Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SUSCRn ClüN PAGO A N T I C I P A D O Madrid, por cada mes, i,5o pesetas. Provincias, 5 pts. trimestre. Trimestre: Portugal, 6 pesetas. Unión Postal, 8 francos. Qlministr ción: 5 5, Serrano, 55, Madrid N. 473. M A D R I D L U N E S 3o D E A B R I L D E 1906 NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA ABC ALCALÁ. 6 y 8 Sociedad General PUBLICIDAD S O L I C Í T E N S E TARIFAS Anuncios económicos. Reclamos. Anuncios por palabras. Noticias. Informaciones. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid Aguas Minerales de la Alameda (Guadarrama) i L a s mejores aguas de mesa reconocidas por la ciencia méííica, curan radicalmente reúma gotoso, cólicos nefríticos y liepáticos, cólicos biliares, dispepsias, malas digestiones, vías ¡urinarias. De venta en todas las farmacias á 0 6 0 p t a s botella, y en el depósito, Clava B a j a 2 2 donde únicamente ise venden las aguas sin envase, litro, 0,35 y botella, 0 6 0 liesetas. -TeKSl ono, 3 0 9 0 DE ANUNCIOS Se reciben para los periódicos anuncios, reclamos, noticias y esquelas de defunción y aniversario, á precios muy reducidos. Se facilitan tarifas S e c o m p r a n Bonos de A 15 C EDEL 6 ALCALÁ 8 porqnévendemuchoMiO iano en la bodega de la calle d e l a l i b e r t a d 3? Porque 80 n muy sanos sus vinos. CASA CARDENAL CISNEROS IMPORTANTE REGALO A I O S I i l 5 T O R K S I E A C C a r r e r a b r e v e y sin g a s t o s No m í í s r a t i n a J P o r ñ, 50 ptas. en iViadrid ó 6,25 por correo, se entregará un lomo en tamaño ¿52 por 22, de la importantísima obra nueva Be Teneduría do libros por partida doble, Cálculo mercantil, Dorrespondencia, Sistema métrico decimal, Inventarios, Baíances, Operaciones príicticas de teneduría, Preparación de las fenentas para abrir y cerrar los libros, y otros muchos datos ingresantes, titulada, f o n t a b i l i d a d m e r c a n t i l s i m p l i f i c a d a al alcance do todas las inteligencias, del profesor inercanlil D. Manuel F. Font, con cuya obra cualquiera persona puede hacer la carrera de Comercio y la de Tenedor de Libros en toda su extensión teórica y práctica, y en el corto plazo fde 30 días, sin necesidad do recurrir á los auxilios de Escuela, SAcadcmia, ni profesor alguno. Dirigirse á D. Manuel F. Font, Magdalena, 11. pral. Madrid. C A D U C A EI l I A 10 1 B J U A Y O A lo8 pedidos se acompañará libranza del Giro Mutuo ó metálico en sobre monedero. MI: RI IEI. AI AS TREVIJABíO Agua propia R. 5.820 ptas. en 16. UÜ 0 ds. Valverde, 54, 3 á 5. G TOPÓGRAFOS. SOBRESTANTES AUXILIARES DE MINAS Preparación completa para las próximas oposiciones. Fiiencari- nl, 2, s e g u n d o A c a d e m i a r a n o s en la cara, brazos y cuello se evitan siempre y desaparecen cuando los hay, friccionando, en cuanto se notan, con A g u a d e C o l o n i a d e O r i v e única higiénica, premiada en la Exposición Farmacéutica Nacional, y en el IX Congreso de Higiene Internacional. Es realmente medicinal y la más fina y barata del mundo. Frascos desde 3 reales; litro hasta 4 pesetas, pidiéndole á Bilbao por garrafones de 4 litros. EMPORIO DE VENTAS DE MUEBLES Actualmente la casa de moda en Madrid Para evitar vacilaciones al comprador, se publica este aviso. Gana tiempo, gana dinero, gana en acierto quien venga á á esta gran Casa á elegir cuanto necesite entre las espléndidas colecciones de muebles, de comodidad y do lujo, que hallará en todos estilos. H A Y OUARDAlMUEBIiES I J n i c o e s t a b l e c i m i e n t o T Í 4- N O K Telél d e E m m a n u e l y S a n t i a g o l i e g a l l l l O S ÓO 1.943 6o BlBLÍOTECA DE A B GJ ItAMUNCHO 15; biesc podido impedir aquéllo... ¡P e r o m ¡madre es tañí testarud y estos santurrones... ¡Ah, pero no te lo he d i c h o T e n g o ya un hijo, hace dos meses; un chico hermoso, te lo a s e g u r o Cuántas cosas tenemos que contarnos, Ramuncho, cuántas cosas... La campana toca y retoca, llenando el aire más cada vez, con su sonido muy dulce, solemne, y también un poco imponente. -C r e o que no irás allí, ¿eh? -le preguntó A r r a k o a apuntando á la iglesia. -N o no- -díjole Ramuncho sombrío en su repentí r a decisión. -P u e s vamos entonces á p r o b a r juntos la sidra nueva de tu país: Le arrastró entonces á la sidrería de los contrabandistas; los dos, cerca de la abierta ventana, se sentaron á la mesa, como en otro tiempo, mirando á la calle. También aquel sitio, los bancos lustrosos por la vejez, las imágenes de las paredes, las cubas alineadas en el fondo, r e cuerdan i Ramuncho las horas deliciosas de antes, las horas que volaron y que no han de volver. El tiempo es hermoso, el cielo luce limpidez cristalina; p o r el aire cruzan ráfagas de ese olor especial del otoño, olor de bosques que se desnudan de follaje, de hojas muertas que el sol abrasa aún postradas en la tierra. D e s pués de la caima absoluta de las primeras horas de la mañana, salió un poco de viento, un estremecerse de Noviembre anunciando claramente, pero con encantadora melancolía, que ya viene el invierno, un invierno meridional, sí, un invierno muy atenuado que interrumpe apenas la vida en el campo. Los jardines y los muros viejos todavía están cubiertos de r o s a s Al principio hablaron de cosas indiferentes, mientras Debían sagardún; de los viajes de Ramuncho, de lo que Qcuriíó en la aidea durante su ausencia, d é l o s casamien- im p o c o después llevaban la noticia de un lado á o t r o H a venido el hijo de Francisca, y está muy ¿uapo. A pesar del aspecto estival que parecía persistir en t o d o desvanecíase esa ilusión al sentir la insondable melancolía de las cosas perecederas que con el buen tiempo se agotaban. Bajo el impasible fulgurar del sol, los campos pirenaicos mostrábanse sombríos; toda su vegetación, todo su verde encanto se recogían en una especie de resignación cansada de vivir, en la triste espera de la muerte. Los recodos de los caminos, l? s casas, los árboles mai pequeños, todo traía á la mente de Ramuncho las horas de los tiempos felices, aquellas horas á las que se juntaba el recuerdo de Madalén. Entonces, á cada remembran- za, á cada paso, se grababa en su espíritu, amartillando le sin piedad bajo una forma nueva, esta conclusión sin salida alguna: T o d o se ha acabado; estás solo para siemp r e Madalén te ha sido arrebatada y yace en un claust r o s o m b r í o Y los accidentes del t e r r e n o cuanto veía, renovaba, amontonándolos, sus dolorosos pensa mientos. Además, en el fondo de su ser permanecía sor- da como base constante de sus reflexiones, aquella otra angustiosa ansiedad: jsu madre, su pobre madre muy enferma, quizá en peligro de m u e r t e Encontraba Ramuncho gentes que le detenían acogiéndole alegres, que le hablaban en su querida lengua eúskara, siempre tan dulce para el, tan sonora, á pesar de su incalculable antigüedad; los hombres de cabellos blancos, cubiertos con la tradicional boina, también se paraban con gusto, á fin de charlar un poco del juego de pelota con aquel robusto jugador que volvía á su patria. P e r o pasados estos instantes de efusión y de oir las cariñosas bienvenidas, apagábanse las sonrisas en sus labios á pesar del sol rutilante en el cielo azul, y entristecíase de nuevo