Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 21 DE MAYO DE 1906. PAG. u EDICIÓN i. U R R 1 N C H E En el manicomio de Ciem pozuelos ha fallecido el diestro madrileño I a Haya, 20, 8 m. Es. casi seguro que la Jerónimo Gómez Currinche. Hace cuatro años que el pobre Jerónimo segunda Conferencia de la Paz se celebre sufrió una gravísima cogida en Madrid que le en esta ciudad á fines de Mayo de 1907. impidió volver á torear, pues con motivo de aquella lesión se Je exacerbó un padecimiento cerebral que sufría y t hubo necesidad de rePOR TELÉGRAFO cluirle, en el manicomio donde ha fallecido. D e r l í n 20, 1 t. El Kaiser ha ido esta maJerónimo Gómez fue banderillero en las ñaña en automóvil á casa de Bülow, celecuadrillas de Cara- Ancha, Gallo, Quinito y Albrando con el canciller una larga conferencia gabeño, y en Madrid actuó en gran número de y regresando inmediatamente á Postdam. novilladas, siéndola providencia de los toreros en muchas ocasiones. Currinche ha muerto dejando en la miseria más espantosa á su viuda y cuatro hijos pequeñuelos, situación que deben POR TELÉGRAFO tener presente los toreros para socorrer en ¡o róximo encuentro. posible á los seres queridos del desgraciado París, 20, 4 f. Telegrafían desde Oran Jerónimo. al Petit Parisién que un comerciante procedente de Zeluán afirma que el pretendiente dispone de 8.000 hombres en las riberas del MuluPOR TELÉGRAFO V TELEFONO ya y que librará la batalla tan pronto como baje el nivel efe las aguas. En Mar Chica las alenda, 20, 7 t. Con una tarde espléndi da y una buena entrada díó principio la obras de defensa han sido suspendidas y se cree corrida de toros anunciada para esta tarde. tjue no serán reanudadas. El primer bicho, de Parladé, llamado Jlríillero, y negro, toma siete varas por cinco caídas y cuatro caballos. Lagartijo torea cerca y f O R R l D A S U S- La c o r r i d a anunciada sereno para un pinchazo, cuarteando. El dies P E N D I D A para ayer tarde fue sus- tro se descompone, pincha ¡ocho veces! volviendo la cara, y sufre un desarme. Larga mependida á causa de la lluvia. u n cuando no se ha señalado oficialmente dia estocada en el pescuezo, que ahonda Pasel día que se celebrará, es casi seguro que la toret desde la barrera, dobla el toro y Lagarcorrida séptima de abono se verifique el próxi- tijo se gana una bronca colosal. Segundo. Corbatilto, n e g r o Machaquiío mo jueves, día 24, festividad de la Ascensión, estoqueando los seis bichos de Hernández los deja una estocada buenísima después de una espadas Bombita, J (egaterín y Machaquiío, éste brega muy valiente. (Ovación. Tercero. Lechuguino Machaquito, sustituen lugar de Fuentes, pues Antonio torea ese día en Valladolid, donde él sólito matará seis yendo á Lagartijo, que pasó á la enfermería desoués de mMar el primer toro, termina con voros del Saltillo. La Conferencia de la Paz POR JELEGtlArO EL KAISER Y BULOW DE MARRUECOS P la vida de éste de un buen volapié. (Ovación. Cuarto. Chichanilo, negro. Machaquiio, después de un pinchazo en hueso, termina con una estocada buena. (Muchas palmas. Quinto. Vamelero. El maestro suelta media estocada tendida, pincha cuatro veces en lo duro y concluye de un estoconazo. (Aplausos. Sexto. Tapete. Admite cinco lanzazos, da cinco trompis y fenecen tres acémilas. Banderillea Machaquito, poniendo tres buenos pares. Coge la muleta y tras una faena valiente pincha en hueso, media caída y una entera que hace doblar á su adversario. El espada Lagartijo fuá curado en 1 a enfermería, apreciándole los médicos de guardia un puntazo profundo de pronóstico reservado. Después de curado fue conducido á ta fonda en que se hospeda. -Muñoz. (Sevilla, 20, 8 n. En la corrida verificada esta tarde se han lidiado seis novillos de Otaola, que cumplieron bien, á excepción del lidiado en quinto lugar, que fue fogueado por manso. Vito que dó mal en el primer toro, oyendo un aviso, y regular en el cuarto. Antonio Moreno bien en el segundo y mediano en el quinto, y Francisco Martín superior en el tercero y iuy valiente en el sexto. Mir. TOROS EL DÍA DE HOY CULTOS. Santos de hoy: Santos Timoteo, Polio y Eutiquio, diáconos; Políaucto, Vicrorio, Donato, Secundino, Sinesío, Teopompo, Niccstrato, Antioco, Valente, obispo; Segundo, presbítero, y en España, Mancio, mártires, y Hospi cío ó Sospis, confesor 188 BIBLIOTECA DE A B C ÍAMUNCHO I 6 J sonnendose de la suerte de la expedición. La seguridad de que gozaban, el no recibir el agua de la lluvia, la lia ma que bailotea y calienta, la sidra y el aguardiente que. llenan los vasos, dan á aquellos hombres la alegría ruidosa con que se vengan del obligado silencio. Se habla sin medida, con júbilo, y el jefe, encanecido por los años, el que les alberga á todos á esta hora descompasada, les dice que va á dotar á su pueblo de un buen frontón, que está ya hecho el trato y que le costará diez mil francos -Cuéntame ahora tu asunto- -insiste Itchúa, hablándole al oído á Ramuncho. -Ya me figuro lo que quieres hacer. Madalén ¿eh... ¿No es eso? Es un poco difícil, ya lo supondrás... Además que no me gusta ir contraías cosas religiosas, también lo sabes... Sobre que tengo un cargo de cantor y me arriesgo á perderlo... Pero, vamos, ¿cuánto dinero me das si te ayudo á conseguir tú deseo? Ya había previsto Ramuncho que le costaría muy caro ei siniestro auxilio. En efecto, Itchúa era un hombre muy dado á la Iglesia y se necesitaba comprar su conciencia. Muy turbado, con las mejillas rojas, determinaron, después de discutirla, que la cantidad que debía dar el muchacho era 1.000 francos. Sobre que, piensa Ramuncho, si reúno dinero no es más que para recobrar á Madalén, y quedándole algo para ir á las Américas con ella, ¡qué le importaba lo demás... Ya que su secreto es conocido de Itchúa; ya que su acariciado proyecto se elabora en aquel cerebro testarudo y astuto, le parece que sólo falta el paso decisivo para la ejecución; que el plan tiene los tintes de realidad próxima. Con tales sueños, en medio del aspecto lúgubre del sitio, entre aquéllos que como nunca le parecen diferentes á él, se aisló Ramuncho en sus meditaciones, sumiéndose en una inmensa esperanza de amor. Les parecía que estaDan junto á la Nivelle, no lo veían, puesto que no se distinguía nada; pero oíasele correr, y andando un poco se enredaion en largas plantas, flexibles que estorbaban el paso, pero que cedían al de los cuerpos: eran las cañas de la orilla. Y el río la Nivelte, que está en la frontera, fue preciso vadearlo, ir sobre una serie de rocas resbaladizas, saltar de piedra. en piedra, á pesar de la carga que entorpece las piernas Pero antes hicieron un alto en la orilla para reponerse y descansar un poco. Se contaron en voz baja; no faltaba nadie. Dejaron sobre la hierba los cajones, que parecían manchas más claras, poco perceptibles aun para ojos habituados á verlos, mientras que los hombres, en las tinieblas del fondo, de pie, marcaban largas líneas rectas, má- s negras que el horizonte solitario de la llanura. Al pasar por cerca de Ramuncho, Itchúa le dijo ai oído: ¿Cuanao me vas a contar JO que piensas hacer, muchacho? -Luego, a ja vueita... ¡Pierda usted cuidada, Itchúa, que ya se lo contaré... En aquel instante, con el pecho jadeando y sus rauscuios en acción, todas sus facultades queriendo luchar y exasperado por el oficio que tiene, ya no duda Ramuncho; en la exaltación presente de su fuerza y de su acometividad, no conoce ni trabas morales ni escrúpulos. La idea que ha tenido su cómplice Arrakoa de unir á la realización del plan al tenebroso Itchúa, no le asusta nada. ¡Tanto mejor! Así se abandonará á los consejos de este hombre astuto y violento é irá, si es preciso, hasta el asalto y el robo. En aquella noche tan dura, es cuando más aprecia ese recurso á que va á apelar, ya que él puede acercarle á la sola compañía de su existencia, la adorada Ja que no se reemplaza; aquella á quien quiere aun á ríes go de todo... Y, pensando en ella, en medio del languí