Carlos, visitó ayer en el ministerio de Marina las habitaciones donde la prin- un elocuente discurso de tonos altamente patrióticos, en el que encomió el amor de Catacesa Victoria ha de vestir el traje nupcial. luña por sus Reyes y el patriotismo de los catalanes. Insistió en que las fuerzas vivas catalaI os grandes de guardia. nas aman á España y á sus Reyes con verdade Mañana, día de la boda, estará tíe guar- ra sinceridad. Hizo resaltar, encomiándola, la dia con S. M el Rey, como grande de Espa- laboriosidad catalana, gracias á Ja cual Cataluña, el conde de Benalúa de las Villas, duque ña es hoy próspera y rica. de San Pedro de Galatino, y con S. M la La princesa Victoria y D Alfonso hojearon Reina, el marqués de Vellisca. el álbum de artistas, examinando una por una las cincuenta acuarelas y dando el Rey detaI os periodistas á la princesa Victoria. lles de cada uno de los artistas, probando aue Los redactores de periódicos que hacen los conocía. la información en El Pardo en estos días, conLos comisionados preguntaron á la princesa cibieron la idea de ofrecer un ramo de flores á Victoria si iría á Cataluña, contestando ésta la princesa Victoria como homenaje de respeto que tendría gran gusto en ello y estaba dispuesy de cariño. ta á ir cuando el Rey lo tuviera á bien. Hicieron llegar á S. M el Rey el deseo que La Princesa habló en inglés, francés y a gutenían, y aceptado por el Monarca y por su nas palabras en español á los comisionados, los augusta prometida el delicado homenaje, los que salieron encantados y satisfechísimos de la periodistas le harán entrega hoy, á las diez de visita, haciendo grandes elogios de la belleza y la mañana, de un ramo de claveles con una ban- bondad de la futura Reina. 1 a función de teatro. A las cuatro llegó Ceferino Palencia c la compañía. Poco después llegó María Tubau en w 5 coche de la Real Casa. Todos se dirigieron á Palacio para ultima 0 los preparativos de la función. He visto el teatro. Es un salón de forml rectangular y mide 20 metros de largo oor 18 de ancho. Los asientos son banquetas corridas sin res paldo, Frente al escenario, y á la altura de una platea, está la tribuna para la familia Real. A los lados de la tribuna, en pequeñas hornacinas, se ven las esculturas de la comedia de la música. Una gran araña con bujías eléctricas iiumú la sala. El pavimento está tapizado de rojo. La función empezará á las nueve y medís; con la comedia Echar la llave, que tiene el siguiente reparto: Luisa, Sra. Tubau; Trancisca, Sra. Costa; Pepe, Sr. Miralles, y Julio, señor Vega. Esta comedia se estrenó en Madrid ev año 1877. Después de- un breve entreacto se repre sentará La Vicaría. El minué que en dicha obrs se baila lo ejecutará al piano el hiio del maestro Bretón. En el entreacto tocará aires nacionales ta orquesta de guitarras y bandurrias que dirige el maestro Mas. pidiendo indulto. Una mujer de pueblo se acercó á la puer ta de Palacio para entregar un Mensaje que dirigía á la princesa Victoria, pidiendo el indulto para su marido, condenado á diez años de prisión por robo; la mujer se llama Soledad Navarro. la Princesa. H imno ánoche, durante la comida, la batid Esta de Arapiles tocará un himno que su director dedica á la Princesa. A udiencias denegadas. Por apremios de tiempo han sido denegadas algunas audiencias en el Palacio de El Pardo. ARTES, 39, 9 n omida y concierto. Durante la comida celebrada á las siett en el Palacio de El Pardo la banda militar interpretó el siguiente programa: 1 Himno á SS. MM. Cetina. 2. La Viejecita, Caballero. 3. A toi, vals, Waldteufel. 4. Fantasía de Cavaílería Rusticana, Ma cagni. 5. Lluvia de diamantes, valses. WaldteufeL 6. Vida militar, paso doble, Erviti. MARTES, 1 0 I O N C n el teatro. -é Próximamente á las nueve y media ocupaba ya sus respectivas localidades el selecto público que asiste á la representación de EcSar la llave y La vicaria. La familia Real y los Príncipes extranjeros penetraron en el teatro por el orden siguiente: