Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO i5 DE A 3 R 1 L DE ioo6. PAG. 7. EDICIÓN i. LA NUEVA TEMPORADA EN EL CIRCO DE PR 1 CE k aefhrA i wWi 1 MLLE. CELA, LA MUJER- SIRENA, QUE H 12O SU PRESENTACIÓN ANOCHE EL CLOWN TOM BFLL 1 NG, XCLNTRICO INGLE í S no los subditos, el Estado no es el Rey como en tiempos de Luis XIV, sino el pueblo entero; fio es ey la voluntad del Rey, sino la voluntad de los ciudadanos con el Rey. Si los hombres de una región no quieren desnaturalizarse, no hay poder alguno que pueda hoy imponer ia desnacionalización por la fueiza, poi la violencia. El hecho de la pluralidad de nacionalidades dentro de España es, pues, un hecho primano, fundamental, que no esta ya en los medios de nadie destruir ni modificar. Se impone a unos y otros, a gobernantes y gobernados, de esta o de otra legión, como un hecho superioi a opiniones y deseos, a lamentos y aspiraciones. Con igual vigor, con igual fuerza rresistible, se impone el hecho de la unidad política de España. Afinidades de civilización, vecindad terntorial, vínculos de ínteres establecidos durante cuatro siglos de convivencia obligan a las diferentes nacionalidades españolas a mantener su unión dentro de un mismo Estado. La universalidad es la nota característica de nuestra hora: un tiempo el mundo fue Roma, mas tarde Europa, hoy es la tierra toda, 1 ¿humanidad entera. Los Estados se hacen mundiales El aislamiento es la muerte. Dentro de algunos lustros los pequeños reinos serán curiosidad casi arqueológica como para nosotros lo son hoy Andona y Monaco. Imposición de estos hechos y de estas leyes es la aspiración a dai a España una constitución en que el elemento de ¡a pluralidad de pueblos y el déla unidad de convivencia tengan su representación, en que se constituya un podet unitario paia las empresas unitarias, para los fines comunes de defensa, de telacion iníernacionai, de comercio, y en que se constituya un podei en cada nacionalidad para los elementos de diferenciación, de personalidad característica Nada, pues, de imposiciones, de unitarismo violento, de opresión de los diferentes giupos étnicos españoles. Nada de empeñaise en marchar contra la naturaleza, contia ¡a realidad, contra la voluntad de estas nacionalidades Pero nada, tampoco, de despedazar España en pequeños Estados. Hacerla mas grande aun, mas fuerte, redimirla de su abatimiento, enriquecerla, levantarla a! nive! de Jos grandes pueblos, infundir en ese misero Eitado de tercer orden que es hoy alientos de gran potencí y medios para sei o, este es el deber de las nacioie csp- jñoUs este es el idtal, ía aspnacion, la vojunlid de Cataluña. U iijjd CXK na 5 Jibertad mte j oi, tal es el pensamiento que Cataluña propone a España, tal es el ideal que quiere hacer triunfar Los pueblos se levantan cuando inflama las energías individuales un ideal colectivo Cataluña siente y vive este ideal, Cataluña ofrece este ideal a las demás regiones. Y Cataluña tiene ¡a seguridad de que su ideal prevalecerá, porque enfrente de el no se levanta ningún otro, porque su pensamiento es el pensamiento de las regiones vivaces del Nor- te porque ías nuev- is comentes un vei sales estar hoy todas de su paite Ha callado nuestro liustte visitado Nosotros le hemos oído con un vivo, con un profundo ínteres í cuando nos hemos levantado para marcharnos, liemos echado una postrer mu acia a la ciudad que se extendía a! pie de la montaña y al mar azul y sosegado que cerraba el lejano horizonte. AZOMN L mm LAS HERMANAS NURrELL, QUE DEBUTARON ANOCHE