Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 7 DE MAYO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN ¡Gloria á la Marina inglesa! y ¡Recuerdos á ínulas y tiraron de Sa carroza de Fernando V I Además, va á palpitar en todos Sos regueros Wellington y á Stephensonl no las tengo de luz una adulación á Inglaterra que pasa de odas conmigo. SINESJO DELGADO castaño obscuro. Y los señores concejales son muy dueños de entusiasmarse por que nos acogote, absorba y domine la raza sajona; pero no tienen el derecho de suponer que todos sus compatriotas se relamen también de gusto. Yo, por lo menos, puedo jurar que no me relamo. Por si ustedes se figuran que exagero un poco, allá va parte de la nota oficiosa que se orno siempre que ocurre algo extraordina rio en Portugal el Gobierno lusitano esha publicado en la Prensa: Los aparatos llevarán las inscripciones si- tablece la más rigurosa censura é intercepta el servicio telegráfico de prensa, no ha sido posiguientes: ble tener oportunamente noticia de los des Yiva la Reina Victoria Eugenia! ¡Viva el órdenes promovidos el viernes último en la Rey! ¡Viva la Reina Cristina! ¡Viva la infanta capital del vecino reino y debidos á intempeMaría Teresa! ¡Viva el infante D. Fernando! rancias de la policía. ¡Vivan los Reyes de España! Ya se había La Prensa lisbonense recibida ayer mañana dicho antes que vivieran particularmente, pero en esta redacción relata los sucesos con todo á los concejales les supo á poco y han soltado género de detalles. De ella extractamos los otro ¡viva! colectivo. Adelante. párrafos siguientes: ¡Viva la infanta Isabel! ¡Viva el Ejército! jViva la Marina española! ¿Qué creían usteE n la estación de Rocío. des? ¿Que no teníamos Marina? Pues sí, la te Aunque los diarios republicanos habían mos. ¡Viva el pueblo español! ¡Vivan los reyes de Inglaterra! ¿Qué pito tocarán aquí los rogado á sus correligionarios que se abstureyes de Inglaterra? ¡Viva el comercio espa- vieran de acudir á recibir al diputado de su ñol! (Con haber dicho ¡Viva España! se aho- partido electo por Lisboa, Dr. Bernardo Marraban ustedes algunos aparatos. Porque en chado, y de promover manifestación alguna, no sólo entraban el comercio, el Ejército, la desde mucho antes de la llegada del tren en Marina, el pueblo... y las islas adyacentes. que el mencionado parlamentario había de lle Honra al pueblo de Inglaterra! ¡Gloria á la gar, estaban la estación de Rocío y sus inmeMarina inglesa! ¿Cuál, la de Trafalgar? ¡No! diciones llenas de gente. Las precauciones del Gobierno eran extraYo no me adhiero. ¡Paz y trabajo! ¡Viva la industria! (Sí, y ¡vivan los Aranceles! ¡Sin ordinarias, pues la estación y las calles vecinas orden no hay libertad! (Este axioma parece habían sido tomadas por la policía que no inspirado por los accionistas del Banco, que permitía que en el andén ni en el resto del edison los que se preocupan por eso del orden. ficio se detuviese nadie, ni aun los empleados ¡Recuerdo á Wellington! ¡Vivan las Artes! de la estación. ¡Viva el progreso! ¡Dios salve al Rey! (En inA las diez llegó el D r Affonso Costa, poglés, para que nos vayamos acostumbrando á pularísimo entre los partidarios de la repúblila penetración pacífica. ¡Trabajo es virtud! ca, y fue saludado por la multitud con una (Alto ahí; según y conforme. Porque trabajan salva de aplausos. Saludó él, quitándose el en firme los que hacen escalos para robar tien- sombrero, y sin que hubiera ocurrido nada das y no puede decirse que sean virtuosos... más, la policía desenvainó los sables y cargó (í ¡Viva Alfonso XIII! (Bueno, ya lo han di- brutalmente sobre el público, sin perdonar á cho ustedes tres veces con ésta. ¡Estos conce- señoras ni á niños, dando sablazos y causando jales no se hartan nunca! ¡Viva la princesa heridas á muchísimas personas. Huyeron los apaleados, produciendo la naBeatriz! ¡Eterna felicidad! ¡Gloria á lord Byronl ¡Shakespeare! ¡Recuerdo á Stephenson! tural alarma á su paso, hasta el punto de que ¡Loor á Gladstone! ¡Adam Smith! ¡Al gran en el cuartel del Carmen se pusieron los solNewton! (Estos cartelitos con nombres ingle- dados sobre las armas, y con esta fuga pareses van á costar muchos quebraderos de cabe- cieron quedar en calma la estación y sus alreza á los paletos que vengan en los trenes bara- dedores. Algunas personas se dirigieron cortesmente tos... porque no van á saber con qué se comen. ¡A Eduardo Vil! ¡Junio de 1906! ¡A la al jefe de la fuerza de policía, teniente coronel ciudad de Londres! ¡Madrid y Londres! (Así, Díaz, para protestar de los atropellos, y enentre admiraciones y como diciendo: ¡Vaya un tonces los guardias cargaron nuevamente con par de capitales! ¿eh? ¡Viva el infante D. Car- mayor furia que antes. los! ¡Viva la infanta Eulalia! ¡Viva la infanta El jefe del movimiento de la Compañía fePaz! (Y á estos tres infantes ¿por qué los co- rroviaria tuvo que imponer su autoridad para locan ustedes los últimos en la lista? ¿Es que echar de la estación á los policías. no se acordaban ustedes de ellos? A la llegada del Sr. Machado se repiten las Y siguen las firmas: Cataluña. Galicia. An- cargas y los sablazos en las calles próximas. La alarma llegó hasta el teatro de Doña Madalucía. Aragón. Navarra. Vascongadas. Castilla. Asturias. Baleares y Canarias. Valencia. ría, que quisieron invadir las desenfrenadas Estos son los prospectos, como dice el pro- huestes policíacas. Más de setenta heridos fueron curados en grama. ¿No es verdad que recuerdan aquella escena de Via libre, en que se trata de honrar el hospital de San José; pero el número de vícal alcalde de un pueblo y uno de los devotos mas es mayor seguramente, puesto que muchos propone que se ponga en la calle principal este prefirieron ir á sus casas á curarse. La indignación de los lisbonenses no tiene rótulo: Calle de D. Aquilino Callejón y su límites y es justísima. apreciable familia? Y ¿no es verdad que, puesta á hacer concienzudamente una lista de personas Reales, parece mentira que se le haya olvidado á la comisión dar un ¡viva! luminoso al príncipe de 1 f n telegrama recibido en la Legación de Asturias, que es el heredero de la Corona Cuba en Madrid anuncia que en el Connada menos? greso nacional, reunido para efectuar el correspondiente escrutinio, ha proclamado preUna advertencia para concluir. El cartelón que dice Baleares y Canarias sidente de la República, para el nuevo término debe ir el último en la procesión... por si aca- que comenzará el 20 del actual Mayo, al que so se nos queda enredado en los zarzales. ¡Qué lo desempeña ahora, D. Tomás Estrada Palma, quieren ustedes que les diga! Yo, á pesar de y vicepresidente al Dr. Domingo Méndez Caaquello de ¡Honra al pueblo dz Inglaterra! pote. ECOS POLÍTICOS C l día de ayer. De completa calma política fue el día dé ayer. El presidente del Consejo estuvo por la tarde en su despacho oficial, dedicado al examet de varios asuntos de este departamento y á recibir algunas visitas sin importancia. Los ministros que se encontraban en Madrid descansaron y pasearon, aprovechando e? tiempo espléndido con que la Naturaleza nos obsequió. En los llamados centros políticos, ni uft alma, ni una noticia. onsejo? Es probable que esta tarde se celebre Consejo de ministros en la Presidencia La noticia, sin embargo, no es segura. 1 os aranceles. El Gobierno se propone estudiar las reclamaciones formuladas contra el arancel y resolverlas lo más en justicia que le sea posible. LOS SUCESOS DE LISBOA LA EXPLOSIÓN EN TRUBIÁ POR TELÉGRAFO viedo, 6, 6 t. Es difícil ampliar la infor mación sobre Ja explosión de ayer, porque el único superviviente está herido de gra vedad y no ha podido declarar. Se conocen, sin embargo, algunos nuevos detalles. Aquilino Alvarez se hallaba confeccionando cohetes de los llamados eléctricos, y se le inflamó uno, prendiendo fuego á la pólvora almacenada. Se hundió el techo y se abrió en la pared un boquete, por el cual escape Faustino Valdés con las ropas ardiendo. El fuego alcanzó á un barrio inmediato, don de habitaba la familia del pirotécnico, que se salvó milagrosamente. El cadáver de Aquilino Alvarez ha sido hallado en horrible estado de mutilación, la ca beza separada del tronco y el resto del cuerp, o carbonizado. El infeliz tenía treinta y nuev años y deja cinco hijos. Su viuda está grave mente enferma del susto. Las pérdidas materiales se calculan en 2 5.oo c pesetas. LA DINAMITA EN MOSCOU POR TELÉGRAFO J fioscou, 6, 7 t. Esta tarde, á la una, un desconocido ha lanzado una bomba con tra el gobernador, almirante Doubassoff, al re gresar éste de la catedral y cuando iba á entra? en el palacio donde vive. El gobernador iba en coche descubierto, y según refieren algunos testigos oculares quedó muerto en el acto Doubassoff ó un ayudante suyo; resultaron heridos dos agentes y varios transeúntes. oscou, 6, 8 n. Noticias posteriores con Nuevo Presidente en Cuba M firman que el ayudante de Doubassoff c quedó muerto en el momento de la explosión; el gobernador sólo resultó herido en un pie El agresor llevaba uniforme de oficial, y también quedó muerto en el acto. El palacio del Gobierno fue inmediatamenta acordonado por las tropas. El atentado ha causado enorme emoción en San Petersburgo.