Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 9 DE ABRIL DE ioo6. PAG. 4. EDICIÓN 1. Clarando que deberá hacerse lo mismo ron las futuras de capitán general, dignidad suprema de la milicia, que quedará reservada para premiar en lo porvenir brillantes servicios, en campaña triunfal y gloriosa. En vez de gastar energías en la injustificada provisión de esa vacante, que Je ha de costar muchas y habrá de valerle grandes enemistades, el general Luque podría emplear aquéllas en la preparación de una reforma á la ley constitutiva, reduciendo la edad para el pase á la reserva y las plantillas activas del generalato; fijando aquélla en sesenta y ocho, sesenta y seis y sesenta y cuatro años, y tstas en 24 tenientes generales; 48 de división y 102 de brigada. Demuestra que no se necesitan más el propio Anuario Militar de 1906, donde aparecen 32 tenientes generales y de ellos ocho sin colocación; sesenta generales de división, de los cuales 16 están sin destino, y en el mismo caso se hallan de 124 generales, de brigada, 23. Por la disposición relativa á las edades se producirían en el transcurso del corriente año las siguientes bajas, no vacantes: 8 tenientes generales, 13 generafes de división, 3i generales de brigada, y como la disminución de plantillas es de 8, 12 y 22, respectivamente, habría que promover á los inmediatos empleos i un general de brigada y nueve corone es. De esta manera se tendría en tiempo de paz las plantillas ajustadas á los destinos; se evitaría descontento; se remozarían los cuadros de generales; se produciría un pequeño movimiento en las Escalas, y se obtendría una economía de importancia. Con ese nombramiento de capitán general, ¿qué se va á conseguir? Así habló mi amigo, y yo, pareciéndome muy fundadas sus observaciones, reproduzco sus palabras. El general Luque tiene algo más que hacer sobre el generalato que una parodia del juicio de París al revés. MANUEL TROYAN 0 no trae los papeles mojados como consecuencia del remojón que sufrió. Fue un baño de placer y como de aeua salina, tonificante. Los obreros celebraron un mitin en Barbieri, en conmemoración de la catástrofe del tercer Depósito. Hubo lo de siempre en estos casos: el burgués discurso con todas sus consecuencias. El telégrafo se mostró desapiadado, terrible: el mar tragándose islas enteras de las Azores; el Vesubio fumándose pueblos enteros. Por la noche clausura de teatros, como consecuencia de la ya presente Semana Santa. ¿Cómo han saldado la temporada los que cierran? El Español, Tloridor lo cuenta aparte, con pérdida, y ha sido el teatro que más público ha tenido. sCómo han de saldarla los demás? La jornada terminó con la consabida puñalada. El herido se acusó á sí propio; pero la policía, que no cree en Lucrecias ni que estamos en tiempos romanos, se propuso aclarar el misterio. También se registraron dos estropicios de automóviles, de los que corren como exhalaciones, se ponen por montera las disposiciones vigentes y nos invitan con su conducta á que cada ciudadano vaya armado de pistola maüsser para los efectos consiguientes. Las víctimas de los automóviles, que desaparecieron á toda velocidad, fueron dos perros. Pero consolémonos, porque lo mismo pudieron ser dos prójimos. AEMECE especiales, han hecho una labor de fiiigran. su digna de la buena ¿poca de la escuela florentina. ¿Qué mayor victoria para las Potencias que sólo anhelaban el afianzamiento de la caz. que haberlo conseguido? Los alemanes, que no tienen aspiraciones ni intereses políticos en Marruecos, pero que á toda costa quieren conservar un mercado que les es favorable, no sólo han conseguido su; propósitos, sino que han demostrado que sil contar con ellos no es posible tomar ningunr determinación que altere visiblemente la política de Europa. Rodowitz y Tattenbach h? r. hecho verdaderos prodigios para que Guillermo 11 quedara airosamente, y no nauftagai ellos mismos en una nave de malas condiciones marineras. Los franceses han conseguido lo que anhelabala mayoría de su país, lo que convenía á Francia, á esa Francia trabajadora, humana, amante del progreso y de la civilización y enemiga de inquietas aventuras. Ha predominado el acertado juicio que inició Revoi! desde la plenipotencia de Tánger y después desde el gobierno general de Argelia. ¡Qué satisfechc debe encontrarse! ¡Qué lección para los qu lograron separarle del mando de la más ¡moortante colonia francesa! Inglaterra, autora de todo; Inglaterra, qul seriamente, tnediiadamenle, premeditadamente vie- MADRID AL DÍA 1 a fiesta de las Palmas animó las calles de Madrid por la mañana. No hay procesiones por las calles, cierto; pero el comercio de las palmas á las puertas de los templos y el desfile de los ramos benditos, dan á la villa un carácter pintoresco que la cae bien. En los templos, concurrencia inmensa, sobre todo en la catedral, donde la Capilla Isidoriana dio, con su artístico y valioso concurso, mayor esplendor al culto. Y como el tiempo fue bueno, la genfe llenó los paseos por la tarde y dio cuantioso contingente á los espectáculos públicos. La novillada, muy sosa, según los aficionados, que esperaban, sin duda, la mar salada de cosas. La Sociedad de Conciertos terminó la temporada con uno que, como la corrida, también pareció desaborido á sus fieles devotos. Regresó el ministro de la Goberna ¿ión de su viaje á Canarias, del que cuenta y no acaba. Por supuesto, asegura que ne manejando los hilos por que se mueven las figuras en Marruecos, ha obtenido un éxitc colosal. En el tratado anglo- francés, por un? cláusula relativa á España se adivina todo ur plan que lleva adelante con la tenacidad propi? de los hijos de la Gran Bretaña; lejos de asustarse por la Conferencia, la vio con gusto, y en ella y por ella ha demostrado una vez más qut tiene conciencia de su poder, y que si el case llega, no dudaría en emplearle. La situación de su representante era por esa causa muy difícil; pero Nicholson ha sabido hablar á tiempo j callar mucho; callar es menos fácil que hablat en ocasiones; por eso dicen en Asia: la palabra es plata; pero el silencio es oro y el reIRANDO Á LO Con la firma del por- presentante de la Gran Bretaña sabe emplear PASADO tocólo han terminado á tiempo su capital. su labor los conferenciantes de Algeciras; en Los moros, á quienes tanto estimo, porqut el teatro de la diplomacia, como en el del mun- entre ellos he vivido muchos años, dirán lo que do, suele acontecer que un enredo complicado quieran, pero en el fondo deben estar muy saque despierta los más fatídicos augurios, se re- tisfechos; han asegurado la independencia de si suelva con un venturoso enlace. Pocas veces territorio y la soberanía del Sultán por alguno cerno en ésta ha resultado el final tan á gusto años; las reformas bien implantadas les resulta de todos. ¡Quiera el cielo que nada rompa los rán beneficiosas; he ahí la verdadera dificultad lazos dichosos que ahora se han formado, sin ¿Se implantarán bien? que la ambición, la fatalidad ó la imprudencia provoquen la discordia precursora del di- y España? Si yo dijera lo que se agita en el fondo á vorcio! mi alma, diría que no estoy ni puedo estar saYa han abandonado losjorresponsales aque! tisfecho; pero considerando bien la situación rinconcito de España; ya los periódicos de to- del país, diré que estoy maravillado de lo qut dos los países han comentado lo que es, lo que se ha conseguido; que nunca, nunca, mine: ha sido y lo que representa ese triunfo de la podía esperarse tanto. diplomacia, dejando tan segado el campo al A los entusiasmos de ayer ha reempiazadc más humilde de ios comentaristas, que apenas en España un pesimismo tal, que no hay fe en ha encontrado en e! espigueo lo poco no ma- nada ni por nadie; parece que se trata de un puenoseado que va á ofrecer á sus discretísimos blo muerto, sin aspiraciones, y que se deja azolectores. tar resignado por las mayores adversidades; antt Que ha sido un triunfo para la diplomacia, la vista de las gentes pasan inadvertidos he y triunfo muy legítimo, no se puede dudar; chos tan culminantes como el aumento de la infranceses y alemanes declaran que no hubo dustria y de la riqueza pública; todo se pinta con vencedores ni vencidos; nosotros creemos más, negros colores; exageramos lo malo, poco hacey trataremos de demostrarlo: nosotros estima- mos para corregirlo, y la murmuración malsamos como caso curioso y pocas veces visto en na reemplaza á la labor constante, al bendito la Historia, el que en esto no hay más que ven- trabajo, á eso que forma la dicha del hogar y cedores, si por vencer se entiende persuadir la grandeza de la patria. con razones y conseguir lo que uno se propone Dirijan una mirada los más pesimistas, y nCen empeñada lucha, salvando todas las dificul- obstante esos chispazos de la crisis social, tades. que es general en el mundo y de poca imporT ejando aparte sutilezas, lo que en principio tancia hasta ahora entre nosotros, se verá el se debatió en Algeciras fue la conserva- desarrollo de nuevas industrias, el afianzamiención de la paz universal muy amenazada, y los to del crédito, los mayores aumentos cobrados representantes de las Potencias menos interesa- por el Erario nacional, y esto es irrebatible, 1 das en los asuntos de Marruecos han estado porque no se saca dinero donde no le hay y e discretísimos; todos son dignos de loa; pero dinero extranjero no se casa con nadie. Consideren las atenciones de aue hemos esViscontí Venosta y CassinS. por circunstancias DE LA CONFERENCIA M