Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIERCOLESTT DE ABRIL DE, 1906. PAG. 9 EDICIÓN 2.0 LA ERUPCIÓN DEL VESUBIO POR TELÉGRAFO 1 a escuadra francesa. Tolón, 10, 12 n. Una división de 2 a escuadra del Mediterráneo, compuesta de los buques Gaulois, Jena y Bouvet, ha zarpado de este puerto con rumbo á Ñapóles. i y i ás estragos Ñapóles, JO, 12 n. Se han recrudecido los fenómenos volcánicos; la corriente de fava aumenta de modo considerable. Los caminos de Torre del Greco, Ottajano y Torre Annunziata han quedado destruidos á causa de la lluvia de azufre y agua hirviendo. En Torre del Greco todos ¡os habitantes han huido, resultando muchos de ellos con graves quemaduras á consecuencia de la terrible lluvia de barro volcánico. CJfectos á larga distancia. Cettigne (Montenegro) 10, i t. Desde ¿yer tarde hasta esta mañana ha caído sobre sta ciudad una densa lluvia de polvo amarillo. Análogo fenómeno se ha observado en otras localidades del Principado. Atribuyese á la erupción del Vesubio, supoaiéndose que procede de allí. 1 luvia de cenizas. Ñapóles, JO, 12 m. Sobre casi todo el Sur de Italia ha caído una espantosa lluvia de cenizas. La tropa construye barreras para impedir la invasión de la lava. íctimas de la erupción. Ndpoies, 10, 12 m. Hasta ahora van extraídos 49 cadáveres de los escombros de la Iglesia de San Giuseppe. O iete muertos y setenta heridos más. Ñapóles, 10, 12 m. El edificio del mercado de Monteoliveto, en un barrio de la ciudad, se derrumbó esta mañana á las siete y media bajo el peso de las cenizas y de 1) la arena que cubría el tejado. Hubo siete muertos y hasta ahora se ha encontrado setenta heridos en los escombros. A uxilios de Francia París, 1 o, 13 El Consejo de ministros, reunido en el Elíseo bajo la presidencia de Mr. Fallieres, decidió, i propuesta de Mr. Bourgeoís, ministro de Negocios Extranjeros, y de Mr. Thomson, ministro de Marina, enviar á Ñapóles la escuadra del Mediterráneo para socorrer á las poblaciones víctimas de la erupción del Vesub o ¿s víctimas. Más Otros veinte cadáveres han sido retirados de los escombros de la iglesia dé San Giu ¿suppe. Con éstos, el total de los muertos extraídos hasta ahora asciende á 79. Nuevos detalles recibidos de Ottajano dicen que dicha ciudad ha quedado completamente destruida por la lava del Vesubio. Añaden que se cree que bajo los escombros de las casas derribadas hay más de un. centeñar de víctimas. Numerosos heridos han sido colocados en ios vagones del Ferrocarril vesubiano para ser. transportados á Ñapóles; pero su traslado es en extremo difícil por las dificultades de la circulación. Efl derrumbamiento del mercado. Ndpoies, io, v ¡o n. Conócese más de- i talles que vienen á ampliar lo ya telegrafiado tespecto al hundimiento del mercado. El ambiente era esta mañana purísimo. El Vesubio aparecía gris, casi blanco, y haoia desaparecido el temor á los devastadores tragos de las corrientes de lava. La ciudad recobraba su aspecto de tranquiidad ordinaria y en la calle dé Toledo comentaba su habitual animación. Oe repente oyóse un pavoroso estruendo, las gentes corrieron aterrorizadas, en todas direcciones, y pronto se supo que aquel terrible ruido había sido motivado por el hundimiento del mercado de Monteoiiveto, el más importante de Ñapóles y situado en lo más céntrico de la calle de Toledo. El edificio habíase hundido bajo el peso de la enorme cantidad de ceniza caída ayer del Vesubio- acumulada sobre la cubierta Alternativas. A obscuras. Londres, i i 8 tn. Un telegiama de Ñapóles, recibido por la Agencia Central News, da cuenta de que al acercarse ¡a noche se observa que la erupción del Vesubio se 1 I undimiento de una imprenta. -agrava. Las esperanzas que había hecho conce Al mismo tiempo que el mercado, hun- bir la calma de la mañana en los escasos habí. dióse la imprenta de un periódico, que se ha- tanter que quedan en los pueblos vesubianof blaba situada al lado del referido edificio. han desaparecido Las casas inmediatas han sido desalojadas En Torre del Greco llevan treinta horas en en previsión de que sufran igual suerte. la semi- obscuridad alumbrados únicamente por los relámpagos que produce el volcán, re lámpagos ensombrecidos por las ráfagas de 1 a erupción aumenta. Ñapóles, i o, 11 Desde antes de ano- viento cargadas de cenizas checer, la erupción ha empezado á recobrar la xpedición científica violencia de los días anteriores, Berlín, 1 J, tn. Varios geólogos alemaEl director del Observatorio vesubiano anunció que esta mañana la erupción era más nes se disponen á marchar á la región vesubiaintensa; pero durante el día no ocurrió nada na para realizar experiencias científicas, medir la velocidad de los torrentes de lava y la temque sirviera para comprobar dicha noticia. Por la tarde, los cráteres inferiores empe- peratura de ésta, estudiar la composición de zaron á arrojar gran cantidad de humo, y este los gases que exhala el volcán y otros puntos fenómeno se hizo extensivo posteriormente al de no menor interés Formarán parte de la expedición el profesor cráter principal. Jonkel, de Berlín, y el Dr. Philippi, que acomM ri HiBBSM ttajano destruido. pañó á la última expedición alemana al Polo El pueblo de Ottajano ha quedado com- Sur. vTaI vez irá también, aunque todavía no es pletamente destruido. De los escombros han sido extraídos 200 seguro, el consejero privado Brauer, famoso cadáveres y muchos heridos. Algunos fugiti- por numerosos estudios que han exehrecido vos manifiestan que estaban realmente aterrori- misterios referentes al volcán. zados á causa de la incesante, lluvia de cenizas ó arena. J 1 as víctimas del hundimiento. Bajo los escombros del mercado quedaron sepultados centenares de compradores y vendedores Pasados los primeros momentos del indescriptible pánico que se produjo, procedióse á practicar los trabajos de salvamento. Estos fueron presenciados por los duques de, Aostá. En un principio, y durante las primeras lloras, fueron, extraídos 5 muertos y i5o heridos. Posteriormente se ha sabido que el nunvo de víctimas ha ascendido á 3oo. Los duques de Aosta visitaron á las víctimas en el Hospital. E Muerto por el tren POR TELÉGRAFO ii luvia de azufre. Continúan sucediéndose los fenómenos volcánicos que llevan la desolación v el terror á todas partes Esta tarde, y durante dos horas consecutivas, ha caído sobre los pueblos de San Giuseppe, Vesubiana, Ottajano y Savianodinola una violenta lluvia de azufre, casi en estado de ignición. A las siete la lluvia arreció en intensidad, siendo cada vez más densa á causa de la arena rojiza que caía mezclada con el azufre. la D eva, 11, 1 o m. El tren de hacosta eníre San Sebastián y Bilbao arrollado esta mañana, mutilándole horrorosamente, al casero Carlos Zabala, que falleció media hora después en medio de agudísimos sufrimientos. -Sáenz La peste bubónica POR TELÉGRAFO T iladelfia, JO, JO n. El vapor inglés Burrsfield, ha llegado procedente de Bombay, uinientos muertos más. Jfptria, jo, 12 La Tribuna publica trayendo á bordo cuatro pasajeros atacados de un despacho procedente de Ñapóles diciendo una enfermedad que los médicos de la sanidad que el número de muertos á consecuencia de creen es la peste bubónica. Durante la travesía murieron dos atacado la lluvia de azufre, caída en los pueblos de Ottajano y San Giuseppe, asciende á más que fueron arrojados al mar. de 5oo. La actividad del Vesubio crece en intensiContrabando á lo yanqui dad, presentando un aspecto aterrador. POR TELÉGRAFO Los habitantes huyen en todas direcciones, ueva York, 11, 8 m. Desde San Francis- Í desarrollándose escenas tristísimas. co telegrafían á La Tribuna qus la tripuCercóla, principalmente, se encuentra en una situación muy crítica, pues en este luchar lación del buque de guerra norteamericano Oregón ha pasado de contrabando 2.890 cajas es mayor la intensidad de la erupción. que contenían mercancías por valor de tres millones de francos elegrama del rey Eduardo. Se ha abierto una información para depurar Eduardo VII ha dirigido al Rey de Italia un extenso telegrama, expresándole su sen- responsabilidades. timiento por la catástrofe de Ñapóles. Q F N