Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 5 DE MAYO DE ¡orfe PAG. 9 EDICIÓN j MILÁN. LOS REYES DE ITALIA EN LA SOLEMNE CEREMONIA 0 E COMENZAR LAS OBRAS DE LA NUEVA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL EN AQUELLA CiUDAD cose, con asistencia de ios Rey s y solemríísimamente, la colocaciónde la primera piedra de la fuC N LA EXPOSICIÓN. Visitaban el do- tura estación ferroviaria de Milán. En la plaza de mingo último la Exposición de los Andrea D Oria, lugar de la ceremonia, se haReyes de Jtaíia, cuando al salir del pabellón sui- bía levantado un precioso pabellón para los Rezo encontráronse con el Rey de Bélgica que, yes, y a su alrededor tribunas para los invitade riguroso incógnito, modestamente vestido dos, formando círculo. En el centro estaba la de americana y sombrero hongo, recorría el admirable Certamen internacional. Saludáronse con el mayor afecto los Monarcas, y el rey Leopoldo manifestó á Víctor Manuel que le había p r o d u c i d o tan gran admiración cuanto allí veía, que se proponía volver frecuentemente á r e c o r r e r DESDE MILÁN una p o ru n a las instal a c i o n e s En las palabras del Soberano belga no había, no podía haber sino la más absoluta sinceridad, pues la Exposición es de todo punto admirable y digna de ser estudiada. Las fotografías de ella que viene publicando A B C, son demostración plena de cuanto decimos. PRIMERA PIEDRA El mismo día á que nos referimos, veriíi O NA EL grúa y la primera piedra, que tenía grabada 1 a inscripción siguiente: Vittorio Entinármele- -l e d Jtalia- -pose- -it 29 aprile 1 06. Pronunciaron discursos elocuentísimos el ministro de Obras públicas Sr. Carmine, el senador marqués Ponti, alcalde de Milán, y el cardenal Ferrari, que bendijo la piedra. T e r m i n a d o s los discursos, los Soberanos firmaron un precioso pergamino en el cual se había extendido el acta de la colocación. El pergamino fue colocado en un tubo de c r i s t a l con varias monedas de pista y oro. Luego bajaron los Reyes y su séquito si lugar en que estaba la grúa con la piedra fundamental, en la que se había abierto un hueco para que en él fuera colocado el tubo con el acta y las monedas. El Rey tapó el hueco con una paletada de cal, dio luego un golpe en la piedra con un martillo de plata, y la grúa funcionó der jando la piedra en su sitio. Los Reyes fueron adamadísimos durante toda la ceremonia y á su regreso á PaREY VÍCTOR MANUEL PONIENDO LA PRIMERA PIEDRA DE LA ESTACIÓN EN PRESENCIA lacio. DE LAS AUTORIDADES Y DEL CARDENAL ARZOBISPO DE MILÁN Fot Croco