Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C YIERNE 3 n DE MAYO DE 1906- PAG. g. EDICIÓN 1. nuevas: la de concha, la de los tableros dorados, la de caoba, y, sobre todo, la regia, la de la Corona sobre los dos mundos en que dominó España. Como vistoso, lo será en alto grado el regio cortejo; y como desde San Jerónimo, subiendo por la calle de Alfonso XI 1 y bajando desde la Puerta de Alcalá hasta Palacio, tiene que recorrer un gran trayecto, tendrá ocasión de lucirse la comitiva, y los Grandes de España darán por bien empleados los miles de pesetas que han gastado en restaurar sus carrozas ó en hacerlas construir nuevas. Y como as carrozas requieren buenos y poderosos troncos para arrastiarias y personal de mozos gallardos para lucir la librea, es mucha la animación que se nota estos días en las casas aristocráticas. Los que no tienen cochero de bastante majestuoso porte, le sustituyen por otro de más prosopopeya, pues si para un coche de diario se puede ser tolerante, no se concibe en un pescante de gala y bajo un sombrero de tres candiles un auriga chiquitín y delgadito, como no se concibe un lacayo con malas pantorrillas para las medias de la librea. Los cocheros y los lacayos de buena figura se dan estos días, como es natural, nucha importancia. La estética entra por mucho en las cuestiones de gala, y á las carrozas y otras cuestiones de lujo es á las que se puede aplicar más exactamente el precepto del maestro en el arte de tocar castañuelas: O tocarlas bien, ó no tocarlas. UN MADRILEÑO tos gratis. Pero aquí es donde precisamente el abuso comienza. El alimento puede considerarse muchas veces como un remedio. ¿A cuántos grados deja de ser veneno un licor y se convierte en cordial? SUMAS T por nuestros lectores de Eso es lo que se trata de averiguar, i os dipu 1 provincias. Los de Madrid (condición j. no tados, amenazados de anemia por los excesos figuran en estas listas. de su ruda labor en favor del bien público, han creído conveniente recetarse para restableD Teodosio M u ñ o z J Ptas. cer sus fuerzas una buena remesa de venerable Emilio Fernández C i d 5 y excelente cognac, que el Estado debe pagar. A. N 1 Pero acordándose también de que un diputado S. N Z 1 tiene siempre necesidad de hablar, y que la paD. Juan de Dios Martínez 2 labra que emite una boca desdentada tiene un Aramasa 2 timbre viscoso, poco enérgico y hasta propenD. L. M E 2 so á equívocos, y por consiguiente, inútil para D. J. Caris 2 los intereses del país, los parlamentarios noD. L. M B 2 ruegos decidieron adornar sus encías con exJ. D 1 celentes molares por cuenta del Tesoio. Y esos F. M. V 1 accesorios, considerados por el Gobierno como Terpecap 3 necesarios á ia salud de la patria, fueron á figurar en el presupuesto de la defensa nacional... Tales son los hechos que AS DENTADURAS POSTI- ciar el Aden Posten, periódico acaba de denunde CnsZAS DE LOS DIPUTADOS tianía. ¡Admnemos, pues, la liberal poderosa vistj NORUEGOS. y perspicaz de ese diario, que ha logrado descubrir en las profundidades de las bocas parlaEntre las gentes sencillas produce dolorosa impresión que en un joven Estado como No- mentarias unas dentaduras concusionarias! Y el ruega germinen ya atrevidas ideas reforma- periódico noruego declara altamente que d país no produce bastante avena para alimentar doras. Allí, como en el resto de Europa, los perió- todas esas dentaduras artificiales dicos, asociándose á la virtud, empiezan á dar cDe no suprimirse el abuso- -termina dilos signos evidentes que caracterizan á los pue- ciendo indignado el diario, -estamos dispuesblos libres. Y en este momento, una terrible tos á dar los nombres de esos señores oseódenuncia pesa sobre los diputados noruegos. fagos. Los miembros del Storting reciben por vía Y en vano el ministro de Hacienda noruego de dietas 1 2 coronas diarias. Algo así como trata de atenuar la gravedad de los hechos; la 18 pesetas. La vida en Noruega no es cara; las opinión pública reclama inmediata satisfacción. costumbres son sencillas y las propinas no se ¿Qué hacer para atajar las consecuencias del prodigan. En fin, con ¡3 peseteas se puede conflicto? ir viviendo. II i periódico propone que todas esas dentaAdemás, los diputados, en caso de énterme- duras postiza- se devuelvan al Gobierno y que dad tienen asistenta acu tativa y medicamen- éste Us íeparta, a medida que vavan haciendo CONCURSO DE APUESTAS MUTUAS L KiiiNAS DE LA CASíi CONSISTORIAL E SAN FRANCÍSCO ll CALlhORNIA. OBSTRUIDA POR LL i cRREMOTo Fots C. Mbi v. l) fl