Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A C n TvlAYO DE JOCÓ PAG. 6. E D I C I Ó N MADRID. LA. FIESTA OBRERA DEL 1 DE MAYO. LA MANIFESTACIÓN DE AYER DESFILANDO POR LA CALLE DE ALCALÁ pa, los Castaño y los Empecinados, los Arguelles y los Ostolaza, los Calatrava y los Muñoz Torrero, los Inguanzo y los p 1 primet año que se celebró la solemMozo Rosales. mdsd del Dos de Mayo fue en 1814, y Mesonero Romanos la describe minucioLlamó mucho la atención el joven y ya samente en sus Memorias de un setentón. elocuente diputado D. Francisco Martínez de la Rosa, que La comitiva, organizada con gran B era entonces popuacierto por el Cuer J latísimo entre la jupo de A r t i l l e r í a ventud. La comitiva marpartió del Parque cho por la calle M c deMonreleón. Pre, yor, incorporándocedían banderas, t. sela en la plaza de palmasy trofeos mi -v la Villa el Ayuntalitares; seguían las miento con sus mamúsicas y los coros, ceros. En el Campo que entonaban cande la Lealtad se ciones patnóticas, cantaron solemnes y marchaba en pos responsos, y allí se ¡aariística y triunfal incorporó otra mocarroza que condudesta urna que concía ¡os restos de tenía restos de máiDaoiz y de Velartires. Continuó luede. La arrastraban go el cortejo hasta ocho caballos lujola iglesia de San samente enlutados I s i d r o donde se y empenachados; colocaron las tres ocho oficiales ¡levaurnas en un magníban las cintas que fico catafalco y se pendían de las urcelebraron las honras, e iba detras el ras fúnebres. Cuerpo en masa con sus cañoneSc D e s d e entonces Salón teatro (Junipta, donde ocurrió ei domingo último una catástrofe se ha celebrado toLa comitiva se BAT CELOJ A. al dar la coz de fuego al quemarse una película del cinematógrafo. La confusión del dos los años la pac 1 rigió por la calle triótica fiesta. publico fi e tan grande, que de los espectadores muñó uno aplastado y resultaron veinte i ha de S? n 3 er loe Müi gis UN MADRILEÑO EL DOS DE MAYO Santo Domingo a edificio de las Cortes, que es el que hoy ocupa el Senado. Allí se incorporaron los diputados a la comitiva, viéndose unidos hombres de tan opuestas opiniones como los Ballestero y los Eguías, los España y los Villacam-