Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 29 DE MAYO DE 1906. PAG. 7. EDICIÓN 1. LA CARAVANA AUTOMOVILISTA r i1 í w W que no harían por el príncipe más poaevoso de la tierra. ¡Qué día para Juanita, para Lucila, para Pagés! Hay pocas señoras que se sepan peinar solas, y las doncellas sirven para aviar el pelo, para recogerle en un peinado sencillo; pero el arte supremo y delicado de colocar las joyas, de prender las plumas, de acomodar las diademas heráldicas de modo que no se tambaleen, ese le poseen muy pocas. ¡Mi reino por un caballo! -exclamó en una situación apurada un monarca- ¡Lo que me pidan por una peinadora! -dicen en estos días muchas damas. -Dígale usted á la señora duquesa que si quiere que la peine, tiene que levantarse á las cinco, y que me preste el coche. -A la señora condesa, que á las seis estaré en su casa; pero que no puedo esperar ni un minuto. Esto dicen las buenas peinadoras y son obedecidas puntualmente; pues todo lo soportan con resignación las señoras, menos ir ma! peinadas á las ceremonias. OS AUTOMÓVILES FORMANDO EN i- A CASTELLANA PARA EMPRENDER LA MARCHA HACIA EL PARDO UN DETALLE DE LA FORMACIÓN DE LA CARAVANA UN MADRILEÑO LA PEINADORA 1- 3 ay en estos momentos en Madrid un personaje que, para las señoras que tienen que ocupar privilegiado puesto en Jas festividades de la boda regia, tiene excepcional importancia: la peinadora. Claro es que se trata de las que han llegado á un alto grado de perfección en su oficio, de las que son una especialidad para colocar entre los rizos de las onduladas cabelleras las diademas y las plumas, de las que saben hacer primorosamente Jos peinados para los trajes de Corte y para los tocados de baile. Y como son pocas, están solicitadísimas. La víspera del día de la boda comenzarán á trabajar por la tarde, y habrá algunas señoras que tendrán que pasar la noche sentadas en un sillón y acomodadas con almohadas para no descomponerse el peinado, como hacían sus respetables antepasadas del siglo xvm. Otras, interrumpiendo sus costumbres de comodidad, se levantarán al despuntar el día para recibir á la peinadora, lo EXPEDICIONARIOS DE LA CARAVANA DE AYER ESPERANDO El. MOMENTO DE LA PARTIDA Fots. A B I