Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D 0 MSNG 0 22 DE ABRIL DE 1006. PAG. 14, EDJCiUi i. a CENTRO ARAGONÉS ¿Velada inaugural. La colonia aragonesa de Madrid celebró moche la velada inaugural del Centro con que desde ayer cuenta en la corte. Comenzó la velada con un breve discurso del presidente del Centro, Sr. Fajarnés. A continuación leyó el secretario, Sr. Gabón, la Memoria, estatuios y reglamento por que se ha de regir el Centro, siendo aprobado por unanimidad. El Sr. Blasco leyó magistralmente unos graciosísimos cantares baturricos de D Sixto Ce orrio; la rondalla, que dirige el maestro- Pera Nevot, cantó varias jotas alusivas al acto, terminando tan agradable fiesta bailando la clásica jota aragonesa las bellísimas mañicas Isabel y Amparo Muñoz. U n buen salvavidas. y veinticinco de la tarde Ayer á la una fue atropellada en la calle de Carranza, por el tranvía 222, una mujer sorda y casi ciega, llamada Vicenta Sánchez Ortega, que intentó atravesar la calle. El conductor Jj 5, Manuel Moya, paró instantáneamente y la víctima fue retirada y conducida á la Casa de Socorro de Chamberí, donde la apreciaron tres ligeras erosiones; de allí pasó á su domicilio, calle de Bravo Murillo, 17, patio. Este accidente hubiese tenido probablemente graves consecuencias, á no haber sido por el salvavidas que recogió á la muie detenido Ladrón un telegrama En contraban jugando á los prohibíaos, ocupandoseles si ¿te navajas, cuatro barajas y 39 pesetas. Puestos á disposición del gobernador civil, Fueron conducidos á la cárcel para cumplir una quincena que éste les impuso. También se dio parte al Juzgado de guardia, donde se comenzó á instruir la oportuna causa. Y SUCESOS r onfíicto solucionado. Los representantes de Jos patronos y obreros cocheros se reunieron ayer en el Gobierno civil firmando el convenio mediante el cual aquéllos se comprometen á aumentar los jornales en 5 céntimos diarios y los cocheros á costearse el uniforme con sujeción al modelo que acuerde el comisario municipal de coches, señor duque de Arévalo. ¡urto. Ha sido puesto á disposición del Juzgado Alejandro Boct, que en la plaza de Santa Cruz sustrajo de un carro 16 paquetes de fornituras de relojería, propiedad del industrial Sr. Girod. del gobernador civil de Valladolid al de Madrid, da cuenta aquél al segundo de haber sido detenido Julián Sánchez Pérez, autor del hurto de un cabás con documentos y dinero á la superiora de las Ursulinas de Jesús, entre Venta de Baños y Madrid, hecho de que ya dimos cuenta oportunamente. Al Julián se le han encontrado 670 francos en oro y algunas pesetas en plata. Al serle preguntado por el paradero del cabás y los documentos que éste encerraba, dijo que lo había tirado. Y en efecto, es el que se ha encontrado en Fuente Olmedo. El detenido será puesto á disposición del juez del distrito de Palacio. CLÍNICA DEL DR. GONZÁLEZ OSSORIO, CONSULTA DIARIA, D E i á f ECONÓMICAS PARA LOS OBREROS, DE yíZ. ABGENSOLA, ¡9, PRAL DCHA. MADRID ADOPTADOS RECOMENDADOS POR LA REAL AcADcmt DE MEDICINA DE R O POR LOS MINISTERIOS DE GUERUA Y MARINA hirlata sorprendida. La policía, auxiliada por la Guardia civil, sorprendió anoche á primera hora una chirlata establecida en la calle del Casino, núm, 7, segundo. ¡Fueron detenidos doce sujetos que se en- Toda clase de INDISPOSICIONES DEL TUBO DI GEST 1 VO, VÓMITOS Y DIARREAS, ETC. n ni. ños y adultos se curan pronto y bien con los SAL 1O LATOS DE BISMUTO Y CERIO DE VIVAS PÉREZ. De venta en todas las farmacias acreditadas del mimdo. NO SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES SMPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE A BC 138 BIBLIOTECA DE A B CF ¡Ramuncho... Su hijo, á quien un coche le llevaba en aquellos instantes, en medio. de la noche estival, muy lejos, á los peligros, á la guerra... Ella, pensaba, había asumido responsabilidades muy pasadas dirigiendo lá vida de aquél con ideas propias, con obstinaciones ca- í prichosas, con altiveces, con egoísmos... Y ahora ellí? misma atraía sobre su hijo la desgracia, mientras que él se iba confiando en las alegrías de volver... Era sin duda todo esto el castigo supremo del- pasaáo) f creía oír, en el ambiente de su casa vacia, como la amenaza de una expiación que se acercaba lenta y segura, á Entonces se puso á rezar con plegarias que salían di un corazón ásperamente conmovido, porque la religión tal como la comprendía, mostrábase sin dulzura, sii consuelo, sin nada de confiador ni de ternezas. Su an gustia y sus remordimientos eran en aquel instante de ui carácter tan sombrío, que las lágrimas, las bienhechora lágrimas no acudían á sus ojos... o en aquel mismo momento de la noche, continuaba bajando por los valles obscuros, hacina re gión baja por donde los trenes cruzan llevando los hom bres á sitios lejanos y cambiando y trastornando tantas- fosas. Todavía, durante una hora próximamente, conti huaría pisando la tierra eúskara; después se acababa el rincón querido. A lo largo de su camino se cruzaba con algunos carros de bueyes, perezosos, lentos, que le recordaban la tranquilidad de los tiempos que ahora huían, ó vagas siluetas humanas le saludaban al paso con el tradicional buenas noches, el viejo gau- one que mañana ya no oiría. Allá abajo, á la izquierda, en el fondo de una especie de negro golfo, se perfilaba aún España, la España que, sin duda en mucho siempo. no inquietaría ya sus noches...