Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S? AÑQ CUATRO NUM. 474 CRÓ NICA UNIVERSAL ILUSTRADA. aquel año á recibir las peticiones de los obreros, tomó grandes precauciones para que no se turbara el orden. En Fourmies, población del RÍGENES DE LA FIESTA El p a r t i d o Norte y centro obrero de gran importancia á DEL TKABAJO obrero espa- causa de las minas de carbón que allí, como en ñol, como lo viene haciendo todos los años en Courriéres, dan vida á la región, la manifestaigual fecha desde 1900, ha organizado para ción fue tumultuosa; las tropas, para defenderhoy una manifestación. se de los ataques de la multitud, tuvieron que Ei pensamiento de celebrar el 1. de Mayo disparar contra ella. Hubo 10 muertos, entre una fiesta del Trabajo, formulando ese dia las ellos dos mujeres, é infinidad de heridos clases trabajadoras del mundo entero sus preDesde entonces, el proletariado francés no tensiones de más fácil é inmediata realización, ha dejado de recordar, en infinidad de circunssurgió en el Congreso socialista reunido en tancias, esta hecatombe. ¡Fourmies! se ha Parts, en la sala Pétrelle, el día 14 de Julio de convertido en un grito de guerra. 1889. Desde entonces no ha dejado de cumFueron detenidos Culme, secretario de los plirse el acuerdo ningún año, siendo más ó grupos obreros de Fourmies, y Paul Lafargue, menos importantes estas manifestaciones perióyerno de Cari Marx, uno de los jefes actualdicas del proletariado, según las circunstancias. mente del partido socialista revolucionario. El i de Mayo de 1900 fue imponente la Les acusaron de haber excitado los ánimos con movilización de las fuerzas del proletariado de sus predicaciones y fueron condenados, el priEuropa y América. mero á seis años de reclusión y el segundo á Aquel año, obedeciendo al mismo impulso, un año de cárcel. Algunos meses después, con orden admirable, millones de hombres Paul Lafargue era elegido diputado por Lille. acudieron en innumerables manifestaciones pa- Era la primera vez que el colectivismo penecíficas á los Poderes públicos, á los Cuerpos traba en el Parlamento francés. legisladores, á los gobernadores, á los AyunDesde entonces no han vuelto á ser santamientos y pidieron reformas, entre ellas la grientas k s manifestaciones del 1. de Mayo. jornada de ocho horas. Así demostraron los Lo sucedido en 1901 es por lo tanto, una dotrabajadores de todos los países que subsistía, lorosa excepción, un hecho aislado muy lamenmás fuerte cada día, el lazo entre ellos creado table que no es probable se repita. por la Internacional, á pesar de haber des 0 El VINDICACIONES Los partidos obreaparecido la Asociación en 1873, después de -SOCIALISTAS ros se proponen vaten solo nueve años de existencia. El 1. de Mayo de dicho año fue una jor- rios fines de diversa índole. Sus reivindicacionada pacífica, una manifestación ordenada; sus nes, ó son de carácter utópico, en absoluto organizadores hicieron entonces un alarde de irrealizables en una sociedad constituida como lo está la sociedad actual, ó pueden ser de reafuerza, sin pensar en que se reprodujeran lización inmediata. Entre las primeras figuran anualmente las manifestaciones; sin embargo, los partidos socialistas organizan desde enton- la socialización de los medios de producción, que es el caballo de batalla del socialismo teóces en esa fecha reuniones de propaganda y rico y sus consecuencias, la abolición de la Deuhuelgas. Hasta ahora las han organizado sin carácter internacional, limitándose los obreros da pública y de los. ejércitos permanentes. Las á formular, independientemente de sus herma- segundas, ó las admiten todos los partidos nos de otros países, pretensiones relacionadas obreros del mundo, y en este caso se encuencon sus propias necesidades y no con las del tran la jornada de ocho horas, el descanso semanal y el impuesto sobre la deuda, ó son priproletariado universal. Este año volverá á tener la manifestación un carácter marcadamente vativas del socialismo en un país determinado, obedeciendo á condiciones económicas especiainternacional. les, nacidas de circunstancias del momento. Los que estudian el desarrollo del movimienEl partido obrero español pedirá hoy á los to social moderno no deben olvidar la citada fecha del 1. de Mayo de 1900; de ella arranca Poderes públicos, además de ta jornada de el período de constantes progresos realizados ocho horas, que ya es un hecho en muchas industrias, medidas encaminadas á conseguir el por los socialistas, que han invadido poco á poco, en Alemania, en Francia y en Italia los abaratamiento de las subsistencias, y también organismos electivos. En Inglaterra el movi- la modificación del arancel de Aduanas, que miento se ha iniciado más tarde, pero las últi- impone derechos crecidos á los artículos de primera necesidad. mas elecciones han hecho dar, de repente, un A. CALZADO paso de gigante á las nuevas doctrinase Este es, expuesto con brevedad, el origen de la fiesta que los obreros van á celebrar hoy. LA SITUACIÓN S ¿MADRID, i; DE MAYO DE 1900. NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS O Sin embargo, ios agitadores continúan su campaña, y la Confederación general del trabajo persigue todos sus esfuerzos para que el 1 de Mayo de 1906 sea una fecha en la his toria def movimiento obrero. Y por todas la: calles de París, en rojos carteles, se invita á lo: trabajadores á la grandiosa manifestación der proletariado ¿Cuántos serán los obreros que respondan 3 esa invitación? Imposible es preverlo. Lo que parece alarmar más á las gentes, es que ciertos elementos, aprovechándose de la manifestación obrera, cometan atentados contra la propiedad y las personas. Y esa inquietud parece aumentar á medida que se acerca la hora en que el proletariado francés ha de mostrar al mundo si lo que pide con derecho lo quiere obtener por la violencia y la fuerza. Industriales grandes y modestos, comerciantes humildes y grandes, dirigen constantemente súplicas de protección al ministerio del Interior y á la Prefectura de policía. Y para tranquilizar á esos espíritus p o c o fuertes, M r Clemenceau asegura que las medidas tomadas para garantizar la propiedad y el orde son formidables. Las grandes fábricas, los establecimientos de crédito, los conductos de gas y agua, están guardados militarmente y al abrigo de toda tentativa criminal. A las tropas de la guarnición de París se han agregado 2 5.000 hombres de Caballería é Infantería de les cantones, bajo la dirección exclusiva del poder civil que asume la responsabilidad de los acontecimientos de estas jornadas. La misión principal del ejército es sostener á las fuerzas de policía. Mil agentes vestidos de paisano circulan por calles y bulevares, y se estacionan en aquellos puntos en que las reuniones de los manifestar tes inspiran temores. Los servicios de orden se hallan repartidos en cien puntos distintos de la capital, en comunicación directa con ¡os centros establecidos en cada distrito; éstos disfrutan de una completa autonomía. De tal modo, que los soldados llamados á reprimir una tentativa de violencia, sólo tienen que recorrer una pequeña distancia. Estas previsoras medidas hacen presagiat que la jornada que se anunciaba sangrienta y terrible, se quede reducida á algunos disturbios sin importancia. Tal es, al menos, la opi nión en los Centros oficiales y lo que parece deducirse de la contestación que ha dado á un periodista parisiense uno de los más importantes miembros de la Confederación del Trabajo al interrogarle sobre los proyectos de sus amigos Queremos solamente mostrar á los capitalistas y al Gobierno, ha dicho, un inmenso ejército de huelguistas. Queremos demostrar que no respetamos su disciplina. Ellos se creen araos, quieren N 1. DE MAYO No han sido siempre EN PARÍS nuestros y nosotros no que trabajemos todos los días queremos trabajar e! SANGRIENTO pacíficas las manifestaDE NUESTRO CORRESPONSAL día 1, de Mayo; nos pasearemos por las calle; ciones realizadas el día 1 de Mayo por los 1 as calles de París no han tomado aún un porque tal es nuestro capricho. Tendremos la partidos obreros; no lo fue, cuando menos en satisfacción de ver á los patronos medio muer aspecto trágico, y sin embargo, pocas Francia, la de 1901. Las autoridades se negatos de miedo en sus fábricas cerradas, y así le ron ese dia, en todo el territorio de la Repú- horas nos separan de ese día en que, según blica, á recibir á las delegaciones obreras; los L Jfumanité, quedará establecida sobre bases probaremos también que el Gobierno no puede hacer nada contra nosotros, ni protegerlo) indestructibles la dictadura del proletariado ánimos se exacerbaron y la tropa tuvo en Fourmies que disparar contra el pueblo amoPero á esa arrogante declaración del perió- si no queremos... tinado. dico revolucionario socialista, el Gobierno Queremos que nos pasen revista. Será un Nos parece interesante recordar lo que en- francés ha respondido gallardamente con una revista pacífica si se respeta nuestro derecho. tonces sucedió, porque los sucesos se desarro- nota oficial en que anuncia la prohibición de La Confederación no tiene ninguna intención toda manifestación y toda agrupación en la vía agresiva. Las revoluciones estallan y no se dellaron en una cuenca minera, y también ahora a las cuencas mineras del Norte de Francia pública. Por otra parte, la Prefectura de poli- cretan como suponen los políticos. Querer cía toma severas medidas de orden para evitar avanzar la hora, que llegará, sería exponer á Sa fcnde hay mayor agitación. nuestros mejores militantes á la venganza del L. Í Gobierno francés, adpmáí Ae negarse cualquier tumulto grave. i. DE MAYO U