Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. MARTES 29 DE MAYO DE 1006. PAG. 8. EDICIÓN i, a LA PRINCESA VICTORIA EUGENIA SEÑORA: Entrasteis en la vieja tierra castellana, y cielo y suelo se estremecieron de júbilo. Amáis, sois amada y diríase que aportáis al triste corazón de la patria nueva vida, esa vida jubilosa y fecunda de las almas buenas. Muy en breve seréis nuestra Reina, pero empezasteis á reinar en España cuando se supo que os ocupabais y preocupabais de la suerte de los pobres, de los desgraciados, délos infelices... y aquí, Señora, ¡hay tantos que necesitan protección y afecto! En nuestra patria, después de haber hecho zar el bien á manos llenas y volveréis á pensar en los pobres, en los desgraciados, en los infelices que tanto esperan de los corazones sanos y caritativos. Al contemplar el hermoso panorama que desde los balcones de Vuestro Palacio se divisa, atisbaréis, Señora, en la ribera del río, arrodilladas, humildes, trabajadoras y resignadas, á mujeres dignas de mejor suerte. La humilde lavandera y su hijo, amparados por ilustres reinas, constituyen un símbolo viviente de la mujer española, que os hará meditar seguramente acerca de la suerte de la madre y de! niño en nuestra Patria. En la Vuestra son objeto de preferente atención, y gracias á esto pue- Ha decirse que In la CONCURSO DE APUESTAS MUTUAS SUMAS REMITIDAS por nuestros lectores de provincias. Los de Madrid (condición j j 1) na figuran en estas listas. Doña Antonia A larigot D. Joaquín Caldepons C. M H. C. M D. José Caldepons Doña Carolina Lauri Sabina Nirol Margarita Alzueta 6 Ptas i 1 1 1 1 1 2 i lt ¿íiK i 1 Oj. V l J A CARAVANA A U T O M O V I L I S T A E N P A L A C I O S M E L R E Y f LA I N F A N T A DONA EULALIA E N SU A U T O M Ó V I L (X ¡N u R P O R A N D O S E A LA COMITIVA F o t Irjgoyen grandes cosas durante pasados siglos, quedan por emprender magnas empresas de las cuales depende la regeneración de este pueblo que gozoso os aclama. Vais á ser la augusta consorte de un amado Monarca, simpático, joven, intrépido, en el cual ciframos inefables esperanzas. Recorrió Europa sembrando afectos y tuvo el acierto de escogeros como la más bella, como la más digna, como la más buena. Los entusiasmos frenéticos de la masa popular, los rendidos homenajes de los proceres y de los opulentos, el fastuoso boato de la corte, los himnos, los vítores, las flores, nuestro sol ardoroso que abrillantará la espléndida decoración primaveral, cuanto pueda hacer grata y amable la existencia, os será prodigado con inaudita profusión; pero todo nos parece y nos parecerá mezquino para Vos. Y cuando se extingan las luminarias y enmudezcan los bronces, cuando se alejen los lujosos séquitos de príncipes y magnates, cuando en el regio hogar, tranquila, sonriente, amada, empecéis á daros cuenta de lo que es y puede ser Vuestro reino, sentiréis una dulcísima y profunda alegría al pensar que la Providencia os ha concedido (como á las hadas buenas de ¡os cuentos infantiles) el poder de r alí- D Rafael E r r á z q u i n 2 Pta terra ocupa envidiable lugar entre las naciones José Alvarez. 2 cultas y civilizadas. A de Zulueta. 5 No será necesario que se os presenten en D Gustavo Jiménez 5 toda su dolorosa desnudez los males q e nos B Emilio Salar 10 agobian; vuestra perspicacia los adivinará, y Manuel N a v a r r o io habréis de influir de modo poderoso- -así lo Julio Belenguer. 6 esperamos todos- -en que el remedio sea rápi -Francisco Martínez 5 do y eficaz. Antonio C Cathaian 1 Una benéfica Asociación, que preside S. M E d u a r d o Sánchez. 1 el Rey, para celebrar Vuestras Bodas, ideó esDoña Clotilde Lloyd. 2 tampar en un modesto sello Vuestra imagen 2. rodeada del lema: Salus Tnfirmontm. Junto á! a D Manuel García José Rodríguez 5 efigie de Don Alfonso figurará en la correspondencia pública este humilde homenaje de nuesE Várela. 5 tra respetuosa admiración, y acaso por este A Campos 10 medio se logren obtener algunos pequeños reUn Orfeonista 3 cursos que se destinarán á una obra verdr. deraD Manuel Gómez i5 mente regeneradora: la de los Sanatorios marí Federico Ramos 10 timos infantiles. Miguel Fuentes 9 Antonio Rosch 10 Y cuando surquéis de nuevo el mar, acordaos de que á sus orillas se forman generaciones fuertes y sanas, capaces de reconquistarle, como en tiempos pasados, y no olvidéis que POR TELÉGRAFO unos cuantos pequeñuelos piden al Cielo por ádiz, 28, 7 m. En la bahía ha aparecido el Vuestra eterna felicidad. cadáver de un hombre. ¡Dios os bendiga, hermosa Reina y Señora! Supónese que sea el de un marinero inglés desaparecido hace algún tiempo. MANUEL DE TOLOSA LATOIER UN AHOGADO C