Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 12 D E A B R I L D E i9o6. P A G i 5 E D I C I Ó N i. 3. a Cada lector de A B C podrá apostar por uno ó por varios caballos y desde una á 2 5 pesetas sin fracciones de céntimos 4. a En el número de A B C correspondiente al domingo 29 de Abril se publicará una relación completa y detallada de las cantidades I apostadas por cada uno de los caballos que toman parte en este Concurso. 5. a Del total de la suma recaudada se deducirá el 6 por JOO que corresponde al Tesor público en concepto de contribución, y la cantidad íntegra que reste se dividirá á prorrateo entre los que hubieren apostado por el caballo ganancioso. La Administración de A B C no se reservará cantidad alguna, sino que, por el contrario, abonará los numerosos gastos que exige la realización de este Concurso. 6. a Las apuestas habrán de extenderse en el boletín que se publica en una de las páginas de anuncios de este número, y cuyos DOS talones deberá llenar el interesado con la misma tetra muy clara y sin enmienda ni raspaduras. 7. a Los lectores de A B C en Madrid entregarán el importe de sus apuestas hasta el día 28 del actual raes de Abril, á las seis de la tarde, en nuestra Administración, Serrano, 55, en donde les será entregado el oportuno recibo. Los lectores de A B C en provincias deberán enviar sus boletines acompañados del importe de sus apuestas, en libranzas de la Prensa ó del Giro Mutuo, sobres monederos ó cualquier otro documento de fácil cobro, con excepción de toda clase de sellos de correos, hasta el día 28 del actual mes de Aril, quedando á disposición de sus remitentes y sin entrar en concurso las cantidades que se enviasen después de esa fecha. mo que desee emplear el remitente y la cantidad que envía, pero sin indicar el número del caballo en cuyo favor se hace la apuesta. La publicación de estas listas servirá de resguardo á los interesados, qirr ando, por lo tanto, suprimida toda otra forma üe recibo. 9. a E n A B C se contestará diariamente á todas las consultas que se nos dirijan en la sección especial que queda abierta desde hoy con d título de Concurso de apuestas mutuas. -En el paseo de Jos Olmos, á la entrada del de los Ocho Hilos, riñeron ayer dos operarios de la Fábrica del Gas, haciendo uno de ellos cuatro disparos de revólver sobre su con; irio, que resultó ileso. desgracia Sensibleniño de siete años, llamado José PraUn da Mínguez, tuyo ayer la desgracia de caerse por la caja de la escalera de su domicilio. Marqués del Duero, núm. 6, produciéndose ¡a fractura del fémur izquierdo y contusiones en diversas partes del cuerpo, que le fueron curadas en la Casa de Socorro. Por fuerte y crónica que sea, se cura ó se alivia siempre con las PASTILLAS del D R ANDREÜ. El mejor calzado, Plaza de Bilbao, 11, Dedicando diez tardes á eeeribír, y sin que Ja fatiga en. él se nate, ha copiado Fernández ej Qutjofg con la máquina E m p i r c Ii. Asín Palacios. May 8 J 5. CONCURSO DE APUESTAS MUTUAS los lectores abierto Entre concurso dede A B C quedaU T U A S un APUESTAS M análogo á las que se cruzan en todas las Carreras de caballos que se celebran en España, y que habrá de regirse por las siguientes condiciones: j a Queda organizada por el periódico A B C una carrera en la que tomarán parte DIEZ caballos designados con los números i, 2, 3, 4, 5, 6, 7 8, 9 y o. 2. a Ganará la carrera el caballo CUYO N U M E R O SEA I G U A L AL D E LA TERM I N A C I Ó N D E L PREMIO MAYOR D E LA LOTERÍA NACIONAL que se celebrará el día 3o del presente mes de Abril. Es decir, que si el citado premio mayor terminase en 4, ganará el caballo designado con el nú 8. a Frecuentemente se publicará en A B C mero 4; si en 2, el caballo designado con el la relación detallada de las cantidades recibidas número 2, y as! sucesivamente. de provincias, indicando e 1 nombre ó seudóni- INIMITABLE AGUA. DE AZAHAR Marca LA MBALDA Be Tenía en las primeispales farmacias, perfumerías y d. r gaerías le toila, Etspaia. 0, P r e c i o s Primera calidad, 2,66 pesetas botella. Segunda calidad, i, SO p etas botella. NO SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES IMPRENTA Y ESTEREOTIPIA H A O O 1 2O BIBLIOTECA DE A B CB RAMUNCHO 11 y es necesario cuidar grandes praderas y rebaños de líos; que no tiene hijos, y que si quisiera establecerme cerca de é! con una gentil eúskara casada en el país, estaría muy contento adoptándonos á los Jos... Creo que también vendrá mi madre... Si tú quisieras, podríamos casarnos pronto... No está prohibido casarse á los que son tan jóvenes como nosotros. Ahora que me adopta mi tío y que puedo tener una buena posición, se me figura que también ella consentiría... tu madre... En cuanto al servicio militar, tanto peor para él... ¿No es eso... Se sentaron sobre unas piedras cubiertas de musgo que había allí, con las cabezas un poco vueltas el uno hacia el otro, turbados los dos por la proximidad y la tentación inesperada de una ventura cercana. Así ya no tendrían un porvenir incierto hasta después de ser soldado, porque el asunto se arreglaría á escape; tardaríase dos meses, quizá un mes, para que la comunión de sus almas y de sus cuerpos, tan ardientemente deseada y ahora tan prohibida, lejana el día anterior, se realizase sin pecado, honesta y digna á los ojos de todos, permitida y bendita... Nunca habían mirado todo aquello tan de cerca... y apoyaban el uno contra el otro las frentes cargadas de exceso de pensares, fatigadas de repente por una especie de delicioso delirio... A su alrededor el perfume de las flores de Junio subía de la tierra llenando la Jioche de una inmensa suavidad. Y como si no hubiese ya bastantes aromas esparcidos, los jazmines y las madreselvas de los muros exhalaban de cuando en cuando con intermitentes oleadas, el exceso de su perfume; parecía que misteriosas manos balanceaban en la obscuridad invisibles incensarios, celebrando una fiesta oculta con encantamiento magnífico y secreto. Hay frecuentemente, y por todas partes, misteriosos encantamientos, á éste semejantes, que emanan de la naturaleza misma, mandados por MO se sabe qué soberana Ella, Madalén echaba de menos- nes de Mayo, los cultos á ¡a Virgen en la nave adornada con flores blancas. En los crepúsculos no lluviosos iba á sentarse, con ías hermaña- s y otras colegialas creciditas, al pórtico de la iglesia, junto á las tapias bajas del cementerio, desde donde! a vista se sumerge en los valles profundos. Y allí pasaban el tiempo hablando ó divirtiéndose con nfantiles juegos, á los cuales ¡as monjas se prestan siempre de tan buena gana. Cuando no hablaban ni se jugaba, sumíase en extrañas y largas meditaciones; meditaciones á las que, el declinar del día, la proximidad dé la iglesia, de las turabas y de sus flores, daban una serenidad muy alejada de las cosas terrenas y como libre de todo lazo con los sentidos. En sus primeros éxtasis místicos de niña, inspirados por los ritos pomposos del culto, por la voz del órgano, los ramos de flores blancas y las mil llamas de cirios ardiendo, se le aparecía 1 solamente imágenes, imágenes muy radiantes, altares flotando en nubes, tabernáculos de oro donde vibraban músicas ó á los que venían á abatir su alto vuelo los ángeles. Pero estas visiones eran sustituidas ahora por ideas; ella columbraba la paz y el supremo renunciamiento á todo, que da la certidumbre de na vida celestial nunca agotada; concebía de modo más elevado que antes la melancólica alegría de abandonar cuanto existe y vive para no ser más que un algo impersonal del coro de monjas blancas, azules ó negras que, desde los innumerables conventos del mundo, elevan al cíelo una inmensa y perpetua plegaría en intercesión por los pecados que en la tierra se cometen... Sin embargo, en cuanto la noche se cerraba, el curso ie sus pensamientos volvía á caer fatalmente hacia las cosas que deleitan y matan. La espera, la febril spera comenzaba, creciendo siempre y con ardorosas impaciencias de minuto en minuto. Parecíale que sus impasibles