Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pí l s p para i el trabajo intelectual y curar la neurastenia el MAQUINAS DE ESCRIBIR LA POSTAL LA KANZLER Máquinas de ocasión, Accesorios, Papel especial, Papel da lujo, Duplicadores, Cintas, Muebles especiales para máquinas. Papel carbón, etc. etc. Salones para enseñar, Copias v Traducciones. Se admiten representantes en Provincias. Podes- oso f. si- aáor y estimulante de las fuerzas físicas é intelectuales. El VliSO 1 E. AMARGOS transforma la extenuación en vigor, la debilidad enfueraa y la anemia riqueza de sangre. DE VENTA: FARMACIA P A S S A P E R A F U E N C A R R A L I I MiiDRSD, y principales farmacias de España. 40, HORTALBZA, 40 nue reponer el carbón diriamente, sino cada CIEN H O R A S o sea próximamente cada VEINTE D Í A S compren E l i MEJOIE AiS 4 O do los conocidos, ó sea la IiAMPARA B O L I V E R tan acreditada por ser I A MAS ECONÓMICA en todos sentidos y L A M A S SENCILLA de mecanismo y manipulación. La gran perfección esn que hoy se fanrica ha obligado á modificar las tarifas. Coa UE riso telefónico (núm. 2.356) 6 un telegrama ó tarjeta postal, la S O C I E D A D D E L VATÍMETRO B Y B remite presupuesto de instalación completa de ARCOS P A R A C O R R I E N T E CONTINUA Y ALTERNA y puede servir inmediatamente cuantos arcos completos se deseen ó eaviar i i n técnico para adquirir los datos necesarios. Ocho distintos madelos con I G U A L P R E C I O P A R A CUALQUIER C A P A C I D A D entre í y 9 amperios, para trabajar KM SEKIS 5 O EN D E R I V A C I Ó N con un CJRAN RENDIMIENTO LUMÍNICO. Pídanss tarifas ilustradas á la Sociedad B R A V O MUR 1 LLO, 8 6 Gran F A B R I C A D E CONTADORES D E E L E C T. BXCIDAD para tadas clases de corriente, fundada en 1900. ÚNICA ESí E S P A Ñ A ata isa ARCO 8 VOLTAICOS Si se desea tener Í, U 35 F I J A Y BLANCA sin qae haya Económica y elegante confección en cajas y bolsas. R e i n a 8, pral. ¿Qué médico de fama desconoce los maravillosos efectos L a C a p u c h i n a d e Lítnjaróii para enfermedades hígado y bazo? Depósitos: Mayor, 73, y Alcalá, 40, á una peseta botella litro con casco. Patrones para Sras. probados y sin probar. Fuencarral. 35 v 37, pal. d. Dinero por Alhajas y Papeletas al 1 por 106 EN CAPELLANES, I y FUENCARRAL, 12 ¿MUEBLES DE OCASIÓN? Plaza del Ángel, 6. -EL CENTRO Modas Hna gran revoluciáa... de lanas, percales, batistas lisas y caladas, céfiros y tudas los géneros de camisería, ropa blanca para señora y caballar por venderlos á precios de fábrica. Hti 54 y 5 6 P r e c i o s fijos. Movimientos convulsivos ó involuntarios de los párpados, cejas, frente, mejillas, lengua y labios, que parece ríen, sonríen ó mascan ó hacen Muecas; todo ello rapidísimo, eléctrico, que con la voluntad pueda detenerse unos minutos, es expresión de u estado ispssrátic ó coreico y debe corregirse con los tratamientos del D r A u d e t si los pacientes han de lograr la felicidad de que carecen y quieren verse libres de la prcocupacióa y misantropía que les domina. Los forasteros puedeií consultar por carta al D r A u d e t A l c a l á 171, b o t e l 9I ADKÍD. EN LA REBOTICA LOS ALOJADOS LOS NUEVOS HUÉSPEDES LAS p o s CATÁSTROFES ¡SE HAN EMPEÑADO EN QUE EL PERRO RABÍ El Y OTRAS BAGATELAS, UN TANTO OPORTUNAS TRAE EL DOMINGO aGEDEÓN PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES DÉLOS ÚNICO DEPÓSITO EN MADRID: LHARDY, CARRERA DE SAN JERÓNIMO, BIBLIOTECA DE A B C AMTINCHO J 5 S e! a e! gris indeciso, la noche. La alta chimenea, donde se detuvo su mirada por el instintivo recuerdo de las llamas de ¡as veladas antiguas, se destacó igual que antes, con su festón de indiana blanca, pero fría, llena de sombra, hablando de ausencia ó de muerte. Subió corriendo al cuarto de su madre. Esta, desde la cama, al conocer el paso de su hijo, se incorporó en el lecho, rígida, blanca, entre el crepúsculo: Ramuncho! -gritó con voz apagada y envejecida. Le tendió los brazos, y al tenerlo entre ellos le sujeta y le prime. ¡Ramuncha... Después de pronunciar este nombre, sin añadir nada, apoyó su cabeza sobre la mejilla del joven en la actitud habitual de abandono, en la actitud de las grandes ternuras de otras veces... El, entonces, sintió que el rostro dt su madre, al pegarse al suyo, abrasaba. A través de la camisa notó que estaban enflaquecidos, febriles y ardoro sos los brazos que le tenían cogido. Por primera vez tuvo miedo; se presentó á su espíritu la noción de la grave enfermedad de su madre, la posibilidad y el repentino espanto de que se muriese el ser amado... -Pero ¡estás sola, madre! ¿Quién te cuida? ¿Quien te vela? ¿Velarme... -replicó ella bruscamente, dando a conocer sus id? as de aldeana. ¡Gastar dinero para cuidarme... ¡Vaya una tontería, Dios mío... La bendita ó la anciana Dajamburu viene de día á darme lo que necesito y las boticas que el médico manda... Aunque los remedios, ¡bahi En fin... ¡Enciende una vela, Ramuncho... l ¡Quiero verte... y no te veo... Cuando el muchacho encendió la luz con una cerilla es pañola, de contrabando, ella, empleando un tono animoso, infinitamente dulce, como al hablar á un niño á quien se adora, le iba diciendo: ¿g, Oh, tus bigotes... ¡Qué bigotes más largos traes, hijo mío... Si no hubiera conocidos mi Ramunchito... r Acerca la luz, mi bien amado, acércala, que te mire bien... El también la veía mejor ahora al resplandor de la luz, ¡entras que ella le contemplaba, admirándole, con amor f arrobamiento. Remuncho se asustó más al ver que la Tiejillas de su madre estaban enjutas, sus cabellos casi blancos; aun la expresión de su mirar ha cambiado, parece turbio y sin brillo; en su rostro se vislumbra todo íl siniestro é irremediable trabajo del tiempo, del sufrimiento y de la muerte... Dos lágrimas rápidas y gruesas salieron de los ojos d Francisca, que se agrandaron más vivos al remozarse poi él despecho desesperado y el odio... ¡Aquella mujer... -dijo ella de repente. Crees que... ¡Aquella Dolores... Su grito inacabado expresó y resumió los celos de treinta años: todo aauel rencor sin perdón contra! a