Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. SÁBADO 12 DE MAYO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN 1, vas... Otra vez calificaba de investigador formidable, con adjetivo encomiástico y entonación irónica, á un publicista tan fecundo como poco leído... Otra, parodiando el dicho de una condesa á quien él trató mucho en sus mocedades, ponía en duda la respetabilidad de un viejo político: ¡Calcule usted, observaba, la respetabilidad que tendría José María á sus ios! Pero entre las ingeniosidades de Cánovas, ninguna tan celebrada y Veída en la Academia como el discurso entero que pronunció en la sesión celebrada como homenaje á doña Concepción Arenal. D Antonio, quizá por haberle gustado mucho las mujeres de veras, no era feminista. Admiraba á la ilustre autora del Visitador del preso; pero no podía sustraerse á la idea de que aquel cerebro admirable se había aposentado en un cráneo de mujer, y su entusiasmo por la pensadora no podía sobreponerse al desagrado que le causaba la mujer sabia. Le encargamos un panegírico; á poco más resulta una diatriba. Evocando impresiones de su juventud, nos pintaba el aspecto que presentaba la abundosa escritora cuando, vesti da de hombre, concurría á las veladas del café del Iris. Si ella hubiera podido contemplarse á sí misma, decía, habría comprendido que los sexos acusan exigencias ineludibles que es inútil pretender anular. Respecto á si las mujeres tienen ó no más s. so que los hombres, D. Antonio no se daba por vencido: Lo que sí es evidente, observaba, es que ios hombres pierden á su lado el DOCO Ó mucho seso que tienen. Y cuando entró á estudiar la obra de la insigne pensadora, su crítica fue una sátira; Doña Concepción Arenal era demasiado severa en sus juicios afirmaba. En uno de sus libros sostiene que el casarse pronto una mujer viuda es nada menos que deshonestidad. Esto unos lo hubieran llamado inconsideración, otros lo hubieran censurado como demostración de la falta de amor hacia el primer marido, pero ¿deshonestidad, señores? ¿Deshonestidad la de quien se precipita al legítimo matrimonio... Y así siempre. En ocasiones solemnes, desde la silla presidencial fulguraron, como no podía menos de ser, las esplendorosas llamaradas de su genio, y le oímos embelesados desenvolver los grandes problemas del derecho y de la gobernación del Estado. Pero, cuando apenas abandonado el sitial, se desceñía la toga, desaparecía el tribuno y no quedaba más que el afable causeur, en quien sólo se traslucía el orgullo por ia visible satisfacción que le causaba nuestra respetuosa atención... Pocos años después, quien esto escribe, secretario á la sazón de la Academia, recibía de D. Antonio Maura, que la presidía, el siguiente telegrama, expedido desde un balneario donde atendía á su salud: Espero miembros Junta gobierno residentes Madrid acordarán según altísimos merecimientos finado y magnitud de duelo nacional, sistencia corporación á honras fúnebres civiles f religiosas. -Maura. Y ¿cómo no? El pistoletazo de Santa Agueia había repercutido en el mundo entero. La Academia concurrió en cuerpo al entierro, y- uando casi al cerrar la noche recibían cristiaia sepultura los restos del hombre preclaro entre salvas y descargas de fusilería, no faltó quien en el cementerio mismo recordara aquella hermosa disertación suya con que inauguró las labores de la Academia, en la que con autoprofético acento pedía ejemplar castigo para ios inductores de! anarquismo, considerándolos aún más culpables que Jos propios autores de los crímenes. En efecto, Angiolillo y Cánovas VS estaban enterrados. El inductor que mató á los cto 5 ui vez siga hoy paseando su impunidad bajo la cubierta de un libro rojo donde palpite la excitación al crimen disfrazada de especulación científica oara reformar la sociedad F. DE LLANOS Y TORRIGL 1 A Seguirá la segunda, en donde se. situarán las damas de S. At. la Reina. La tercera tribuna estará ocupada por las Comisiones de los Cuerpos colegisladores La cuarta, por los presidentes, decanos y Comisiones de los Cuerpos y Tribunales del reino. La quinta, por las Comisiones de la Diputación de la grandeza de España, de las Ordenes civiles y militares y del Cuerpo colegiado de hijosdalgo de Madrid. La sexta, por las servidumbres que en aquel día presten su asistencia á todas las Reales personas. Enfrente de estas tribunas, empezando por la izquierda del sitio destinado al nuncio de Su Santidad, se instalarán nueve más, que ocuparán: la primera, los ministros de la Corona; la segunda, el Cuerpo diplomático extranjero residente en Madrid; la tercera, los capitanes generales del Ejército, almirante de la Armada y caballeros del Toisón; la cuarta, los directores generales de las Armas de Estado Mayor, Infantería, Caballería, Ingenieros, Guardia civil, Carabineros, Inválidos, Administración militar y Sanidad militar; Ja quinta, el presidente de la Audiencia, el alcalde y dos concejales y eí presidente y un diputado provincial; la sexta, tres gentiles hombres de casa y boca y las damas ai servicio de S S AA. laa infantas doña María Teresa, doña Isabel, don Paz y doña Eulalia; la séptima, los jefes loca les de- Palacio, y la octava y novena, los co rresponsales extranjeros y oerio distas españoles. Cuatro reyes de armas, con dalmáticas, ocuparán los cuatro extremos del solio, y cuatro maceros de las Reales Caballerizas se colocarán en la puerta del templo. Del orden, colocación y distribución del personal invitado á la ceremonia nupcial se encargarán cuatro mayordomos de semana. DE PALACIO Ayer cumplimentaron á S. M el Rey los generales Weyler y Hediger, entre otras muchas personas. Por la mañana paseó D Alfonso á caballo por la Casa de Campo. Por la tarde visitó con toda la Real familia el Concurso hípico. Los infantes doña María Teresa y D. Fernando han remitido una cantidad en dinero al capellán de la iglesia de la Paloma, para que la distribuya entre los pobres que anteayer entregaron memoriales á S S AA. en la visita que hicieron á dicha capilla. Ha sido nombrado caballerizo de campo de S. M e) Revel Sr. Dorado. Hoy, á las once y media, irá á Palacio la misión dinamarquesa encargada de participar á S. M el advenimiento al trono del rey Christian Federico. El infante D Fernando, que estuvo ayer á mediodía en Alcalá de Henares, fue á su regreso á la Capitanía genera) donde permaneció cerca de una hora. Ayer se repartieron las primeras invitaciones relacionadas con la boda regia. Trátase de las en que se participa á los grandes de España que pueden tomar parte con sus carrozas en el cortejo regio. LA BODA DEL REY I a iglesia de San Jerónimo. Las obras que están realizando en la iglesia donde se ha de celebrar la boda regia p l gobernador de Vizcaya ha dirigido a? tocan á su término. presidente del Consejo un telegrama, Las inmediaciones, frontispicio y escalinata transmitiéndole losacuerdosde la Liga Vizcaíse adornarán con plantas, gallardetes, banderas na, que son los siguientes: y escudos de Inglaterra y España. i. Que en el Arancel definitivo se conEl atrio, entrada y pórtico se cubrirán con serve la tendencia de fomentar el desarrollo tapices antiguos. de! trabajo nacional. En el patio rendirá los honores á Sus Ma 2. Que el Arancel se ponga en vigor con jestades la segunda compañía del Real Cuerpo las modificaciones que en beneficio de la prode Guardias Alabarderos, con su música á la ducción nacional convenga introducir indefeccabeza. tiblemente desde i. de Julio, en atención á Dentro del templo, á la entrada y debajo que el estado de íncertidumbre y de interinidel coro, á derecha é izquierda, se instalarán dad en que viven las fuerzas productoras del dos tribunas para el público. país se hace insoportable y acarrea gravísimos En el presbiterio estará el cardenal primado perjuicios Sr. Sancha y los obispos que concurran á la 5. Que no sufran alteración aquellas parsolemnidad, que serán en gran número, según tidas del Arancel que no han motivado reclatenemos entendido. mación. Junto al presbiterio, á la derecha, se verá 4. Que no se negocie ningún tratado dt el solio con dos sillones y almohadones de comercio hasta después de publicado el Aranseda blanca bordada de oro y sedas de colores, cel. destinado para S S M M y á la izquierda Solicitan también qun no se permita la ingeocho sillones dorados y forrados de terciopelo rencia extranjera para la confección del Arancarmesí con galones de oro para las demás cel y protestan de la petición de las admisionei personas Reales. temporales de hoja de lata. Detrás habrá banquetas oara la alta serviEl Sr. Moret ha contestado lo siguiente: dumbre y Cuarto militar. Madrid, 1 1. -Presidente del Consejo á ge A derecha é izquierda del templo estarán en bernador Vizcaya: bancos los gentileshombres y grandes de Es Recibido su telegrama comunicándome paña. acuerdos adoptados por La Liga Vizcaína, en A más de estos bancos habrá quince tribu- cargo á V. S. manifieste al Sr. Echevarría que nas, distribuidas y señaladas con letras, en esta todas sus observaciones serán examinadas atenforma: tamente por el Gobierno; que votada la ley pot Empezando por la derecha de SS. M M es- el Parlamento, á ella ha de ajustarse el Gobiertará la primera, que ocuparán los Príncipes, no; que éste, como representante de todo el embajadores y enviados extraordinarios con país y obligado, por consiguiente, á considesus señoras y el personal de las misiones res- rar por igual todos los intereses, ha de tener en cuenta los de la exportación, que reclaman pectivas. LA LIGA VIZCAÍNA Y EL GOBIERNO