Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 10 DE ABRIL DE 1906. PAG. 5. EDICIÓN i. íás respectivas nacionalidades; no permitir que allí viva cierta canalla, y proteger y hasta mimar al bueno, al honrado, al trabajador, por humildes que sean su condición y clase. De este modo y aplicando las reformas con prudencia, ganándose el afecto de los naturales del país, las reformas serán aceptadas con gusto, al menos en su mayor parte. La sociedad española que no ve en sus aboen España; sí con las garantías que se nos ofrecen á cambio de la nuestra, fracasamos, gados ese desvelo por el derecho, les moteja demostrando nuestra impotencia, preparémo- injustamente de interesados. Nuestro aboganos á sufrir la suerte de los pueblos decaden- dismo será malo, pero es económico, si se pientes y ruines: es ley de lafilosofíade la historia. sa en lo que ocurre por esos mundos. Y aquí terminan estos comentarios á la ConEl célebre abogado inglés lord Russell, que ferencia de Algeciras, que yo quisiera hubie- en 1859, su primer año de ejercicio, ganó sen sido dignos de los discretos lectores de 3.ooo francos, obtuvo de ganancias en 1893 la A B C; en ellos puse al escribirlos toda mi fe, friolera de 5 y 5.ooo francos. A Waldeck- Roustoda mi voluntad, como pongo toda mi espe- seau le producía el bufete 400.000 francos L PROTOCOLO. Después de haberle ranza en que esta España, tanto más querida anuales y Millerand, el famoso abogado y soleído varias veces, confieso con toda cuanto más desgraciada, víctima siempre de los cialista francés, con la liquidación de las Asolealtad que no rae atrevo á dar mi opinión sin errores de sus propios hijos, resurja de la pos- ciaciones religiosas expulsadas de Francia, ha antes estudiar y meditar mucho sobre ciertos tración en que yace para ser lo que debiera realizado ganancias inverosímiles para nosartículos. Todo el capítulo IV es de una grave- por sus virtudes y su historia. otros, siempre remisos á tasar en lo justo el dad infinita para cuantos viven en Marruecos, esfuerzo intelectual, sin duda porque ese géneFELIPE OVJLO extranjeros é indígenas. El art. 5 altera de ro de esfuerzo no nos es muy familiar. una manera radicalísima la percepción de los El abogadismo es enfermedad endémica dt impuestos; la que se pagaba por diezmos y muy complejo estudio. Son sus síntomas la fieprimicias á la religión, cambia de forma, consbre del título, el hambre nacional, la pereza tituyendo la mayor revolución desde arriba ETxisten en Madrid 2.683 abogados colegia- intelectual, la rutina. Se nutre de la falta de que se haya tratado de hacer en ningún pue- dos, de los cuales 844 ejercen la profe- ideales y vive sin lucha, pero con desdoro. blo. Claro está que esto no aparece en el Pro- sión. El mal del abogadismo no debe, sin em- En Francia, por lo hay más I tocólo; pero hay una palabra que lo da por bargo, atribuirse sólo á ese número de perso- 15o diputados abogados menos, side ciencia de repletos y nas que informan ó firman escritos, y de los hecho y con ello basta y sobra. teoría, hay en la Cámara, para neutralizar su Las leyes por que se rige en Marruecos ¡a cuales un centenar, á lo sumo, intervienen en verbosidad y su doctrínarismo, 14 obreros, 22 propiedad cambian en absoluto, tanto, que ne- la vida intelectual ó política. agricultores, i5 ingenieros... muchos repreLos que no ejercen son precisamente el sín- sentantes de intereses nacionales ajenos al mezcesito pensarlo mucho antes de hablar sobre ello. He sido con D. Francisco Lozano uno toma de la dolencia, porque ellos revelan que quino espíritu del abogadismo como oficio de los fundadores de la Cámara de Comercio de los millares de abogados que salen de la PEDRO SANGRO Y ROS DE OLANO de Tánger, cuya secretaría general he desem- Universidad, la mayoría eligieron esa carrera peñado más de diez años; pues bien: tampo- por ser algo, convirtiéndose en fuerzas inaproco me atrevo á hablar del asunto, no obs- vechables. Y ellos forman un contingente constante creer conocer á fondo estas cuestiones, tante de nombres para la Guia del Colegio, en- El Cap Roca en marcha hasta hacer un estudio detenidísimo y confron- gordada á su costa. Lo prueban estos datos: POR TELÉGRAFO tar datos y adquirir informes que no puedo ABOGADOS ABOGADOS l igo, 9. 9 n. El Cap J oca está ya en conconfrontar ni adquirir en Madrid. TOTAL AÑOS QUE EJERCEN QUE NO diciones de marchar á Hamburgo, donde Lo nstabk es que todo el capítulo IV, ó casi será reparado definitivamente. todo lo que en él se contiene, ha sido pedido ipOZ 1.635 889 2.524 A las siete de la mañana llegó al puerto, por los moros, y yo, que no he temido nunca 19O3 1.562 2.496 9? 4 efectuando rápidamente su travesía desde el por la realización de problemas que tanto han I9O4 1.049 1.538 2.587 fonda de la bahía, sin que entrase nada de agua preocupado á las gentes, estimo como de maI 9O Í j. 845 2.633 7 38 en el interior del casco. yor interés para todos y de más difícil aplicaI 906 844 1.838 2.683 Después de fondear le reconocieron dos peción práctica, esas cuestiones que, relativaÚnanse á los profesionales inscriptos que no ritos, los cuales afirmaron que las reparaciones mente, han pasado advertidas para la mayoría; prueba evidente de que Marruecos era ejercen, el sinnúmero de titulados no incorpo- efectuadas eran sólidas, por lo que no era prelo más secundario de lo que se trató en Alge- rados al Colegio, y se explicará que, ante lo ciso que le convoyara ningún buque hasta enorme de la cifra presumible, no es raro que Hamburgo. ciras. Este resultado se comenta de mane favo Come dijimos desde el principio, 1 a regla- haya abogados camareros, cobradores de) tranrabie, por estar hechas las reparaciones po 1 mentación, las soluciones, el trabajo de aplica- vía, toreros, etc. La crisis de la carrera, engrosando las filas elementos españoles exclusivamente ción, queda encomendado al Cuerpo diploma- Se hacen grandes elogios del director de loi tico de Tánger, el cual hará el mejor arreglo del proletariado intelectual, no es sólo de Esposible de todo, incluso la no aplicación de paña. Recientemente hablaron los periódicos trabajos de salvamento y de las reparaciones alemanes del exceso progresivo de estudiantes Sr. Barbeito. ciertas reformas. allí el record La varadura del Cap 1 pca deja á Vigo 15.000 Conseguido el sostenimiento de la paz, y en las carreras liberales. Baten de los cuales promulgado el nuevo derecho internacional, también los juristas en ciernes, Prusia hay un duros. en en El Cap 1 pca ha tomado hoy gran parte d todo es pequeño y carece de interés para las había por 1905, 11.678. Sólo que estudia De 20,7 100 de población la carga de que le habían aligerado para la opegrandes Potencias recho. ración de salvamento; también ha hecho carmm Nuestros abogados, faltos de una prepara- bón. OS COMPROMISOS La misión enco- ción suficiente para hacer buen uso de su caA las seis de la mañana emprendió el viaje. DE ESPAÑA raendada á Espa- rrera, estudiada siempre de un modo defectuoA las cinco de la tarde marchó el remolcaña por las demás Potencias en ei Imperio ma- so, ó son máquinas jurídicas apegadas al Alcu- dor Finisíerre con la barca Luna, con rumbo í rroquí es delicadísima; hablando sin rodeos, billa y á las leyes de Medina y Marañón, ó Oporto. España representará en el caduco Imperio la absorben, si algo descuellan, toda intervención Mañana saldrá con igual destino el remol garantía cíe todos contra cualquier ambicioso en la vida política. El mal del abogadismo en- cador Tierna. que atentara, en beneficio propio, al principio tre nosotros consiste en que su nivel intelecA las diez de la mañana llegará el Bceotia, que el derecho internacional moderno acaba de tual, tenido por muy alto, no supera en mucho que sustituye al Cap 7 (oca en su viaje á Améripromulgar en Algeciras. al general. Carecen de espíritu de verdadera ca por única vez, puesto que para el siguiente Para el desempeño de esa misión no importa solidaridad jurídica y sólo siendo políticos, ya estará completamente listo el segundo vapor la escasez de nuestras fuerzas; el voto y la ac- más claro, diputados, senadores ó ministros, citado. -1 odal. ción unánime de los demás, por su propio in- intervienen en la vida del derecho en su elaboración ó en sus reformas. terés, estarían á nuestro lado. Mucho tacto, mucho celo, mucna inteligenEsos estudiantes alemanes, después de tercia, mucha actividad es preciso emplear en minada su carrera, practicarán obligatoriamente, INIMITABLE ello. Si abandonamos esta ocasión que la for- no pensarán en alargar procedimientos para tuna nos depara, preparémonos á ser objeto de justificar honorarios, porque allí cobran por burla y desprecio de todo el mundo. No de- instancias ó negocios y, sobre todo, reunidos ben olvidarlo los primates de los partidos po- anualmente en Consejos de jurisconsultos haMarca LA GURALDA líticos: para España es la ocasión de ser ó no rán una obra práctica para todo el país. Desde De venta en las principales farser. ¡Dios quiera tenernos de su mano y les 1860, y por iniciativa de la Sociedad jurídica macias, perfumerías y droguerías inspirel Este problema no es para resuelto por Juristische Gesellschaft, de Berlín, van celede toda España. uno solo, afecta á todos, y emprendido un rum- brados 29 Congresos y en ellos han nacido los Precios: Primera calidad, 2,50 pesetas bo, hay que seguirle sin solución de conti- Códigos civil y penal, las dos leyes de Procebotella. Segunda calidad, 1,60 Desetas bonuidad. dimientos, la de Concursos, la de Seguro tella. obrero El mundo entero na de tener fija la mirada E EL ABOGADISMO L AGUA DE AZAHAR