Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SI AÑO CUATRO. NUM, 487. CRÓMICA UN 1 VER SAL ILUSTRADA. SéMADRID, 14 DE MAYO DE 1906. NÚMERO SUEL TO, 5 CÉNTIMOS 11 He tropezado con un magnífico colaborador: el mayor inglés G. F Macmunn, autor de una de las Memorias premiadas en el concurso abierto por la J (cyal United Service Instituhon y autorizado por el ministerio de la Guerra. Empieza la Memoria con esta pregunta: ¿For whaí do we actually require our forces? ¿Para qué necesitamos realmente nuestras fuerzas? A la racional pregunta (que en España nadie ha hecho desde el Gobierno, y muy pocos desde fuera de él) contesta el laureado escritor así: Durante muchas generaciones jamás se ha planteado siquiera este problema; y solamente ahora, que se ha reconocido que es función del Gobierno estudiar atentamente las cuestiones de política militar, terrestre y naval, se ha dado un paso decisivo y acertado creando el Consejo de la defensa nacional, el cual, ayudado por los Estados Mayores Centrales, ha dado por boca de su presidente, Mr. Balfour, en Mayo de 1905, la primera respuesta autorizada á la pregunta hecha. Sigue después mi involuntario colaborador explicando cómo es imposible é insensato, aun en país tan rico y poderoso como Inglaterra, querer resolver el problema abstracto de tener el raejor ejército ideable; pues no hay tal ejército, sino un ejército que se adapte con toda la perfección asequible á las necesidades y posibilidades del Estado, que ha de crearlo, sos tenerlo y emplearlo; y la tarea de señalar esas posibilidades y necesidades está fuera del alcance de toda entidad que no sea una completa, aunque sobria representación del Gobierno de la Nación. lomada muy movida fue la de ayer. almazarrón de nuestras calles! En Palacio, banquete á Dinamarca, J Hasta de las alturas vino el movimiento en forma de huracán, que al ano- representada y debut en la Comedia de checer nos brindó una tempestad, la pri- la troupe Galipaux. Este gustó mucho; la mera de la temporada, si no contamos compañía, no. Lo de siempre; vienen del lado de allá del Bidasoa, algunas estrepor el sistema Niembro. Por la mañana hubo mitin escolar, llas, pero sin rabo, ó con rabo pour VEs poco concurrido, en la Zarzuela. En él pagne et te Maroc. AEMECE actuó de director el activo D. Francisco Moliner. Se nombró una comisión más. A mediodia, almuerzo ofrecido por la CONCURSO Diputación provincial de Madrid á sus DE PIROPOS hermanas de España. Asistieron algunos 17. iOIé los pies Mquititos q u e p i s a n ministros y prohombres políticos; hubo derroche de fraternidad, elocuencia y siete veces en u n m i s m o l a d r i l l o! 18. buen humor. Amenizó la fiesta la banda e m p l eS e r r! a n a ¡qué dolores m á s b i e n aos del Hospicio. ¡Del Hospicio en una p 19. (A la madre de una joven muy bonita) ¡Qnia mida dada por la Diputación! ¡Sabe Dios Dios c a s t i g a r l a á sté ¿asiéndola jui qué dirían las notas que salían de 1o s ins- s u e g r a m a n q u e nios apáñenlos! 30. Contare, ¿me q u i u s t é p r e s t a su trumentos! -di ñan Poco después desfile por las calles de c a rea npoa m e m a t o m a ná? e m p e ñ a u n a cosa qu la a la corte de carrozas Reales conduciendo á Palacio la misión extraordinaria, y esto NOTAS DE SPORT siempre es un espectáculo nuevo para los muchos Isidros que nos honran con su J A R R E R A S DE Mucha más gente de la v CABALLOS que p o r la tarde se visita. creía que fuera concurrió ayer tarde al HipóA las cuatro solemne entrada en Ma- dromo. Con un tiempo bastante desapacible, drid del nuevo obispo, acto que tuvo nu- pues el viento soplaba de firme, comenzó la merosísimo y piadoso cortejo. primera de las reuniones de primavera La corrida de toros, deslucida por el Primera carrera. De venta. Premio, J 000 venticeíío que corría, por el ganado, que pesetas. Distancia, 1.5oo metros. también corría que se las pelaba, por el Corrieron Celimbre 11, de Castel; Esíitlac, personal del ruedo y hasta por el del sz- f de Mejorada, y Gunther, de Attias. Ganó el nado, que estaba de un humor de todos primero, pagándose las apuestas á 17, So pesetas por duro. Tiempo empleado, un minuto los diablos. treinta y siete segundos. Respecta a la cuestión técnica, dice el MaLas carreras de caballos también desSegunda. Criferium. Premio, 2.5oo pesetas. yor Macmunn que hoy día es imposible que animadas, porque sólo los jinetes y sus Distancia, 2.000 metros. ningún individuo, ni por estudio ni por expecaballos podían sentir calor confortable De los seis caballos inscriptos se retiraron riencia personal, pueda dominar el conjunto en una tarde de hermoso Mayo como Autelín, Limón y Concha, corriendo Alencon, de una organización militar completa, viable, y la de ayer. Hubo un accidente aparatoso, de Fournas, Coquele, de Mejorada y Alie de adaptada á la labor que ha de realizar, y que por eso no son los ministros de Guerra y Mapara dar la razón á los que, defendiendo Garvey. rina los que han de proyectar organizaciones, Fue muy disputada esta carrera por Alie y la fiesta taurina, alegan que no es menos sino los Estados Mayores Centrales, ó sea lo cruel la hípica; pero, afortunadamente, Coquele, ganando por media cabeza de caballo que los ingleses llaman the brain of the Army, la desgracia no fue tan grave como apa- el primero y cobrando los que por él jugaron y que y o llamo el lóbulo estratégico del cerebro á 9,5o pesetas por duro. rentó. militar del Estado. Tiempo, dos minutos quince segundos. Por la mañana las carreras fueron de Tercera. Gran premio de Madrid. 5.25o pe quí dejo al inglés (que he tomado por no peatones, organizadas por el Heraldo y setas. encontrar colaborador español ni con un presenciadas por mucho público, entre el Distancia, 2.5oo metros. candil) y me hago cargo de una noticia que ha Retirados Alarum y Amaring, de la cuadra corrido estos días desde el Heraldo hasta los pe- cual no faltaría algún improvisador de chistes anticlericales, al ver correr hacta de S. M. corrieron Et vizconde, de Vicens; riódicos llamados militares. Dijo el primero, y Chamartín y volver más de prisa aún á T (pyal- Gilf, de Domecq, Alaberry y Gong de creo que con motivo, que el Estado Mayor CenPineda. tral nuestro había llamado la atención del ministanta gente joven. Despistado tro de la Guerra sobre la necesidad legal que éste Desgracias también las hubo; en las dad el premio Jtiaoerry, gano con suma faciliJtyyat- Gilf. tenía de consultar á aquél en todo lo que sea Ventas una, de la que fue víctima un niño, Las apuestas á 14,50. Tiempo, dos minutos reforma orgánica. No creo que hoy por hoy muerto por imprudencia suya de jugar cincuenta segundos. la cosa esté muy clara, y habría argumentos en un improvisado columpio, y otra en Los caballos de Pineda, pertenecientes á para sostener tal necesidad y para combatirla. Vicálvaro cuya noticia, sabida anoche S. M el Rey, mejor preparados de lo que Pero lo esencial es que ni el ministro, ni el en Madrid, produjo consternación, por están harían mucho más juego del que esto Estado Mayor Central, ni nadie en España, tarde han hecho. constituir una catástrofe. sabe cuál es la política internacional que debe Cuarta. Militar. Premio, 5 00 pesetas. adoptarse; y no sabiendo esto, es decir, no La murmuración echó carne á las fieras habiendo contestación autorizada á la preguncon motivo de haber registrado la policía Distancia, 1.000 metros. Cuatro caballos corrieron, los ta a ¿para qaé necesitamos realmente nuestras el hotel de los príncipes de Wrede, en Especiante, que figuraban inscriptos, ganando que lo montaba D. Juan Cubatofueizas? se disputan ministro y Estado Macumplimiento de un exhorto de la justi- ret, á Humareda, favorito. yor Central la solución de un problema imposicia de Berlín y ser ese un asunto que Quizá influyera en algo el haber dejado h hte c insensato, según tni colaborador inglés. tanto ha dado que hablar en Madrid. cuerda este precisamente al tomar la última JENARO ALAS Por la noche, el diluvio universal so- vuelta. Madrid, ¡ahora que iba CONSEJO ELNACIONAL. DE LA DEFENSA MADRID AL DÍA bredeslumbrador adorno con á comenzar el percalina y COMENTARIOS A