Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5! AÑO CUATRO NUM, 483, CRÓNICA UN 1 YERSAL ILUSTRADA. A I I II I I fEMADRID, fo DE MAYO DE 1906, NÚMERO EXTRA, 10 CÉNTIMOS) Los obreros panaderos celebraron un mitin para tratar de la línea de conducta que deben seguir en estos momentos en que se habla de trusis de patronos y de supresión de repartidores. Menos mal si no para todo en que sube el pan. Día de desgracias lo fue: dos obreros medio abrasados por la explosión de un tubo de gas en la calle de la Alameda; un hombre atropellado por una bicicleta en las Ventas; una mujer víctima del tranvía, pero antes que del tranvía, del vino, en la ronda de Valencia; y otra mujer arrollada en la calle de Alcalá por el tan acreditado automóvil á gran velocidad, contra el cual no hay poder humano ni divino decididamente y ad majorem Dei ghriam. Por la noche no hubo más novedades teatrales que el beneficio de Tina di Lorenzo, con el teatro lleno de gente y el escenario de flores. En Vuoco al convento, la bella y prodigiosa artista cautivó, subyugó en tal grado al público, que con ser éste en su mayor parte aristocrático, piadoso, probablemente ultraconservador, desfiló del teatro exclamando, como si se tratase de un complot de ácratas terroríficos: ¡Tuoco al convento! ¡Vuoco al convento! AEMECE Tribunal ac Otustrow en numerosos cajones y cestos de gran peso. Las autoridades han dictado mandato de arresto contra los tres inculpados, y, según algunos telegramas, auto de prisión. El criado está acusado de chantage. El suceso es objeto de muchos comentarios por parte de la Prensa alemana y francesa, que. para explicarlo, han hecho circular multitud de versiones. Suponen unos que el Príncipe h i sido víctima del intermediario de una banda de ladrones, que le ha vendido en globo gran cantidad de objetos robados. Otros creen que se trata de una venganza, y que los objetos han sido colocados en el castillo para comprometer al Príncipe. Algunos diarios opinan que por estar poco habitado el castillo y por lo alejado de las habitaciones en que han aparecido las cosas, puede muy bien una banda de ladrones haber instalado allí su guarida. No faltan algunos, los menos, que acusan de kleptómanos á los Príncipes, á pesar de la dificultad enorme que representa el sacar de los hoteles las grandes piezas halladas; y, por fin, la opinión más generalizada es que se trata de un chantage, pues, según parece, el criado detenido pidió al Príncipe con amenazas 100.000 francos, diciéndole que si no se los daba le envolvería en un deshonroso proceso. La dama de compañía de la Princesa, señora de unos sesenta años de edad, que hace treinta y seis está al servicio de la Princesa, y reside actualmente en Madrid, dice que estaba perfectamente enterada del asunto, que no es sino un chantage, del cual culpa á un criado que estuvo en la casa por espacio de un año y escribió una carta al Príncipe pidiéndole 5o.ooo francos ó amenazándole con un grave escándalo. El Príncipe no hizo caso del asunto, hasta que los periódicos de París le dieron hace dos días noticias de lo que pasaba, é inmediatamente salió para la capital francesa, en donde continúa. Supone la dama de compañía que no tardará en volver, dejando aclarado el embrollo. Los autos de prisión cree que serán inmediatamente revocados y que ni ella ni los Príncipes tienen nada que temer de la justicia. Por último, ha dicho que, en efecto, habré. en Bassedow gran cantidad de plata, toda, naturalmente, de legítima procedencia, como el Príncipe demostrará, no explicándose por qué motivo hayan podido presentar denuncias los dueños de los hoteles. Tal es, extractado, fo más interesante que en su información sobre tan delicado asunto dice nuestro colega. -Todas estas noticias parecen comprobar qut se trata de un chantage hábilmente preparado. MADRID AL DÍA p l cielo ha vuelto á poner á Madrid en remojo. La lluvia fue casi constante todo el día de ayer, y manifestó su persistencia á molestar. No hay para qué decir que el asunto del día sigue siendo- pbr el momento y por los momentos sucesivos la organización de los festejos Reales. Entre la multitud de cosas fantásticas que se están ideando en la, plaza de la Villa, alguna había de haber buena. Ayer salió á luz. Consiste en inaugurar la barriada de casas destinadas á las clases modestas, la cual barriada llevará el nombre de la futura Reina Victoria Eugenia y estará situada en la planicie que existe entre la Moncloa y los Cuatro Caminos. La idea es buena y ha sido acogida con aplauso. La gente está deseando ocasiones de batir palmas; lo que tiene es que ¿son aquéllas tan escasasl La política sigue disfrutando de calima paradisíaca. Si no fuese porque de vez en cuando- -ayer una de ellas- -se reúnen en Consejo los ministros y porque El Siglo publica algún artículo de política trascendental, que muchos periódicos anuncian y ninguno reproduce, nos creeríamos en plena Arcadia. En la Audiencia compareció un anarquista de los que pretenden volcar el mundo con la pluma como palanca de Arquímedes, y el Jurado tuvo con él piadosa benevolencia; pero el Tribunal de derecho acordó la revisión para dar á otro Jurado el gusto de coincidir con el de ayer. En Palacio presentó sus credenciales el nuevo representante de Chile, que además viene como enviado de su país á las fiestas Reales. Madrid ve con sumo agrado la llegada de la gente que viene á la boda. Mayo se presenta espléndido para la villa. La irrupción de Isidros es ya palpable, y las fiestas del santo parrono, que no son fiestas ni Cristo que lo fundó, se empalmarán con las de la boda. Por si fuera poco, han empezado á llegar comisiones de las Diputaciones provinciales para conferenciar desde hoy con el ministro de Fomento sobre la construcción de caminos. De desear es que su viaje tenga resultados prácticos para sus provincias respectivas, como desde luego los tiene para las fondas, teatros, cafés, etc. de Madrid. Las comisiones de labradores castellanos estuvieron en Palacio y entregaron al Rey el álbum de las 14.000 firmas. Salieron muy contentos de la regia mansión como ya habían salido de las visitas al presidente del Consejo y al ministro de Fomento. Es lo que tiene esa gente noblota y sencilia. Se contenta muy fácilmente. Los cambios por debajo de diez. UN CHANTAGE a Prensa extranjera refiere que hace alguñas semanas, una persona denunció confidencialmente á las autoridades alemanas, que en el castillo de Bassedow (enMecklemburgo) alquilado por los príncipes de Wrede, y donde éstos habían habitado breve espacio de tiempo, existían muchas arrobas de plata y enorme cantidad de mantelería, pertenecientes á diferentes fondas, hoteles y restaurants de Berlín, íena, Munich, París y otras ciudades. El denunciante añadía que en otra habitación había una máquina para borrar en la plata las cifras de los hoteles, y que un registro haría encontrarlo todo. En un principio, las autoridades no hicieron caso; pero, consultada la superioridad, procedióse al registro, encontrándose todo lo que el denunciante afirmaba en las habitaciones del castillo, alejadas de la vigilancia de la servidumbre y donde los Príncipes no solían habitar. Algunas piezas tenían ya quitadas las antiguas cifras; otras no, y entre éstas figuraban unas soberbias soperas del Taláis d Orsay, donde nunca se ha hospedado el Príncipe. Casi todas la piezas son de gran tamaño, é imposibles, por consiguiente, de sacar del hotel ocultándolas en los bolsillos ó entre la ropa. Interrogados los diferentes fondistas, han reconocido como de su propiedad muchos objetos de los aparecidos, habiendo algunos interpuesto denuncias contra los Príncipes. Un antiguo ayuda de cámara de éstos, que había sido despedido hace tiempo, ha declarado que los objetos hallados procedían de los hoteles; que hace mucho sabía él su procedencia, y por fin, que acusaba á los Príncipes y á una dama de compañía, llamada Mad. Werdig. La plata encontrada ha sido conducida al 1 DE SOCIEDAD Ayer salió para París, donde pasara unos días, nuestro querido amigo y compañero de redacción D Ernesto Nieto, encargado en este periódico de la crónica de sociedad. Fueron objeto ayer de comentarios en toaos los Círculos aristocráticos las noticias recibidas del extranjero sobre las acusaciones lanzadas contra los príncipes de Wrede, atribuyen- doles la comisión de grandes despojos. Los príncipes de Wrede son conocidísimos en M a drid, donde tienen su residencia habitual v se