Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 14 DE ABRIL DE 1906. PAG. 8. EDICIÓN 1. te de los propagandistas revolucionarios de España. Lerroux se halla en su despacho tra 1 ERROUX. Para ir á ver á Alejandro Le- bajando; en la casa existe un diminuto zaguán w rroux. es preciso tomar el tranvía- -si cerrado por una alta vidriera; á la derecha, oirtimos del centro de Barcelona- -en la plaza por una puerta abierta de par en par, se ve á de Cataluña. Después se recorre la larga calle un señor recio, fornido, rojo de cara, pletórico de vida, que está sentado ante un amplio escricue atraviesa Gracia, se llega á una plazoleta de pueblo y se echa pie á tierra. En el fondo, torio de madera blanca; este señor es nuestro amigo el insigne republicano. De cuando en sobre un altozano, se levanta una iglesia; á par cíe ella y al otro lado de la vía, asoma por en- cuando, Lerroux se levanta de su escritorio, cima de unos tapiales y entre las frondas de se sienta ante una máquina de escribir colocada unos árboles, la techumbre de una casa. No junto á la ventana y va tecleteando en ella rános detengamos ante la verja que aparece en pida v ruidosamente. En el momento en que hemos llegado nosuríb de los costados de este muro; vayamos ante una estrecha y modesta puertecilla y apo- otros á visitar al diputado por Barcelona, se yemos nuestro dedo sobre un microscópico hallaba éste en su despacho. Hemos salido al botón eléctrico. En tanto que nos abren, repa- jardín; por su paseo central hemos ido y venido durante una hora departiendo tranquilacemos que sobre el tablero liso v gris de esta DESDE BARCELONA un ideal de progreso y de liberfd. Creo, sin jactancias, que se ha conseguido el propósito. Y aquí entra! a parte interesante, curiosa, i esta lucha. Se ha logrado en Baicelona organizar una masa republicana; hemos hecho que todo ó casi todo e! proletariado obrero sea franca y profundamente libera! Y cuando tras de tantos esfuerzos y afanes, se ha ¡legado á tal meta, se pretende de pronto que retrocedamos en nuestro camino y nos aliemos con los enemigos jurados durante toda la vida de la libertad y de la democracia. Ta! significado es el que tiene el bloque, la unión que en la actualidad se ha formado entre dinásticos, regionalistas, carlistas y republicanos. Se dice que tal alianza responde á un sentimiento de patriotismo; ss añade que á fin de defender la libertad, atacada con la ley de jurisdicciones, esta unión era pre- IAS i j, tó. ÑAPÓLES. VJA CARACCIOLO Y EL VESUBIO EN ERUPCIÓN. FOTOGRAFÍA HECHA DE NOCHE Fot, Alfieri e Lacrois puerta, un admirador del ilustre diputado por Barcelona, ha escrito con lápiz inseguro y en letras grandes: ¡Viva el Sr. Lerroux! El señor de este rótulo nos hace sospechar que este apasionado del popularísimo diputado es un admirador respetuoso... Ya nos han abierto la puerta. Diminuto jardín se ofrece á nuestras miradas: hay en él unos pequeños paseos enarenados, limpios, cuidados, que revelan la solicitud de una mujer; rosas rojas, lirios azules, bermejos y blancos claveles destacan acá y allá entre la verdura. latida tuiba el silencio: de tarde en tarde el rugido d ¿i transía eléctrico que pasa ante la puerca íompe e! sosiego; ó tal vez las campanas de la 1- lesia próxima dejan caer lentas y opacas unas ícic es mel incólicas. Nada diría que esta en i c. i. Je! más incansable, del más fuer- I mente. Comenzaba á llegar el crepúsculo y so- cisa. Y bien: ¿cómo los regionalistas catalanes que ahora se muestran tan apasionados de la naban las campanas de la vecina iglesia. -Sabe usted- -nos ha dicho el orador repu- libertad de conciencia, no han defendido esta blicano- -lo que yo he trabajado en Barcelona; misma libertad cuando se veía atropellada, desyo no quiero ser inmodesto ni tengo por qué truida, por la ley de represión del anarquismo vanagloriarme de nada, pero sí diré que la y por otras tantas medidas vejatorias? Es insóliorganización republicana de Barcelona se debe to, es estupendo este súbito ardor por la liberá mis esfuerzos. Se ha creado la fraternidad tad que á los regionalistas les ha acometido. Y republicana; se han fundado numerosas Socie- si yo no temiera aparecer jactancioso, le diría dades análogas; hace tres años se comenzó á á usted que en el fondo de esta actitud extraña levantar la Casa del Pueblo; hoy, gracias á sus de los regionalistas, está el deseo de anularme constantes esfuerzos, la obra va de vencida y á mí, es decir y más claro, el deseo de anular llevamos ya gastados en ella unos dieciséis mil toda la obra republicana, toda la organización duros. 1 odo esto quiere decir que he luchado republicana que es un dique formidable á esas sin tregua; que he puesto todas mis energías, aspiraciones reaccionarías. Y á esto me he de oponer yo con todas mis íuerzas, y esta es la toda mi alma, en esta empresa de formar un ambiente l berat, republicano, en Barcelona, razón por que siyo aplaudo el homenaje que se de crear veiaad ras rnüas que respondiesen á prepara a los diputados, que combatieron las