Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 21 DE MAYO DE ao 6. PAG. 6. EDICIÓN- i P Y UN BRINDIS or la Prensa anda estos días- tina circular del Ministerio de la Guerra inspirada en aquella ingenua fe en. las palabras que- dictó á los diputados doceañistas un famoso precepto constitucional, según dicen, pues, en honor de la verdad, yo no lo he visto con mis ojos. Meditad, reflexionad- -r- dice la circular, -y si os sentís cansados de cuerpo ó alma, si las fatigas pasadas ó los apuros presentes os quitan fuerzas y ánimo para anhelar ocasiones de mostrar vuestro ardor bélico, vuestra vocación marcial... preparaos á bien morir en la escala activa para pasar á un limbo pasivo, cuya topografía y geografía están todavía en estudio. O dice esto la circular, ó no dice nada. A esta circular ha dado comentario oportu nísimo, cuanto involuntario, el ministro déla Guerra inglés, M r Haldane, contestando á un brindis por the imperial forces en el ban- r quete anual de la Real Academia. Vaya el brindis, casi al pie de la letra: Ha llegado para el Ejército británico el período de despertar del sueño dogmático de tantos años; la guerra del África Meridional ha dado la señal, y desde ella ya han ocurrido grandes cambios. Todo el mundo sabe qué cosas tan distintas son el oficial y el soldado moderno, del oficial y soldado de hace algunos decenios; y por eso todos, hemos concentrado nuestra inteligencia como nunca se había concentrado antes de ¿hora, para dotar de fuerza real y efectiva á la organización militar de este país. Nada se. hace y a ni se volverá á hacer, sin continuidad de plan y de acción, y por mi parte puedo deciros que jamás en mi vida, civil hasta ahora, me he visto empeñado en trabajos tan pacíficos y armónicos como los que me ocupan en el Ministerio de la Guerra. Y amb ¡én nosotros recibimos la señal de tiem pos nuevos un poco, antes que los ingleses; pero la. oímos corno quien oye llover, y eso que á nosotros se nos avisó con bastante tnás rudeza que á ellos. No acabamos de convencernos de que es necesario hacer cuestión nacional, de todos y cada uno de los Gobiernos probables y aun posibles, la cuestión de saber para qué ha de servir nuestro Ejército de mar y tierra, y la cuestión consecuente de buscar una organización que sirva para el fin racional determinado, ínterin eso no se haga- -no basta decirlo LÉRIDA. LA EXPOSICIÓN AGRÍCOLA RECIENTEMENTE INAUGURADA EN AQUELLA CiUDAD Fot. Bl seo una ó dos veces durante el efímero dominio de una situación política, -7- la organización militar española es como un edificio infestado de microbios deprimentes y morbosos. Será tarea difícil eliminar los elementos que por debilidad en su constitución hayan cedido más pronto y más por completo al virus infeccioso; tarea imposible, relímente; pero aun llevada á cabo, resultaría tarea inútil, porque á la larga la morbosidad haría presa en los elementos ir. ás robustos y seleccionados. Hay que sanear toda la casa, y eso no está. al alcance de un simple ministro de la Guerra dejado á sus propias fuerzas. JENARO ALAS en la de el anteriores revistas: mientras no desaparezca doble excesiva, reveladora, de una situación plaza peligrosa, era difícil que continuara alza. Entre el contado y el plazo del Inte- REVISTA FINANCIERA I odos los valores han bajado durante la se mana pasada. Es muy natural y hasta conveniente que, después de un alza grande, haya reaccionado e! mercado: así se consolidarán mejor! as ventajas adquiridas. Ya lo decíamos EXPOSICIÓN DE BELLAS ARTES. G A L E R Í A D E UNA A N D A L U Z A CUADRO DE D a MARCELINA PONCELA DE JARDIEL EL YATE Y 1 CTORY AND Al. BERT EN EL CUAL VIAJA LA REINA ALEJANDRA DE INGLATERRA Fot, Torras rior t había al final de la seniana antepasada sólo ÍO céntimos de diferencia; pero el miércoles volvió á elevarse la doble á 3o céntimos y el sábado costaba 20. En- un título que vale 8 a, ese report para diez días, que es lo que falta para que termine el mes, significa un interés anual de 8,77 por 100, más del doble délo que produce el Interior al rentista. l a plaza sigue demasiado cargada; no es otro el motivo de la baja. El Interior pierde 60 cén-