Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jgANO CUATRO, NUM, 462. CRÓMICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. ministro de Fomento hace constar en la exposición de motivos de su importante decreto sobre caminos vecinales, la buena voluntad de Diputaciones y MuniciC N ACECHO. Habrá quien les discu- pios en cuanto es auxilio al desarrollo de ta á los actuales ministros el acier- la riqueza pública, y el ministro de Estato político; el heroísmo, nadie. De él es do oye aún los aplausos del mundo culto una soberbia muestra el viaje del conde por su gestión en la Conferencia de Alde Romanones. Con el solo hecho de ir gecíras, apenas se habla de ninguna de de Madrid, ya tendría mucho adelantado estas cosas. En cambio, desde que el el ilustre político, para merecer una di- conde de Romanones subió al tren, que le fícil acogida en la capital del antiguo conduce á Barcelona hay hombre que Principado. Mas, ir en medio del am- está con el oído atento por si llega á oírbiente de hostilidad, que allí impera; con se aquí la silba, que según espera ha de la tirantez de ánimo que entre Jos catala- resonar en aquella gran ciudad. nes produce la suspensión de las garanY en punto á estos hábitos y aficiones tías constitucionales, y el enojo consi- no cambiaremos nunca. guiente á las dilaciones dadas al levantaMANUEL TROYANO, miento de la suspensión, supone una intrepidez estupefaciente y avasalladora. El recuerdo de Jo acaecidoá D Eduardo Dato, en circunstancias análogas, es A burrida la gente de tan continuado para arredrar al más valeroso. Y entonmal tiempo, de tan continuado llover, ces, la solidaridad catalana no se mostra- echa la culpa al Vesubio, que, con sus ba con la fuerza expansiva, con que apa- extemporáneas bascas ha perturbado la rece ahora, ni había los motivos especia- atmósfera y la marcha ordinaria de la priles y hondos que abonan al presente un mavera. Siempre es un consuelo echar la aumento de irritación en aquella masa culpa de una desdicha á alguien, y es de social. suponer que el volcán objeto de la acusaA estas alturas la gente no se explica ción no mostrará interés en desmentirla, el motivo, por el cual ha emprendido el sea calumniosa ó no. viaje el ministro de Ja Gobernación, ni Se inauguró solemnemente una iglesia las razones á que obedece el acuerdo del más, y al acto asistió la Real familia. Gobierno. Porque, esas que se dan sobre El ministro de la Gobernación marchó la necesidad de que un consejero respon- á Barcelona, y á despedirle acudieron sable vaya á Barcelona á estudiar en vivo, muchos de sus amigos, incluso el jefe del sobre el asunto, el momento en que será Gobierno- -hay quien maliciosamente sumás oportuna la vuelta á la normalidad pone que para convencerse de que se legal, no han sido aceptadas por la gene- iba; pero hay también quien supone que ralidad de la gente: le han sonado á plo- no necesitaba esa convicción, como tammo á la opinión. Autoridades de la altu- poco la de que vuelve. ra de las que hay en la capital económiDe política, nada notable. Se sigue ca de la nación ¿no facilitarán al Gobierno hablando de la cuestión económica con datos suficientes para formar juicio? ¿Ha- las Provincias Vascongadas y Navarra, brá contradicción entre los que de allí haciéndose todo el mundo un lío, incluso proceden, é irá el conde de Romanones el Gobierno, que empieza diciendo en la á buscar la armonía, el contrapunto de nota oficiosa del último consejo que el ellos? ¿O será el viaje ocasión de una pró- concierto FUTURO con las provincias Vasrroga, siquiera mientras el del Rey ter- congadas y Navarra EXOIRA EN 3O DE JUmina? ¡En este caso, el remedio pudiera NIO, etc. y al Gobierno le siguen alser peor que la enfermedad! gunos periódicos que confunden el régiSea como quiera, la atrevida excursión men de las Provincias Vascongadas con del conde hace honor á su bizarría, y es el de Navarra, muy distinto en todo, y origen de emociones en estos días en los que no obstante reconocer que Gamazo cuales, la política propende á lo monóto- no pudo alterar la ley paccionada de no y nada tiene de pintoresca. Gracias á 1841 por que se rigen Jos navarros, haella, las profecías y Jos comentarios ame- blan de la expiración de un concierto nizaron ayer las conversaciones de los po- económico. líticos. Hasta parece ser que se cruzaron Los alcoholeros se reunieron una vez apuestas. Son los efectos de los cambios más para seguir cambiando impresiones, atmosféricos en el reuma nacional que pa- siendo lo prodigioso que aún les queden decemos y cuya total curación no se pue- algunas para esa penosa, pero constante de prever. tarea de cambiarlas. Porque, en los mismos días, en los Sucesos lamentables no faltaron: un cuales la consolidación de las obligacio- individuo que fue al Retiro y se suicidó- -nes del Tesoro señala el punto más alto si fue á buscar los encantos de la primai que ha llegado el crédito del mismo, vera, se comprende que asaltasen su ceen nuestra historia contemporánea, y el rebro Jas ideas más térricas; -una niña SEMADRID, J 9 DE ABRIL DE 1906. NÚMERO EXTRA. 10 CÉNTIMOS que se fracturó el cráneo rodando la escalera de una casa de la calle de Cervantes; unos ladrones que asaltaron la iglesia de Vallecas con propósito de robarla; los panaderos, que fueron otra vez al Gobierno civil para hablar de todo, menos de servir el pan bien pesado y como Dios manda, etc. Siguió la caza de enterradores. Ayet cayeron otros, lo que prueba que el número de socios dedicados á honrar á Caco es infinito, como el de los tontos á quienes se proponen estafar. Los golfos asilados en la calle de Ataúlfo se insurreccionaron ayer como los marinos portugueses del Vasco da Gama. Supieron que les iban á llevar á trabajar, y como les va mejor haciendo la vida que hacen de comer y dormir en el Asilo y pasear por Madrid, fraguaron ur complot para quitarse la ropa y quemarla, á fin de que no se les obligase á salii del Asilo. Es posible también que acordasen, aunque esto no lo han dicho, nc aceptar, en todo caso, otra cosa que las senadurías vitalicias que tiene que veer en breve el Gobierno. AEMECE CRÓNICA POLÍTICA MADRID AL DÍA EL P. MARTIN POR TELÉGRAFO Doma, 18, 3 t. La enfermedad que venía padeciendo el general de los jesuítas padre Martín, ha tenido funesto término esta mañana. Poco después de las once y media falleció sin haber perdido ni por un instante el conocimiento. El cardenal Merry del Val dio cuenta i Pío X del triste suceso. -Franchi e -V H f yyyr; i. t; í- tó Jv í v g! SU S mprr u- ifV %l t SS 5 (Sí i JI 7 JST 1 %4 5 4 I MSHÜ feit M í sñ ty- üé- 1 Ai ii W i s ¿í -í VfA- A u V- u r t íp jt 4 -A x TM í íV is i? v i EL 1 A- 1- da K m bdj P. LZIJS general de la Compañía de Jesús, fallecido ayer en T pma. (De tai íceeto Je Schumxcher) El P Luis Martín, de cuyo fallecimiento d i noticia el telégrafo, era español: había nacido HBU 01 KA Di (M Í A S GEOGRÁFICAS Y SOCIALES