Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LÉASE -LÉASE LÉASE CONCURSO DE APUESTAS MUTUAS diente al miércoles 3o de Mayo se publicará una relación completa y detallada de las canTUAS análogo á Jas que se cruzan en totidades apostadas por cada uno de los cabadas las Carreras de cobaltos que se celebran llos que toman parte en este Concurso. en España, y que habrá de regirse por las 5. a Del total de la suma recaudada se siguientes condiciones: deducirá el 6 por 100, que corresponde al i a Queda organizada por eJ periódico Tesoro público en concepto de contribuA B C una carrera en ia que tomarán parte ción, y la cantidad íntegra que reste se diDIEZ caballos designados con los númevidirá á prorrateo entre los que hubieren ros i, 2, 3, 4, 5, 6, j 8, 9 y o. apostado por el caballo ganancioso. La Ada 2. Ganará la carrera el caballo CUYO ministración de A B C no se reservará NUMERO SEA IGUAL AL DE LA cantidad alguna, sino que, por el contraTERMINACIÓN DEL PREMIO MArio, abonará los numerosos gastos que exiYOR DE LA LOTERÍA NACIONAL ge la realización de este Concurso. que se celebrará el día 31 del presente mes 6. -Las apuestas habrán de extenderse de Mayo. Es decir que sí el citado premio en el boletín que se publica en una de las mayor terminase en 4, ganará el caballo depáginas de anuncios de este número, y cusignado con el número 4; si en 2, el cayos DOS talones deberá llenar el interesaballo designado con el número 2, y así sudo con la misma letra muy clara y sin encesivamente. mienda ni raspadura. a 3. Cada lector de A B C podrá aposj. Los lectores de A B C en Madrid tar por uno ó por varios caballos y desde entregarán el importe de sus apuestas hasta una á 15 pesetas sin fracciones de cénel día 29 del actual mes de Mayo, á las timos. seis de la tarde, en nuestra Administración, Serrano, 55, en donde les será entregado 4. a En el número de A B C corresponlos lectores Entre n concurso de A B C queda tibierto de APUESTAS MUel oportuno recibo. Los lectores de A B C en provincias deberán enviar los dos boletines acompañados del importe de sus apuestas, en libranzas de la Prensa ó del Giro Mutuo, sobres monederos ó cualquier otro documento de fácil cobro, con excepción de toda clase de sellos de correos, hasta el día 29 del actual mes de. Mayo, quedando á disposición de sus remitentes y sin entrar en concurso las cantidades que se nos envíen después de esa fecha. 8. a Frecuentemente se p u b l i c a r á en A B C, en la sección titulada Concutso de apuestas mutuas, la relación detallada de las cantidades recibidas de provincias, indicando el nombre ó seudónimo que desee emplear el remitente y la cantidad que envía, pero sin indicar el número del caballo en cuyo favor se hace la apuesta. La publicación de estas listas servirá de resguardo á los interesados, quedando suprimida toda otra forma de recibo. En la citada sección se contestará á todas las consultas que se nos hagan sobre este Concurso. SE VENDEN TÉMENOS En la villa de Rentería (Guipúzcoa) contiguos á la estación del ferrocarril, y en inmejorables condiciones para la construcción de fabricas ó easas para obreros. Facilitara toda clase de detalles el abosado O. flamen Soraluce, San Marcial, 33, SAKT SEBASTIAN. LA MAS SURTIDA CALZADO DE J. UJ 1, la de moda en Macula oorsas vanados modelos precios económicos. No co aurar calzadc iman- tes sitarla Esta casa es O para encuadernar la novela R. 4 MUNCH 9. CaMíraJíSrasíaiídup. Frente al Colegio del Sagrase Corazón Gu jesús VALÍ NÚM. 73 176 J I B L I O T E C A DE A B C RAMUNCHO -73 ¿Y á quien pedir consejo, cuando no se tiene naaie en el mundo para solicitarlo? En el fondo del hogar, debajo de la amplia chimenea, encendió la lumbre como otras noches; después fue á buscar al piso de arriba la caja que tanto le inquietaba; la puso encima de una mesa, cerca del fuego, al lado de la lámpara, y se sentó para reflexionar todavía. Frente á los papeles casi sagrados, casi prohibidos, que iba á tocar y que sofo la muerte pudo poner en sus manos, tenía la roja en Jas mejillas; se alargaron, aguzándose, las narices de la paciente; agotábase en el baño copioso de sudor y su pulso latía apenas. Ramuncho no tenía ya mas pensamiento que su madre; hasta la imagen de Madalén dejaba de visitarle en estos fúnebres días. Se moría, se moría la madre amada, muda y como indiferente, no preguntando nada, sin quejarse nunca... Una vez, sin embargo, una noche, llamó á su hijo de repente, con pobre voz de angustia, para echarle ios brazos al cuello y atraerle hacia sí, apoyando en su cara la querida cabeza. Y en este minuto, Ramuncho vio pasar ante sus ojos la grande y espantosa Muerte, la de la carne que se siente acabay, la de los hombres y Ja de ¡as bestias, la horrible y la misma para todos... Creyente... no lo era en grado samo Francisca; practicaba el culto más bien como tantas otras mujeres que ella conocía; era timorata frente á los dogmas; la observancia de los deberes cristianos y los ejercicios religiosos, pero carecía de una concepción clara del más ailá, de la luminosa esperanza... El cielo, las venturas que siguen á ¡ávida... Sí, tal vez... Pero lo que era seguro é inexorable, es que nunca su rostro comido por la tierra se apoyaría de una manera real en el de Ramuncho, y entonces, en la duda de tener un alma que volase al cielo, sintiendo e ¡horror y la miseria de reducirse á la nada, de ser únicamente polvo, quería ansiosa los besos d -aquel hijo, y se agarraba á él como se agarran á la tabla de salvación los náufragos que se revuelven en las aguas negras y profundas... El comprendió muy bien lo que decir querían aquellos ojos agonizantes. Y la tierna piedad que había sentido al ver las arrugas y los blancos cabellos de su madre, se desbordó de su corazón, joven aún, como ola rugiente. ¡Los abrazos desolados y apretadísimos que dio á su madre,