Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 19 DE ABRIL DE 1906. PAG. 8. EDICIÓN 1. HZíESCJl. Feria tradicional celebrada el sábado último. Lo más importante de esta feria son las transacciones que se hacen de lotes ae madera destinada á aperos de labranza y procedente de la montaña; es este mercado sui generis sin comerciantes, puesto que las operaciones se hacen entre labradores, el barómetro que indica el estado de riqueza de la provincia. CRÓNICA SOCIAL 1 AS H U E L G A S El movimiento huelguis ta es la nota de actualidad social. Apenas si puede darse cuenta sucinta de sus caracteres y extensión en pocas líneas; pero sí puede consignarse desde luego que, como casi siempre, responde en general al deseo por parte de los trabajadores de mejorar los salarios. Los mineros, tal vez influidos por los acontecimientos de Ocurrieres, han- abandonado recientemente el trabajo en los Estados Unidos y en Bélgica. En las minas de antracita de Pensylvania el paro ha sido completo. El número de huelguistas, en Pittsburg llegó á 23.000, cifra que aterraría aquí, donde se bautiza con el nombre pomposo de crisis obrera el desempleo de un par de centenares de obreros. Menos huelguistas, ha habido en Bélgica (Borinage) pero más terribles, porque llegaron á emplear la dinamita, uniendo la venganza á la reivindicación. En Alemania, de todas las huelgas planteadas recientemente, es la más importante la de los obreros metalúrgicos, que tiene ya varias semanas de vida y alcanza á 24.500 trabajadores, el 6 por íoo de los federados en este fi io. Puede sostenerse la situación merced al fondo de resistencia del Sindicato, que á fines de 1905 pasaba de cinco millones de marcos. Pero donde el movimiento huelguista se ha extendido más en menos tiempo, donde ha hecho armas de la pasión y puesto más en aprieto TIPO DE PJISTOJide la montaña, de los i Estado, ha sido en Francia. Huelga de mineros en el Norte y Pas- deque concurren á ta tradicional feria de alais, en la Loire y el Gard; de tipógrafos fs o -Capella del departamento del Sena, de carteros de Pa- Vis, de carreteros en Grenoble, de mozos a café en Toulon... Una verdadera y positiva crisis del trabajo, con empleo de dinamita en Fressennenville, detenciones en todos los centros huelguistas, actos de insubordinación militar por solidaridad con los parados, en Toulon; intervención decidida del Gobierno en París, desconcierto de las Compañías mineras en Lens, apostrofes, conjuras anarquistas, todo ello amenizado con el canto de la Carmañola y el himno de la Internacional. Los 47.000 huelguistas de Lens, que han. hecho movilizar más de y. 000 hombres entre soldados y policías, siguen exigiendo el aumento de salario, la fusión de la prima con el sala, rio- base y la intervención en la contabilidad. Las Compañías se defienden como pueden y el pleito sigue en pie. La huelga de carteros parece, en cambio, ter minada, pero del disgusto latente da fe la lista de reivindicaciones que la Asociación General de Agentes de Correos ha presentado al ministro Barthou, en la que se pide el olvido de lo pasado, mejora de salarios y reglamentación equitativa de los ascensos. En términos generales se señaia el movimiento huelguista actual como marcado triunfo de los obreros. En Pittsburg han obtenido un 5,55 por ioo de aumento en los salarios, aumento que han prometido también otras compañías de Illinois, lowa é Indiana. En Alemania, los patronos parecen dispuestos á buscar una solución de acuerdo con los obreros metalúrgicos. En Borinage, un 10 por 100 de sobresalario ha quedado concedido. En Lens, las negociaciones no continúan sobre la revocación de la tarifa actual, en lo cual obreros y patronos están conformes; lo aue se discute es ólo la