Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 12 DE ABRIL DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN t. la fiesta y con las oías. Se supone que para hoy estarán secos. Las noticias de Ñapóles, aterradoras. Sin embargo, las noticias de esta madrugada no son tan desconsoladoras como las conocidas á primera hora de la noche, y algunas de éstas son rectificadas por aquéllas. También se dio por destruido el Observatorio del Vesubio hace dos días, y ahora resulta que sigue en pie y que de él comunican impresiones más tranquililadoras. A última hora seguía amagando la huelga de cocheros de Madrid, por negarse éstos y los patronos á costear los uniformes que la autoridad les exige. Alguien no tiene razón en el litigio y segu ameníe no es el público ni la autoridad. AEMECE rior a! contado y en el Amortizable, que ganan 3o céntimos. La doble del Interior ya no es más que de 15 céntimos. PARÍS. Cierre. Exterior, 94,10. Renta francesa, 99,02. Ruso, 4 por 100, 82. Tureo, 93,10. Banco Central Méjico, 464. Banco de Méjico, 974. Nortes, 217. Zaragozas, 373. Ríotinto, 1.662. GoldBelds, 121. Interior, 72,10. Su paridad en España, con el cambio á i5,2o: 82,o5. Tendencia floja; el mercado sigue disponiéndose á suscribir al empréstito ruso. El único valor que sube es el Interior, que vale i5 céntimos más que en Madrid. -Sí, amigo mío, se ha atrevido á ofrecerme un napoleón. El barón de la Trampa estaba colorado, sus ojos lanzaban centellas. Le cogí la mano para calmarle. ¿Qué has hecho, ó qué piensas hacer? -le pregunté, y al hablarle pensaba en la suerte reservada al pobre Vellocino. ¿Que qué pienso hacer? -me contestó el Barón con voz tranquila. -Me voy á comer á un restaurant barato. ¡Qué demonios quieres que haga con un napoleón! Luc SAMSON GRAVE OFENSA Lucas Samsónl H ola, amigo tal, querido Barón? ¿Qué- -Te convido, tomaremos algo. -Muchas gracias, eres muy amable. Y empujándome hacia adelante, me llevó á un café mi amigo el barón de la Trampa. -Mírame- -me dijo, ¿no ves algo extraño en mí? Le miré é iba a confesar que nada anormal observaba en él, cuando, sin aguardar mi contestación, añadió: ¡Cómo! ¿No adivinas en la indignación que brilla en mis ojos y en la agitación de mis labios que estoy á punto de rebelarme contra la sociedad miserable é infame en que vivimos? -Sí, sí- -le dije por cortesía- -iba cabalmente á decírtelo. -Yo, el noble barón de la Trampa- -prosiguió en tono teatral, -el noble hidalgo, como me llaman mis amigos, acabo de ser ofendido por un miserable burgués. POR TELEFONO MIÉRCOLES, II, ION. DESPUÉS DE LA CONFERENCIA 1 ablando con el duque de Almodóvar. No es empresa fácil la de poder celebrar una entrevista con el ministro de Estado en estos días en que, después de una ausencia de Madrid de tres meses, dedica el duque de Almodóvar toda su actividad á ponerse al tanto de los asuntos de política interior, de los que estuvo apartado durante la Conferencia de Algeciras. Sin embargo, ayer tuvimos el gusto de hablar breves instantes con el señor duque de Almodóvar, quien nos atendió con la afabilidad en él peculiar y que tan marcadamente ha influido en el curso de los debates celebrados en la Conferencia internacional recientemente terminada. -No hay nada oficial- -nos dijo el señor ministro de Estado- -respecto del nombramiento del coronel Robert como iefe de la policía marroquí. Como presidente de la Conferencia me he dirigido oficiosamente al Consejo federal suizo, no pudiéndolo hacer oficialmente mientras no sea ratificada el acta general de la Conferencia por todas las Potencias. ¿Qué hay del ducado de Algeciras- -nos atrevimos á preguntar- -ó del Toisón de Oro, según afirman alganos periódicos extranjeros, jomo justa recompensa á los servicios prestados á España por quien ha presidido con tanto acierto la Conferencia? -N o vale la pena de ocuparse de esas noíicias que tienen un carácter puramente personal. No hay mérito ninguno en cumplir con su deber y es hora ya de que sepamos en España desempeñar nuestro cometido sin esperar recompensa de ninguna índole. -Una última pregunta, señor ministro: jes cierto que el Kaiser ha aplazado su viaie á España? -En efecto- -nos contestó el duque de Almodóvar, -el Gobierno ha recibido noticias oficiales de que el emperador Guillermo ha aplazado su viaje, y no hasta el otoño, como alguien ha dicho, sino con carácter indefinido, tine die... i Y añadimos nosotros por nuestra cuenta: ¿es que el Kaiser ha renunciado definitivamente á venir á Madrid? ¿Estará relacionado este aplazamiento sine die con el resultado de la confe encia? j rrastrados por el río. Al atravesar el puente sobre el río M i jares, cayó al agua una mujer que llevaba en brazos á una criatura. La corriente los arrastró, pereciendo ahogado el niño; la mujer pudo salvarse y después fue atendida por varios labradores. ontra la ley de Alcoholes. El Ayuntamiento ha acordado adherirse á la sesión de los asambleístas alcoholeros, para solicitar una ley beneficiosa á la industria vi nícola. 1 a estatua de Ribalta. Acordó también dar un voto de gracias á los diputados y senadores que han intervenido en la pronta concesión del bronce necesasario para la estatua del pintor Ribalta. cosecha. Las noticias que se reciben del Maestrazgo aseguran que el estado de las cosechas es inmejorable, merced á la abundancia de la lluvia. Q a r a los mineros de Courriéres. Se organizan fiestas en Burriana para allegar recursos destinados á socorrer á las familias de las víctimas de Courriéres. -ñtmengot. BOLSAS DEL DÍA n MADRID. Cierre. Interior contado, 81,75; fin de rr. es, 83,90. Araortizable, 00,75. Banco, 433. Tabacos, 401. Azucareras ordinarias. 36. Francos, 15,2o. Libras, 28,92. miiv firme, principalmente en eí ¡níe- Temblaba yo interiormente pensando en la suerte reservada al individuo causante de la cólera de mi fogoso amigo. -Figúrate- -continuó- -que hace un momento advertí que había salido de casa sin un céntimo en el bolsillo. -Eso puede sucederle á cualauiera- -repliqué hipócritamente. -Claro es. Pues bien; ¿qué hubieras hecho en mi lugar? Habrías pedido algunos luises al primer amigo que hallases en tu camino; á mí, por ejemplo... M e sonreí por dentro, porque sé los puntos que calza el Barón. -Y nadie te los habría rehusado. ¿Qué hice? Seguí tranquilamente mí camino, observando al poco rato que la casuaiidad había dirigido mis pasos hacia la casa de Vellocino, el riquísimo banquero. Conoces mi timidez y mi delicadeza. Tuve vergüenza de molestar á un banquero por unos cuantos luises. Reconozco que mis escrúpulos son ridículos; sobre todo, tratándose de semejante personaje; pero yo soy así, no lo puedo remediar. Subí, le pedí prestados 10.000 francos, asegurándole que se los devolvería mañana. ¿Y te los rehusó? ¡Ay, amigo mío! Estoy indignado, furioso. ¿Sabes ¡o que me ha contestado? Que le era imposible complacerme... y me ha ofrecido un napoleón. -iQué ofensal NOTAS DE ARTE jrquesta Sinfónrca. El sábado por la noche se celebrará en el Real el segundo concierto de la Orquesta Sinfónica con el programa siguiente: PRIMERA PARTS La flauta encantada, overtura, Mozart. a) Andante del Cuarteto en J e (ob. 1 1) para instrumentos de arco, Tschaikowsky. b) Dorabella, intermezzo, Elgard. Los Preludios, poema sinfónico, Listz. SEGUNDA PARTE Quinta Sinfonía (Aus der neuen Welt) Ob. 95, Dvorak. 1. Jldagio. Allegro Molió. TI. Largo. 111. Scherzo. TV. JllUgro con fuoco. TERCERA PARÍS 1 Los murmullos de la sefva, fragmento de la ópera Sigfredo, Wsgnev. 1. L apres midi d un faune fi. a vez) De bussy. 3. los Maestros Cantores, preludio, Wagner. ina di Lorenzo. La famosa actriz italiana, que eí sábado comenzará á actuar en el teatro de! a Comedia, llegó ayer á Madrid, procedente de Barcelona, donde logró granjearse ia admiración de! r