Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO UATRO NUM, NICA CRÓUNIVER- NUMERO 9 DE SUEL MAYO DE 1906. TO, 5 CÉNTIMOS de tas grandes ciudades. Al amparo del nueve arancel muchas de esas industrias pueden instalarse en la capital de España, por desgracia nuestra aquejada de un fatal desequilibrio entre su consumo y su producción. La instancia del Círculo de la Unión Mercantil tiende á perpetuar ese estado de cosas, ensanchando el camino de los comisionistas extranjeros, de esos sastres y modistas que acuden á la capital á disputar el trabajo de los talleres españoles, que luchan con la manía extranjerfsta que nos induce á dar preferencia i lo que nos viene de fuera. Si por desdicha, sometiéndonos al ínteres de otras naciones, regateamos la protección al trabajo propio, continuaremos sufriendo esas crisis que el Estado resuelve acudiendo al presupuesto y haciendo limosna de jornales iraproductivos, que no aprovechan á 1 a nación y no resuelven el problema del trabajo. Es mil veces preferible y fecunda la protección del Arancel que el amparo del presupuesto, al que acude la clase media falta de estímulo y de campo de acción para su actividad, y á la que recurren también los brazos sobrantes de los obreros, en un país que con su consumo facílita tanto trabajo á los obreros extranjeros. FEDERICO RAHOLA SAL ILUSTRADA. EXTRAORDINARIO DEABC des motores de la vida económica, encuentran aquí espacio. Las grandes especulaciones se reducen á explotar los monopolios y á ser contratistas del Estado; la banca, que es lo que da Nuestiu numero de mañana tendrá ca- la superioridad á la industria inglesa, la tenerácter de extraordinario; irá esmerada- mos en mantillas, y ni tan sólo hemos sabido mente impreso en magnífico papel satina- ser intermediarios entre los lejanos vendedonacionales do, y además de amplia información grá- res y los compradoresvalen á los de primeras materias, cuyos giros ingleses más fica y de noticias, contendrá el núm. XIII de dos millones anuales de comisión, sin riesdel periódico para niños Gente Menuda, go alguno. con arreglo al siguiente Si lográsemos que en Madrid penetrara la industria, que en el hogar se desarrollara ese SUMARIO La pi isión de Gertrudis (conclusión) con dibujos trabajo de pequeñas artes que constituye la ride Medina Vera. Aventuras del barón de Munchau- queza de París, entonces variaría totalmente sen, por C. L. de C con caricaturas de Xaudaró. el aspecto de las cosas y no se hablaría á cada Caitas de dos muñecas. LAS ORANDES CIUDADES: Ve paso del interés def consumidor, erigiéndolo necia, con fotografía. Zos caminantes, fábula por en norma suprema de nuestra economía. De Florián. Conclusión de las Aventuras de un ele Vemos, por ejemplo, en la instancia del fante, por Xaudaró, y Sección recreativa. Este número se venderá en toda España al Círculo de la Unión Mercantil, que se impugnan sin reparo alguno los derechos asignados precio de á la plata en alhajas, á los servicios de mesa niDIEZ CÉNTIMOS quelados y sin niquelar, á la sombrerería, á las confecciones ó ropas hechas, á los cepillos, á las flores de tela, á las plumas, á las plantas naturales, pintadas ó preparadas. Estos derechos no son exagerados, porque tienden á proteger la mano de obra, y n nuestro deber de informar a los lectores muy especialmente la mano de obra de talleres de A B C de cuanto interesa al país, y ha- que no exigen gran capital, aportando el trabiendo publicado en días pasados la instancia bajo al hogar doméstico. No se concibe que elevada por el Círculo de la Unión Mercantil el Círculo de la Unión Mercantil se oponga de al ministro de Hacienda, formulando considera- una manera tan dura á que se recarguen las ciones sobre el nuevo Arancel, hemos interro- c o n f e c c i o n e s y los bordados extranjeros, gado acerca de dicho asunto á persona tan com- abriendo así la puerta á las confecciones del petente en cuestiones económicas é industriales Printemps ó del Louvre, que tienen además la como el Sr. Rahola, diputado á Cortes, y he ventaja de poder enviar sus artículos por paaquí lo que nos ha contestado: quete postal á un flete más bajo de lo que cues Me pregunta usted mi parecer sobre la ta el envío desde Madrid á Sevilla. Nunca nos Instancia presentada por el Círculo de la Unión parecerá bastante elevado ese derecho que tienMercantil é Industrial de Madrid contra los de á proteger la labor de k mujer, dándole medios para ayudar al sostenimiento de su nuevos Aranceles. Prescindo de cuanto allí se afirma sobre casa. valoraciones y sobre el pago de derechos en No hace muchos años la Compañía Trasoro, extrañándome mucho que en tiempo atlántica trajo de Río de Oro una partida de oportuno no produjera las facturas demostra- plumas de avestruz, que no pudo vender en tivas de sus asertos, y que los diputados que España porque no existía aquí entonces la inpodemos considerar como representantes de dustria de preparar las plumas para adorno, las clases mercantiles madrileñas no impugna- fabricación familiar que reporta á París pinran aquella forma de pago al discutirse la ley gües rendimientos. ¿Cómo no ver con simpatía en el Congreso. el aumento de derechos de los artículos de Lo que sí me ha llamado poderosamente la adorno que provoca las iras del Círculo de la Unión Mercantil? Lo nvsmo decimos de las floatención es ver cómo el Círculo de la Unión Mercantil combate con verdadera saña una se- res de tela y de las plantas preparadas, artícurie de tarifas que parecen especialmente hechas los de fantasía que pueden proporcionar abundante trabajo á la clase media que vive con para que en Madrid y en las grandes capitales puedan crearse pequeñas industrias, desarro- tanta penuria en las ciudades, y al pueblo que llando el trabajo doméstico, sin el cual no es se ve en el caso de exigir obras forzosas. posible en los Centros populosos la vida, no Nadie que medite un poco sobre estas sólo del proletariado, sino de la clase media. cosas y sobre todo que sepa ver cómo la ver Los males de España dimanan en gran par- dadera base del patriotismo está en la segurite de la falta de ambiente industrial en Madrid; dad del trabajo y en el bienestar, sin lo cual el los grandes problemas de la producción y del hombre emigra de su patria, dejará de aprocomercio no encuentran aquí eco ni pueden bar la protección resuelta que dispensa: el nuemanifestar esas impulsiones que nacen de las vo arancel á la hoja de lata litografiada en fuerzas económicas que trazan el camino á la hojas, á las camas de hierro, á las cerraduras, política. Cuando llegan aquí los latidos de los cerrojos, candados y llaves para los mismos, á extremos de la Península no se perciben ape- los balconajes, verjas y balaustradas, á los panas por la resistencia del medio ambiente. La peles manipulados, á las cajas de cartón, á la estática vence á la dinámica. madera ordinaria en objetos torneados ó talla Las mismas clases mercantiles no son 10 dos, á la madera fina labrada, á los listones que debieran ser para darnos e! alma de los concluidos, á los muebles de Yiena, á los muebles finos, á la talabartería, á los talleres de cagrandes pueblos modernos; el ideal consiste en rruajes, en suma, á una serie de fabricaciones ser intermediarios de la producción extranjera, tjue es el comercio de ¡os pueblos primitivos. y pequeñas industrias que constituyen el trabaNi la especulación, ni la banca, esos dos gran- jo urbano, sin el cual la miseria se enseñorea LOS ARANCELES Y MADRID E MADRID AL DÍA I a lluvia que se inició anteanochey que, no muy abundante, continuó ayer todo el día, ha refrescado la atmósfera y la tierra en bien de la vegetación, que con los fríos pasados venía muy retrasada. Además, para calor, bastante es el que sentimos en estos momentos de organización de festejos Reales. Nadie piensa en otra cosa. La Diputación dedicó toda su sesión de ayer á discutir la cowida regia. Hubo diputado, el marqués de Ibarra, que protestó razonadamente contra el gasto que se echa encima la Diputación costeando la corrida, mientras los establecimientos benéficos están inatendidos y hace más falta que el pan un Hospicio. De nada valieron las atinadas observaciones del marqués. Habrá corrida dada por el Gobierno, pero organizada y pagada por la Diputación. El Gobierno fumará y la Diputación, mejot dicho, la provincia, escupirá. En el Ayuntamiento también se traba ja de firme. El decorado de las calles, el baile del Real, la corrida de toros, las tribunas, los hospedajes, las subsistencias... En tocando á divertirse todos so mos unas fieras para el trabajo. Supongan ustedes una actividad semejante en punto á despachar asuntos administrativos y cátate á Madrid la capital más feliz y mejor administrada del mundo. El sindicato de panaderos vio ayer al alcalde para decirle que no es verdad eso del trust... de panaderos, que no hay peligro de huelga alguna; pero... -que sería conveniente que los tenientes de alcalde no aprieten tanto en eso de denunciar la falta de peso en el pan. El alcalde agradecería, es de suooner. noticia tan