Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C S BALX) 5 DE MAYO DE 1906. PAG. 5. EDICIÓN 1 s Et arreglo de la comedia en italiano se titula Mu manto tn tampagna. La obra es suficientemente conocida para que entrenaos en divagaciones pues á mayor abundamiento, de Mujer gazmoña y marido mfkl hizo una comedia muy regocijada, original, Miguel Eehegaray, con el título Los Hugonotes. Armando Falconi, que ha conquistado en el breve número de veinte funciones las simpatías de nuestro público y el elogio y pronunciamiento favorable de la crítica, escogió para su beneficio Tin marito in campagna, y preciso es confesar que estuvo acertado en la elección, pues dio al esposo paciente, víctima de la tiranía conyugal, extraordinario relieve, una nota cómica intensa, que mantuvo al público toda la noche en un continuo regocijo. Armando Falconi alcanzó un éxito más que sumar á los conqnistados anteriormente. Tina di Lorenzo coadyuvó de manera eficacísima, con su indiscutible talento y gracia, al feliz resultado de la representación de anoche. Y anche, el amigo Cari ni. -F. El día 13 del actual debutará en este teatro la compañía francesa de vaudeville, que dirige el celebrado Galipaux, y de la que forma parte Mlle. Goldstein. En ¡as dieciséis funciones de que consta el abono se pondrán en escena las siguientes obras en tres actos: Les sufprhes du dworce, de Bisson y Mars; FUpoíe, de J. Lemaitre; La petite foncíionnaire, de Capús; La Gueule du totfp, de Bilhaitd y Hennequin; Medor, de Mabin; Jalouse, de Bisson y Leclerq; Decoré, de Meilhac, y Madame l avocai, de Depré y Galipaux. Además y como fin de fiesta, sepondfán escogidas operetas en un acto. E! abono ligue abierto hasta d día 12 del actual, y á dos turnos: par é impar. C N E L C Ó M I C O Beneficio, estreno y escándalo. Celebró anoche su beneficio Julita Fons, y como era de esperar, vio el teatro lleno en todas las secciones, oyó muchos aplausos y reci bió no pocos regalos. A segunda hora se estrenó una... cesa, titulada La cocotero, y como es de suponer que no volverá á aparecer en los carteles, no hablaremos de ella. Sólo habiendo visto la representación puede creerse que existe autor que escriba tales engendros y empresa que los acepte. E! publico protestó, protestó con discreción, aguardando para meter los bastones á que se le hubiera acabado la paciencia. Pero arriba, en la galería, estaban algunos individuos dispuestos á imponer el buen éxito, y tal fue su actitud y tales las ofensas dirigidas á los que desde las butacas manifestaban su desagrado, que hubo que realizar una protesta ruidosa y enérgica, y hasta reclamar la intervención de un Guardia civil que ocupaba localidad en eJ anfiteatro. En caisos como el de anoche, debía tomar cartas el gobernador civil. LOS ESTRENOS EN PARÍS J A VIE 1 LLESSE DE Conesetítulo, Mou DON JUAN net Sully y Pierre Barbier nos han presentado en el Odeon una comedia en tres actos y en versó. La obra en sí tiene poca acción. Es una disertación en tres actos ó, mejor dicho, tres actos en nueve disertaciones. Sin embergo, este poema antidramático contiene versos de una belleza incomparable. D Juan de Manara ha sido herido en un duelo. Su primo D José y su esposa doña Isabel le dan hospitalidad en su casa. Estos dos personajes frisan en la edad mediana y tienen una hija de dieciséis años. Inútil es decir que en ese tiempo D. Juan corteja á su prima Isabel, que á pesar de sus años conserva su espléndida belleza y es una mujer por todos conceptos encantadora. Don Juan siente los efectos de la vejez. Su herida, más grave de lo que al principio creía, le hace medir la extensión de los estragos que la enfermedad y los años causan en el hombre. D Juan está melancólico, triste. Cuando habla con su primo D José, teoriza sobre el amor frivolo y fugaz. Y el acto termina con la llegada de Inés, la hija de O. José, que acaba de salir del convento para casarse con su primo Fabián. El acto segundo es más interesante, ó por lo menos no contiene tanta oratoria como el precedente. D Juan ha curado de sus heridas. Ya no está triste; ya no se cree viejo: monta á caballo, hace esgrima y vuelve á ser el hombre gafante y apuesto caballero. La costumbre de disertar no la ha perdido tampoco, y en el curso de una de esas defensas de sus tesis, sorprendemos que la joven Inés está enamorada locamente de él. Y como en ese momento D Juan dice que si hubiera encontrado en el mundo el amor original, el amor puro, hubiera sido el amante más ideal de los amantes y el enamorado más fiel de los enamorados, la joven Inés no puede por menos que exclamar: ¡Ah, eso ya lo sé yo... Y aquí empezamos á suponer que el asunto de la comedia será un viejo galante amado por una jovencita tonta. Esto podrá ocurrir raras veces, pero ocurre. D n Juan, que al mismo tiempo que regular músico es un mediano pintor, hace el retrato de su prima Isabel, y en los intermedios continúa sus declaraciones de amor. Se lamenta de la crueldad de Isabel, única mujer que se ha resistido á su pasión ardiente y verdadera. Isabel cree que es tarde pariría les devaneo? y aunque le ama no encuentra interesantes esos amores, porque ni cediendo á ellos lograría engañar á su marido. ¡Cómo! -exclama admirado D. Juan. -Porque mi marido sabe que me cortejáis. Yo misma se lo he dicho, y como continúo diciéndoselo, no es un misterio para nadie. Como es de suponer, D. Juan, ante esa revelación, se pone furioso; pero en ese momento llega doña Inés y declara francamente que está locamente enamorada de D. Juan. Como este episodio de Isabel ocurre antes que el de Inés, D Juan podría decir: ¡Ah, está bien! La madre se niega; no importa, me consolaré con la niña, puesto que me ama y lo confiesa. Pero D. Juan no pie. nsa así. D. Juan, al verse amado de Inés, se subleva. ¡No; eso no, jamás! ¡Eso sería infame! Es mi sobrina, una niña, y además, bajo este techo hospitalario, la vida mía sería monstruosa... Pero si D. Juan rechaza á Inés, es porque verdaderamente está enamorado de Jsabel... Y en una escena en que D. Juan escucha los reproches de Inés, aparece el prometido de ésta, y suponiendo un atentado de D. Juan, le desafía. Este protesta; pero la provocación es grave y acepta batirse con Fabián. El tercer acto es confeso, terriblemente con- fuso. ET duélcT de D Juan con su aa versarlo no ha tenido consecuencias. Fabián, acometido vigorosamente por D Juan, resbalóse sobre la húmeda hierba y fue rodando á caer en un foso. Pero este duelo ha comprometido gravemente á Inés. Su padre, sin que se puedan entrever sus proyectos, maldice á su hija y habla largamente del honor castellano. La madre disculpa á la hija querida, á la que considera casta y pura. Fabián ama mucho á su prometida, y persiste en casarse. Amar- -dice- -es olvidar Esta definición del amor admira mucho á don Juan y le hace meditar. Pero D. José quiere salvar á todo trance su honor, y propone á su primo Que se case con Inés. ¡Cómo! -exclama D. Juan. ¿Por ventura no sabes que soy casado? -No, tú eres viudo desde hace tres meses, tu mujer, Elvira, ha muerto. Tenía encargo de decírtelo, pero estabas herido y temí por tu vida... Después olvidé darte la triste noticia. Y D. Juan queda sumido en un abismo de reflexiones. Al fin se decide. Ama á Inés... y para verla en brazos de otro, mejor estará en los suyos. Además, alejarse, correr de nuevo el mundo, emprender una vida cada vez más llena de desilusiones, sin fe, sin esperanza, no le conviene. Ve llegar la vejez con ese terror de los hombres que no conocieron en la vida más que el amor y los placeres. En cambio, morir al declinar de la vida, y morir amado de una joven encantadora, es un hermoso morir, es una bella muerte de D Juan. ¡Muramos, pues! Y D Juan toma un veneno que encuentra casualmente en un oratorio. Mas el veneno es lento, cruelmente lento, y D Juan tiene tiempo de pronunciar largos discursos á todas las personas de su familia. AI fin muere D. Juan comentando las frases de Fabián y diciendo: -Donjuán se dévoue... ¡Ah, cetíe fois, i atmaisl... Como veis, el título de esta obra, más bien que La vieilhsse de Don Juan, pudiera haber sido Don Juan ne vouiant pos la vieiílesse. F. MORA ECOS ACADÉMICOS Conferencia. Mañana domingo, á las diez y media dela mañana, en el Museo de Reproducciones artísticas, dará su director D. José Ramón Mélida la cuarta conferencia pública, cuyo tema será el grupo escultórico El TVffo Se advierte al público que para esta conferencia la entrada al Museo será por la puerta que da frente á la estatua de María Cristina. I Iniversidad popular. Trabajará esta noche en tres Centro obreros con los siguientes programas: En el de Sociedades obreras de la calle de Relatores, 24, á las nueve: i. D G. Ortega, El Jurado 2. El Sr. Ubeda Correal, El cocido del obrero En el Instructivo del distrito de Buena vista Núñez de Balboa, 25, á las nueve y media. i D S. Crespo, Progresos de la cultura popular 2. D. M Vázquez Lefort, La higiene en las grandes poblaciones 3. Don L. Brun, Lectura de poesías. En el de la calle de los Abades, 20, á la nueve y media: t. D. R. Urbano, Supersticiones 2. D R. Villarino, Comercio, ferias y mercados Además el Sr. Pérez Cano dará dos conferencias de Higiene bucal una á las nueve de la mañana en la escuela municipal superior de niñas, Bolsa, 16, y otra, á las dos de la tarde, en la elemental s niñas, Paseo de las Acacias, núm. 2. LA BODA DEL REY POR TELÉGRAFO O epresentantes americanos. París, 4, 8 m. Comunican de Buenos Aires que el Club Español ha obsequiado con un banquete seguido de recepción al Sr. Sáenz Peña, que en breve saldrá para España con objeto de representar á la República Argenti na en la boda del Rey. La representación de la República del Sal vader en dicho acto la ostentarán los señorei Mathiéu y Pérez Triana, encargados de Negocios en París y Madrid, y D. Pedro Escanden, hijo del presidente del Salvador