Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O i5 D E AER 3 L D E 1006. P A O 8. EDICIÓN i. a el Bibisno se ausentó de Cifueníes por algún tiempo. En el mes de Febrero de 1905 se presentó nuevamente en el referido Santuario el Bibiano Gil, y el 2 i de! misino mes, cuando i la mujer del Vicente se había marchado á CiA N T E S D E L Hace poco más de un año fuentes y el Vicente se encontraba solo con su JUICIO ocupóse extensamente la hijo Mariano, subió á la cocina, en donde se Prensa en la desaparición de un ermitaño, que encontraba Bibiano Gil, con e! que cuestionó, con autorización del obispo de Sigüenza ha- y viendo el Bibiano que el Vicente le amenazabíase instalado algunos meses antes en la ermi- ba, se salió de dicha habitación y tras de él el ta que existe á dos kilómetros de Cifuenles Vicente, yy al üeoar á la escalera, éste, con un o (Guadalajara) y que se conoce en el país por palo, dio un golpe en la cabeza á aquél, produJa Cueva del Beato. ciéndole la fractura del occipital y parietal deMuchos hicieron coincidir la misteriosa des- rechos, que hiriéndole las meninges y masa aparición del desdichado con la presentación cerebral, determinó un derrame sanguíneo que en la ermita de un caballero á quien hablaron le produjo la muerte instantáneamente unos pastores, que más tarde no fueron citados Inmediatamente, el procesado Vicente del á declarar, sencillamente poraue el Hecho era Olmo encerró el cadáver de Bibiano Gil en las inexacto. habitaciones de éste, donde le tuvo hasta la Interrogado Vicente del Olmo, un pastor noche del siguiente día 22, en la cual y des en cuya compañía vivió el ermitaño desde que pués de contar á su mujer María Crespo los se instaló en el país, manifestó que ignoraba su hechos referidos, ayudado por ésta llevó diparadero, pues Bibiano (que así se llamaba el cho cadáver á la sima titulada Cerro de la desaparecido) habíase despedido de él una ma- Peña del Cura, en el mismo sitio en donde le ñana, sin decirle adonde se dirigía, ni qué arrojaron y en donde fue encontrado en el reproyectos abrigaba. conocimiento que se hizo el 11 de Marzo siLa explicación no tenía en realidad nada de guiente. increíble, dados los antecedentes y la manera Dichos procesados, para ocultar el delito de ser del ermitaño; pero el pueblo de Cifuen- referido, arrojaron á dicha sima y á la vez que tes, que adoraba en éste, no se conformó, y el cadáver de Bibiano, los objetos de la pertesin que pueda decirse de qué suerte, empezó á nencia de éste, que se describen al folio 513 y arraigar en los vecinos la idea de que Bibiano siguientes del sumario, entre los cuales estaban Gil había sido asesinado. El rumor fue crecien- seis monedas de oro (lo que demuestra que no io hasta llegar á Madrid; muchos periódicos, fue el robo el móvil del crimen) naciéndose eco de las sospechas del vecindario Después de dar muerte Vicente clel Olmo á ie Cifuentes, pusiéronse al lado de éste y auxi- Bibiano Gil, se encontró Vicente en las habiliaron con verdadera eficacia los trabajos del taciones del Bibiano 48 pesetas en plata de Juzgado; las autoridades de Guadalajara, y es- éste, las que se guardaron con ánimo de lucro pecialmente el entonces gobernador, D. Sixto Vicente del Olmo y su mujer, más otros objeMoran, realizaron por su parte pesquisas y di- tos que han sido tasados en 24,90 pesetas. ligencias encaminadas al descubrimiento de la a. a Los hechos referidos constituyen dos verdad, y aunque con dificultades sin cuento, delitos: uno de homicidio, previsto y castigado hízose la luz en este asunto. en el art. 419 del Código penal, y otro de Bibiano Gil, el desgraciado ermitaño, que hurto, definido en el art. 53o y penado en el vivía única y exclusivamente ds la caridad de caso cuarto de 531 del mismo Cuerpo legal. los vecinos de algunos pueblos inmediatos al 3. a Es autor del delito de homicidio Vique él eligiera para residencia, había sido ase- cente del Olmo, y encubridora, por encontrarse sinado y sepultado en una sima. Cifuentes no comprendida en el número primero del art cufe había equivocado. ío 16 del Código penal, María Crespo Díaz. Del hurto son autores ambos procesados. El pastor Vicente del Olmo, á quien la pú 4. a No concurren ni son de apreciar cirblica opinión señaló desde un principio como autor de aquel crimen, negó ante el juez su in- cunstancias modificativas de la responsabilidad. 5. a Procede imponer á Vicenie del Olmo tervención en el delito, pero extraído del fondo de la sima por el heroico albañil Perfecto Gar- catorce años, ocho meses y un día de reclusión cía, el cadáver del ermitaño, cambió el pastor por el delito de homicidio, indemnización de de táctica é hizo manifestaciones que desvane- 2.000 pesetas á la familia de Bibiano Gil, accieron por completo las sombras que envolvían cesorias y pago de costas. el sumario. A María Crespo dos años, cuatro meses y Decretóse la libertad de varios detenidos á un día de prisión correccional por el homiciquienes se consideraba complicados en el cri- dio; y á ambos procesados, por el hurto, dos men y quedaron sujetos á la acción de la justi- meses y un día de arresto é indemnización de cia los únicos responsables en la medida que 48 pesetas, con la prisión subsidiaria corresdetermina la prueba de la muerte de Bibiano pondiente. Gil: Vicente del Olmo y su mujer María El fiscal propone como peritos al ingeniero Crespo. de Minas D Enrique Naranjo y á los médiTerminado el sumario pasó la causa á la cos D Félix Serrano y D Santiago Macario, Audiencia de Guadalajara, y al evacuar las ambos de Cifuentes. partes el traslado para calificación, redactó el Además presenta un lista de 29 testigos. fiscal las- siguientes conclusiones que publicadN PASANTE mos íntegras porque la circunstancia de celebrarse la vista el día 19 y siguientes del mes actual, da nuevo interés á este proceso. NOTAS MUNICIPALES EL ERMITAÑO DE CIFUENTEB ¡a que iba á construir la Gran Vía. A este dicamen había una enmienda pidiendo que se graificara con 1.000 pesetas al personal que inervino en los trabajos para la subasta. Pasó á la comisión de Hacienda el expendiente de Policía urbana sobre transferencia de 43.36o pesetas para aumentar el crédito de 100.000 consignado para obras de vías p blicas. A las comisiones respectivas pasaron once proposiciones de los Sres. Mazzantini, Gayo y otros concejales. P o r iniciativa del Sr. Mazantini, el Ayuntamiento, después de hablarlos Sres. Mizzantini, Santillán, Senra, Iglesias y el alcalde, acordó por unanimidad significar su pésame á los Ayuntamientos de Ñapóles y demás poblaciones damnificadas por la erupción del Vesubio. Y luego, en votación nominal, por veintidós votos contra ocho, aprobó el envío de 10.000 pesetas para los perjudicados por la catástrofe. También se acordó recibir y saludar, á las cinco de la tarde, á una comisión de la Tuna Escolar Académica, corresponder así al saludo que envía el alcalde de Lisboa, y gestionar del arrendatario del teatro Español para que ceda el coliseo en buenas condiciones á la Tuna lisbonense, á fin de que dé un concierto. El Sr. Iglesias denunció el hecho de que los coches de los tranvías no llevan la luz necesaria para ver á relativa distancia si la vía está libre. El Sr. Fatás agregó que están obligadas las empresas á poner en los coches focos de 5o bujías en la parte alta del frente, y, sin embargo, no lo hacen. El delegado de tranvías dio algunas explicaciones, y manifestó que los inspectores municipales de tranvías no cumplen con su deber, a lo que el alcalde contestó recomendándole que abriera un expediente para castigar á los que no cumplan. Añadió que se obligará á las empresas á que lleven esos focos de 5o bujías, dándoles de plazo hasta el día %5, é imponiéndoles multas si no cumplen lo dispuesto. El Sr. Iglesias volvió á denunciar el estado en que se halla el Asilo de la calle de Ataúlfo, en el cual hay algún asilado con sarna. Repuso el alcalde que lo había mandado desalojar, pero que le había contenido la circunstancia de quedar sin albergue una porción de individuos que no deben hallarse tan á disgusto, cuando no es posible convencerlos de que es necesario cumplir la orden que dio de desalojar el edificio para ponerlo en condiciones higiénicas. Indicó el Sr. Iglesias que se podría habilitar un solar del Ayuntamiento, y el Sr. Víncenti manifestó que se hará un proyecto de pabellón en uno de esos solares mientras se termina el Asilo de la Paloma y trasladados á él los asilados de San Bernardino, se instalará en Vallehermoso el depósito de mendigos, de los cuales puede haber allí hasta 2.000 en buenas condiciones. P ARA LAS VICTIMAS DEL VESUBIO Exposición de Bellas Artes POR TELECRAPO (C O N C L U S I O N E S i. En el mes de Di D E L FISCAL ciembre de 1904, B ¡oiano Gil, terciario de San Francisco de Asís, llegó á la villa de Cifuentes, encargado por la autoridad eclesiástica del Santuario de Nuestra Señora de Loreto, vulgarmente llamada Cueva del Beato, en donde se instaló. En dicho Santuario venia habitJudo desde hacía mucho tiempo Vicente del Olmo Jodra con su esposa María Crespo Dirz y sus hijos, y molestado el Vicente- or la insl? kc ón en dicha casa del referido Bibiano, t ¡vo diferentes cuestiones coa ¿A al vis u instó, y MU duda por esto I A SESIÓN Comenzó la sesiona las once rf D E AYER menos veinte minutos y se levantó á las dos menos cuarto. En todo ese tiempo quedaron aprobados treinta y nueve dictámenes de escaso interés, salvo el relativo á la devolución de trece mi duros, próximamente, á la Sociedad de Gasificación Industrial por derechos de. licencia de apertura de fábrica y de construcción de edificios; veintidós dictámenes quedaron sobre la mesa, entre otros el relativo á la incautació per el Ayuntamiento de las 5o.000 pesetas q- ue consigiiócomo fianza provisional la Casa ingle arís, 14, 4 t. Hoy ha sido el íeimssage en el salón organizado por la Sociedad general en el Grand Palais para celebrar dos Exposiciones, una de cuadros y otra de música. La concurrencia ha sido inmensa. Los cuadros son muchos, y entre sus firmas figuran las de Carolus Durand, Rol! Berard, Boldini, Dagnan- Bonvevet, Delvaille, La Touche, Montenard, Lemaire, Blanche, Weerts, Faivre Villette, Wahlberg, Cellin, Benonard. etc. Da firmas españolas figuran las de Anglada, Sala (j. Cañáis, Cardona, Casteluchi Lana. P