Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
455. CRONICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. w BWAPRID, n DE ABRIL DE 1906, NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS los- azulejos de sus frisos y delicado perfume á los naranjos de sus jardines. El Sr. Moret con los ministros de Gracia y Justicia y Marina salió, invitado por el Sr. Borbolla, en el remolcador de las obras del puerto, Giralda, con objeto de almorzar á bordo y de conocer y comprobar ante la realidad las obras que proyecta la Junta de obras, en las que fía el porvenir del puerto Sevilla. El general Luque, acompañado de otros generales, fue á almorzar á la Venta de Eritafia. Todos se fueron, dejando Ja ciudad bulliciosa para disfrutar los encantos de un risueño día de este verjel andaluz. La tarde fue más fecunda en impresiones. El general Luque, interrogado por los periodistas, habló del asunto últimamente comentado por la Prensa madrileña. Según el ministro de la Guerra, no hay otro recurso que proveer la vacante del general Blanco, porque á ía amortización se opone el art. 1. de la ley del 94. Parece que este asunto dará juego, sobre todo por la persona en quien debe recaer el nombramiento de capitán general. El Sr. Moret habló también can los periodistas, y les dijo que es partidario de que se abran las Cortes; pero esíima que esto no podrá hacerse hasta Mayo próximo, pues sería preciso para hacerlo antes que el Gobierno presentara los presupuestos, y los ministros, con los últimos viajes, dijo el Presidente, no han tenido tiempo de hacer los parciales de sus respectivos ministerios. Respecto á si las que se reúnan en Mayo serán estas Cortes ú otras, cree el Sr. Moret que serán éstas y se funda para ello en que la mayoría está unidla, y á menos que ocurra algo imprevisto, no habrá motivo para recurrir á medidas extremas. El Rey regresó de su excursión á las siete, al mismo tiempo que llegaban al Alcázar los Infantes. Los Sres. Moret y Concas marcharon en el expreso después de estar en Palacio, donde fueron á despedirse del Rey y de los Infantes. Algunos, haciendo consideraciones sobre el viaje del Sr. Moret, dicen que éste no va muy satisfecho, pues vino por el decreto de disolución y se marcha sin él, habiéndose dejado en Sevilla las esperanzas. Ignoro si tendrá fundamento esta suposición, pero puedo decir que he oído de sus labios las siguientes palabras: No he hablado nada de política coa el Rey; hubiera sido inoportuno ahora hiblarle de asuntos engorrosos. JUAN MÍR EXTRAORDINARIO DEABC fojuestro número de mañana jueves tendrá carácter de extraordinario, irá esmeradamente impreso en papel satinado, y contendrá, además de su información gráfica y de noticias, el número IX del periódico para niños Gente Menuda. on arreglo al siguiente SUMARIO El pastor del valle de Mugelle, con dibujos de Regidor. -Itinerario de la Pasión de Nuestro Señor Jesuctisto (ilustrado) -El niño sabio (ilustrado) La Cena del Señor, cuadro de Juan de Juanes. -Concursos, y principio de ¡a interesante historieta Ti ibulactonei de un elefante, por Xaudai ó. CRÓNICA POLÍTICA AMENTOS DE El duque de Almo UNA OBRA dóvar debe sentirse satisfecho. Todo el mundo elogia su gestión en la Conferencia de Algeciras. Pocas veces á un gobernante español habrá ocurrido cosa análoga. El tacto, Ja discreción, la corrección suma, el acierto en elegir el personal, que había de ayudarle, son encomiados por dondequiera. Más ó menos conscientemente la gente celebra que al mismo tiempo, que comenzamos á tener en serio política internacional, hayamos encontrado un diplomático. De esta clase oficial era de ía que estábamos peor. Nuestras cuestiones interiores absorbían el espíritu de nuestros hombres públicos, y no le dejaban ni tiempo ni energías para ías exteriores. Cuando se formaba un Gabinete, fuese conservado ó liberal, de la derecha ó de la izquierda, para ía cartera de Estado no se exigía más que formas corteses, hablar francés y la costumbre de leer Le Temps. Algunas veces no llegaban á tanto las exigencias. De uno á otro ministro no nabía tradición, de pensamientos, ni de propósitos. Esto habría parecido una superfluidad. La primera materia faltaba. Y no hay que decir la que habría en períodos, durante los cuales á cada cambio de Gabinete se sucedía una contradanza de embajadores. Las Cortes extranjeras tenían como una de las ceremonias más frecuentes ía recepción de un representante español. Sobre todo en París, los periódicos daban en son de broma la noticia. Cupo al señor León y Castillo la fortuna de haber cortado esa costumbre; hecho que ha sido ventajoso para la seriedad de la Nación. Mas, la variedad de ministros de Estado dentro de cada parcialidad política ha seguido. Esta es otra pernicicsa costumbre, que también hay que cortar; pues la ocasión se ha presentado. Claro está, que habrá que cambiar de ministro en ese departamento, como en todos, cuando se cambie de partido en el Poder; la solidaridad política, la unidad de criterio del Gabinete no consentirán otra conducta. Será, sin embargo, de alta conveniencia que cada parcialidad política de turno encargue siempre de esa cartera á quien haya probado su aptitud, mediante el buen éxito. De esa manera, podrá hacerse una obra amplia y sólida; de las que reclamar persistencia en el propósito y necesitan de la acción del tiempo. Ahora mismo ¿qué duda puede caber á nadie de que en el cumplimiento del protocolo de la Conferencia, por lo tocante á España, el duque de Almodóvar ha de poner un cuidado y un empeño dignos de un artista Este número se venderá en toda España ai precio de DIEZ CÉNTIMOS SEVILLA CRÓNICA DEL MARTES 6 3 o PALABRAS POR TELÉGRAFO. SEVILLA, (O, JO N, I a ms. lana en Palacio, aun cuando promevt a mucho, dio poca materia para la crónica de hoy. El Rey y ios Infantes marcharon á Villamanrique, como ya telegrafié, con pensamiento de no regresar á Sevilla hasta las siete de la tarde. El Sr. Moret, después de pasar cerca de una hora en Palacio, no nos comunicó al salir otra nueva que la de que ef Rey, queriendarespetar las tradiciones sevillanas, según las cuales no circulan carruajes por la población el Viernes Santo, había decidido hacer el recorrido desde el Alcázar á la estación á pie. Es una decisión simpática, que proporcionará al pueblo sevillano ocasión de hacer al Rey una despedida íntima y cariñosa. Resultará un acto original y sin precedentes. Después de esto el automóvil del Rey partió haciendo sonar su acelerado taf taf taf en dirección al Coto del Rey, próximo á Villamanrique, llevando al Monarca y á los marqueses de la Mina y de V? ana en busca de las emociones de una montería. Los Infantes habían marchado al mismo sitio una hora antes en un lando. Los coches gaíonados que aguardaban á los ministros se alejaron también en distintas direcciones. Se disolvió el grupo de palatinos que asistieron á despedir á los expedicionarios y el Alcázar quedó silencioso, radiante de belleza bajo las caricias del sol. que arrancaba destellos á ÜELIOÍECA DE GEOGRÁFICAS CML 8