Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. -4 n ABRIL DE ipo 6. PAG. 5. EDICIÓN j. ¡3? EL REY EN INGLATERRA. LAS PRINCESAS DB BATTENBEKG Y DON ALí- ONSO XII PASEANDO EN COCHE POR AS CALLfS DE COWES t Underwooc colocarla en el centro de la plaza con su acompañamiento de amorcillos. Este edificio se llamaba la Inspección de Milicias, y había sido destinado á residencia oficial de ¡os presidentes del Consejo de ministros. Desempeñaba este elevado cargo el famoso é ilustre capitán general D. Ramón María Narváez en Abril de 1868, cuando cayó gravemente enfermo. La dolencia fue rapidísima, y sin que la ciencia pudiera evitarlo, el general exhaló e ¡último suspiro el 23 de Abril, escuchando los acordes de la Marcha Real con que se saludaba á la bandera al cambiar la guardia de la Presidencia. Veinticuatro horas antes había fallecido RECUERDOS DE ABRIL en Loja su hermano el conde de la Ca os últimos días del mes de Abril evoñada, y los dos estuvieron de cuerpo precan recuerdos curiosos é interesantes sente al mismo tiempo, el uno en la casa de sucesos que tienen relieve en la histosolariega de ia noble y opulenta familia, ria contemporánea. el otro en su residencia oficial de Madrid. Habrá muchos que recuerden un edifiHnrre los primeros que se apuntaron cio de piso bajo y principal, con más asen las listas que se colocaron en la porpecto de pabellón que de palacio, que tería de la Presidencia figuraban dos seestuvo como pegado al ministerio de ¡a ñores, entrado en años el uno y con asGuerra en Ja esquina de Ja calle de Alcalá y de Recoletos y al lado de ¡a Cibeles, EL GUKÍ p 171 áe Orden público Manuel pecto de artista por la melena romántica, antes de que el conde de Romanones la Claros Domínguez, muerto el sábado por larga y recogida, como la gastaron ios hiciera salir de su primitivo sitio para un golfo y cuyo entierro se verificará hoy. Madrazo, D. José Zorrilla y el marqués los Sres. Pérez Calvo, Bernad y Amírola, fnostrándose de acuerdo en que no es renuneiable el cargo de diputado provincial, y que por tanto no procede admitir! a renuncia presentada por el Sr. Rodríguez Beraza, se acordó así por unanimidad y que el presidente accidenta! interponga sus buenos oficios cerca de dicho diputado para que asista á los trabajos de sus compañeros. El Sr. Ochoa pidió que se ¡eyera la Memoria de la Comisión provincial; s: opuso el señor Mesa por haberse acordado ya que quedara sobre la mesa. Y sin más asuntos de que tratar, se fijó el orden del día para hoy, y se levantó la sesión á las doce en punto.