Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿ANO CUATRO. NUM. 464. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. DESDE LA ISLA DE W 1 GHT EAST COWES, 1 8 ABRIL SEMADRID, 2 J DE ABRIL DE 1906. NÚMERO EXTRAo JO C É N T I M O S Rey, conoce a la princesa Ena desde muy niña, apuntes para poder ponderar luego en y S S AA. le distinguen señaladamente. sus crónicas la magnitud del incidente. A bordo todos del y achí español, éste enfiló La polémica entre el gobernador civil la rada y puerto de East Cowes, y antes de las y los diputados provinciales acerca de si diez desembarcaban los expedicionarios en el muelle, donde ondeaba el pabellón español. Allí ía empresa de la Plaza de Toros ha pa ocuparon un coche los regios prometidos; con gado ó nó sus atrasos siguió despertando ellos iba la princesa Beatriz, á quien menos curiosidad. Lo que tiene es que con la que nunca se le conocían los cuarenta y nueve Corporación provincial no está nadie años que acaba de cumplir la semana pasada. conforme ni puede estarlo, porque si Bien se la veía participar de la felicidad de su por casualidad tiene una vez razón, nohija. vecientas noventa y nueve no la tiene. El incógnito del viajero le libró dejos enoEl manicomio de Ciempozuelos ha anunjosos welcome oficiales; pero no impidió que la ciado que si la Diputación no paga algo gente le vitorease y que desde las ventanas, adornadas con los colores españoles, le saluda- de lo que debe, 600.000 pesetas, el día 3o de Abril se cerrará el establecimiensen emocionadas las muchachas del país. Aquí to y los alienados se quedarán en la calle. todas adoran á Ena, y ardían en curiosidad por conocer al novio. La sonrisa del futuro las ha ¿Y por qué no traerlos á la Diputación trastornado aún más, y oyéndolas parece que á ver si la arreglan un poco? Hasta e? no ha pisado nunca tierra de esta isla, la más posible que no cobren dietas como las romántica del Reino, más apuesto y simpático cobran los diputados, sin acordarse de varón. que hay enfermos y niños en Asilos que Mucho me temo, pues, que la curiosidad no cobran una perra. femenil no deje á la enamorada pareja gozar El timo del portugués- se represente ampliamente de la felicidad que pensó hallar ayer con todo el aparato que su argumenen el pintoresco y callado retiro de Osborne. Por lo menos, nadie impedirá á estas niñas y to requiere y éxito feliz para sus autores, grandes io chatter el cotorreo, la charla, el que despojaron de 600 pesetas á un joven comentario acerca de la regia boda y sus pre- de Ñapóles, candido él y codicioso, que parativos. Ya hay quien sabe de memoria no podrá decir de esta villa como se dice todos los innumerables regalos que trae el de la suya: vedere JVapoli é poi moriré. novio. Ya hay quien ha visto todos los planos, r Por la noche hubo estreno en Lara: muestras, catálogos de mueblistas y fotografías de habitaciones con que ha cargado el Mariposas blancas, amablemente acogidas. Conferencia de cocheros con el goberSr. Palomino para que la Princesa elija, decida, ordene hasta el más mínimo detalle de su nador para zanjar la concesión délos uni futura instalación. Yo creo que hay también formes. Decíase que, alfin, habrá uniforquien ya ha elegido y decidido como si fuera mes y que- desde 1. de Mayo parecerán la propia Princesa. mayas nuestros aurigas. Pero ahora me dicen que ya está preparada También se arreglaron ayer otros dos la escapatoria, y que la curiosidad ajena tendrá conflictos: el de los panaderos, cuyas diun freno. El Giralda es la solución. Hoy, á ferencias con los operarios y los repartí, depositar una corona en la tumba del príncipe dores iban á terminar... con la subida de Enrique en Whippingham Church; mañana, á Carisbrooke pitra ver el castillo; otro día, á precio del pan. La lógica, sobre todo. Y visitar á Ventnor; otro, el sábado probable- la de los canteros, que iban á declararse mente, á dar las gracias al Royal Yacht Squa- en huelga general, porque el contratista dron, que ha nombrado socio al futuro de la de piedra de la Almudena, resistiéndose princesa Ena. Y después... después, ¡al Giral- á pagar el nuevo arbitrio, se disponía á da! El bonito barco español será en Osborne no suministrar más piedra y á despedir á lo que el Panhard era en Mouriscot. Excur- los obreros. Hubo visitas y gestiones y siones á Portsmouth, á HulI, á Calais, quizá á se llegó á un principio de arreglo. Más las costas de Bélgica y Holanda. vale así. Al menos, en alta mar, las comadres de AEMECE Newport y de Ry de les dejarán en paz. W. RUSSELL, A Í P ñana! No pocos botes in y tentaron salir al encuentro del Giralda y desistieron de su empeño. La niebla era espesísima. Cuando llegaron á Trinity Píer, vi niendo desde Osborne Cottage por York- avenue, la Real gobernadora de esta isla y la que pronto será Reina de esa Nación, no se veía apenas unas varas mar adentro. Pero no en vano vestía a smartblueyachting cosíame la prin cesa Ena, y haciéndose cargo, tanto su augusta madre como la comitiva, de Ja natural impacien cia de la novia, bajaron por el muelle á la falúa del Almirantazgo, ó como dirían ustedes, de la comandancia de Marina de Portsmouth; y, wn momento después, la proa de la falúa hendía- la niebla, bogando hacia el Oeste. -1 Iban en ella, además de las Princesas, los príncipes Leopoldo y Mauricio, el primero de los cuales acaba de regresar de su viaje á la ln dia, y el comodoro sir Alfred Paget que, por especial comisión: del rey Eduardo, quedará á las órdenes de este duque de Cádiz ó conde de Covadonga que viene á bordo del yacbl españo! y que tanto se parece á vuestro Rey Alfonso X 11 J. No navegaron mucho, pues sería poco más de las nueve y media, cuando, junto á Yarmouth, al lado de la boya llamada de la Roca Negra, avistaron al Giralda. En aquel instante, mientras la banda española tocaba la Marcha Real y los marineros subidos á las vergas vitoreaban á su futura Reina, un tirón de Eolo desgarró el velo de la piebla y el primer rayo de sol del día, destacándose en un cielo de zafiro, saludó el primer cambio de sonrisas de la feliz pareja é inauguró un día de J tng s wealher como ya hubiera querido tenerlos vuestro Rey cuando vino á Londres. El... conde de Covadonga y duque de Cádiz tiene más suerte que D Alfonso XIII. Cuentan los que lo vieron que el saludo de les novios no pudo ser más efusivo y cordial. ¡Cuiioso contraste, dicen, el que ofrecía la severidad y corrección de la marinería, en la actitud militar de ordenanza, con la impetuosidad de su almirante, que, no contento con esperar saludando con la gorra desde el puente á su regia prometida, se precipitó por la escala abajo cuando ya subían á bordo nuestras Princesas! Subió primero la princesa Beatriz, y luego la futura Reina Victoria. Quienes por primera vez les veían juntos, quedaron prendados de la irígenua emoción con que se recibieron los novios. Pero había que conceder algo á la etiqueta, y acto continuo se hicieron las presentaciones de rigor. En realidad, no fueron éstas necesarias más que en muy corto número, pues de los acompañantes del Rey, digo, del conde, que son el marqués de la Mina (Masler of the Jiorse, como aquí traducen su cargo) el de vViana (Lord in waiiing) el del Grove (Equerry) ü de Borja (Administraíor gejieral of íhe Kingdom) y el Sr. Palomino Chiefofthe J ing Household) sólo no conocían las Princesas al marqués de Borja (que á mí me parece no debe tener tan alto cargo como el que estos periódicos le asignan) pues todos Jos demás le fueron presentados en sus viajes á Biarritz y San Se- bastían. Respecto al marqués de Villalobar, que desde Cherburgo acompañaba también al al era e z o I a ma PEDRO CURIE A penas hace cinco años anunciaba la Prensx extranjera que el matrimonio Curie había descubierto y estudiado nuevos metale como el radium, dotado de propiedades verd deramente extraordinarias. Los trabajos de los Curie tuvieron come base las radiaciones nuevas descubiertas poi Becquerel. Mad. Curie, Mlle. Skladowslca, de origei polaco, es doctora en ciencias y profesora de la Escuela Normal de Sovres. Colaboradora decidida de su esposo, ha asociado su nombre á la mayor parte de los descubrimientos de Curie. En 1896 descubrió Becquerel que cierta metal, el uranium y sus compuestos, emitían espontáneamente y sin acción exterior radia MADRID AL DÍA 1 á lotería, como el tiempo, se mostró ayer ingrata con Madrid. El premio mayor se le envió á Sevilla como ramillete final de sus ferias y de sus fiestas. El segundo y el tercero se los regaló á Barcelona, como si la ciudad condal no tuviese bastante suerte con tener á Romanon. es. El Ayuntamiento celebró sesión, y contra lo que es en él costumbre, discutió reposadamente y no dio lugar á que los reporters empleasen la palabra escandalazo que es la que emplean en sus