Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 27 DE ABRIL DE ipo 6. PAG. 9. EDrCION En el Parque no po 3 rán entrar más coches, -el día de la batalla, que ¡os que vayan adornados y engalanados. Los concurrentes que vayan á la fiesta en coche sin adornar, tendrán que dejar éste en una de las puertas de entrada. Los Círculos y Casinos instalarán sus tribunas en los lados del paseo. El precio del metro cuadrado de terreno para Ja instalación de palcos, será de 15 pssetas. Y el precio probable de- las localidades para presenciar la batalla, será de i oo pesetas cada uno de los palcos situados cerca del Jurado; de j 5 pesetas los centrales, 5o los laterales, 5 cada silla y 2 la entrada al Parque. A pesar de faltar más de un raes para la fiesta, hay ya peticiones de palcos. El paseo de coches ha sido cerrado para proceder al arreglo del piso. tjstica, inconmensurable. ¡Cabayeros, qué torero más grande es este Bombita! Cita una vez á recibir y el bicho no acude. Algunos pases más, y un buen pinchazo. Repite con una atravesada por cuartear. ¡Mardita sea er gallo! Termina con un lucido descabello, y hay su semiovación para el simpático Ricardo. Cuarto Saltillo, señalado con el núm. di, es negro bragao, atiende por Bosquero, y es cortito de pitones. Con buena voluntad, pero sin pizca de poder, toma el Saltillo seis puyazos por una defunción. Los dos espadas torean a! alimón, arrodillándose al final. (Pa mas. ¡Qué lástima que no hubiéramos estado en San Isidro! Chatítt y Mojino colocan tres pares de banderillas, ganando palmas el de Valencia. Final. Machaquito torea con valentía, pero sin lucimiento, admitiendo de vez en cuando la ayuda del Patatero. Sigue Machaco la faena, que ya va sienao aburridita, para media atravesada. Repite con un pinchazo y termina con una entera que basta. (Silencio sepulcral. ¡Que no hemos quedado en eso, joven Machaco! Quinto. -Tlirerano, cárdeno, bragao, con dos alfileres muy regularcillos y señalado con el núm. 21 En el primer tercio anotamos una buena vara de Jlrriero. En tota! toma el bicho cinco varas por una caída y una defunción. Antolín deja un par y el publiquito inmueble. ¡Vaya por Dios! Sigue Moreniio con otro aceptable y termina el susodicho Antolín con uno en lo alto. En el primer pase sufre Bombita un achuchón de peligro. Sigue la faena con poca decisión y suelta un pinchazo, yéndose á Sevilla (Abucheo) Nueva faena de muleta, tolerando ayuda de peonaje y media delantera perpendicular. (Pitos. Una estocada de las que en provincias le proporcionan ruidosas ovaciones, y el toro se echa aburrido. ¡Vaya, Vaya! Sexto. Montañés, negro, bragao, señalado con el núm. 26, con lo suyo en la cabeza. Machaquito da unos cuantos lances de capa al compás del tango de la cadera, y el saltillo toma la primera vara del Gordo, un pícadorcito ó lo que sea, que se las trae. Agujetas entra á picar y se lleva una voltereta de ordago. Entre Agujetas, Zurito y el referido Gordo, le tientan el pelo cinco veces p r otras tantas caídas y dos bajas en las caballerizas. Cámara, que esta tarde está desgrasíao, deja un palito traserillo. Pataterillo se lleva sus tres cuartos de hora pensando si banderillea ó no, hasta que se decide y deja un par, del que se cae un palito. Repiten ambos con dos pares enteros, malo de verdad el de Pataterillo. Machaquito da fin del último saltillo toreando con fatigas, sufriendo un desarme, haciéndose ai final pesada la faenita. Chaiín nos da un susto morrocotudo, librándose de un disgusto porque ¡hay- Providencia! Rafael sigue toreando de muleta, demostrando completo desconocimiento de lo que debe hacer, y ayudado por el de las patatas. Cuando ya, aburridísimos de la lata con que nos está obsequiando el joven Machaco, nos disponemos unos cuantos amigos y abonados de la novena á echar un mus para malar el tiempo, el de Córdoba entra desde muy largo y señala un pinchazo en buen sitio. Repite con media tendida y termina con un metisaca en los sótanos. ¡Buena corrídita! ¿Cuándo se repite? Lo digo para encomendar la reseña al gran X. X. iSeñores, qué lata! DON SJLVERIO NOTAS TEATRALES A noche se reestreno en Eslava el juguete có- C mico en un acto, de Ramón L. Montenegro, La noche de boda, que ya disfrutó la primera vez que lo vimos, hace dos años, cuando fue puesto en escena por la compañía de Manuel Salvat, un excelente éxito. Y justamente esa habrá sido la causa por la que nuestro compañero en la Prensa, Monte? negro, le ha dado un segundo golpe al juguete. Si á palo seco, debió decirse, la piececita gustó, poniéndola dos ó tres numeritos de música y bautizándola con el título de 25 corral aleño es lógico que guste lo mismo y, en cambio, me produzca más. Y así fue. La obra, que es de enredo y tiene situaciones grotescas, produjo en el público hilarantes efectos, que era, supongo yo, ¡o que se trataba de demostrar. El autor del libro y el de la música, señor Luna, salieron tres ó cuatro veces al final de la obra. Chicote, como de costumbre, hizo las delicias del público. -F. C n la Comedia se estrenará esta noche el dra- ma de Roberto Braceo, en cuatro actos, Malernitd, que hay gran interés en conocer. Mañana, á petición de! público y en vista del éxito obtenido Ja noche de su estreno, se pondrá en escena el drama de Bemstem ía ráfaga. Para el domingo, Julieta y J $o meo, piesentada con inusitado lujo. Cinematógrafos. de festejos, en su reunión La Comisión de ayer, acordó que se admitan proposiciones hasta fin del corriente mes para exhibición de vistas cinematográficas al aire libre. TOROS A PRIMERA D E En la Plaza una bueABONO na entrada. La tarde, con viente ¡Ya tenemos á quién echar la culpa! Primer Saltillo, Sereno, negro, zaino, gorío, con buenas púas y señalado con el número 4 1 Ricardito quiere torear de capa y ei ammatito dice que nones. En medio de la mayor sosería, el de Saltillo cumple con los piqueros, aguantando hasta seis picotazos por una caída y dos pencos difuntos- Barquero y Antolín cumplen pronto y bien en el segundo tercio. (Palmitas) Bomba torea á Sereno con vista y tranquilidad, y en cuanto iguala el bicho arrea una buena, dada con habilidad. (Palmas y pitos. Señores, para estos casos lo más indicado es el silencio. Segundo. Mellizo, negro, entrepelao, con buenas defensas y señalado con el número 38. El bicho acomete desde largo á los piqueros, parándose al llegar á los caballos, demostrando ser completamente burriciego. El presidente manda tostar al defectuoso. ¡Muy mal, pero muy malí Las banderillas de fuego son para los toros mansos y no para los reparados de la vista. Y para otra vez que presida, y ¡ojalá no vuelva! lea y aprenda antes el reglamento taurino, porque de lo contrario está usted en ef palco presidencial expuesto á seguir oyendo las poco agradables flores con que le obsequió el público. Pataterillo y Cámara tuestan al anímalíto con tres y medio pares de rehiletes. Machaquito sale á entendérselas con la victima de Cortinas. A fuerza de hígado y ríñones, demostrando que el nene no se achica por nada y que po- r algo es hoy el primero entre la gente de coleta, torea al Mellizo entre los mismos pitones, para acabar con media estocada superior, cayendo al suelo del encontronazo. (Gran ovación. ¡Vivas! á Machaquito, y el disloque. Tercero. Solitario, señalado con el número 120, cárdeno obscuro, bragao y bien puesto de cabeza. Sigue la ovación al niño de Córdoba, que se harta de recoger palmas y devolver sombreros y chaquetas. Entretanto, el tercer bicho de la tarde toma eis picotazos y proporciona tres batacazos. En el segundo tercio hay un gran par de el Barquero, al que no se aplaudió todo! o que merecía. Entra en funciones el espada de Sevilla y la faena de muleta que realiza es heimosíbima, ar- L Descubrimiento de un crimen POn TXLDGRAFO A alladolid, 16, 10 n. Regreso de Torcksi lias, donde he adquirido las noticias que telegtafío. Los procesados niegan en absoluto toda participación en el delito que se Íes imputa. Siguen incomunicados. El Juzgado trabaja activamente. El público señala como principal aütoi del asesinato á Ángel Mayoral Muñoz (a) el Pollero, que ya fue detenido á raíz deí crimen y cuyo cambio de festuna ha sorprendido á cuantos le conocen. Nadie, sin embargo, afirma en concreto algo que pueda servir de base cierta para el descubrimiento inmediato de los autores. Sábese que una muchacha de pocos años manifestó á sus padres hace bastante tiempo, que siendo sirviente de uno de Jos hoy proce j sados observó que éste y su mujer guardaban en un armario gran cantidad de dinero y alhajas. Añádese que Ja muchacha abandonó la casa de sus amos por temor á que la matasen cuando descubrieran lo que ésta sabía, y que lo contó todo á sus padres. Estos han sido citados para prestar declaración, pues la muchacha, cuyo testimonio tanto valor tendría, ha fallecido. El público espera impaciente la llegada de los testigos á que me refiero. -Tficardo. El embajador en eTVaticano A yer, en el sudexpreso, regresó de Roma el embajador de España en el Vaticano, se- j ñor marqués de Tovaf. El embajador es portador deí título de gran maestre deja Orden religioso- militar de Malta 1 para la futura Reina de España. Trae también para la princesa Victoria la rosa de oro, regalo del Papa. El marqués de Tovar permanecerá en Madrid unos días, para arreglar los asuntos de la testamentaría de su madre, la difunta marquesa de Villamejor.