Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 7 DE ABRIL DE 1006. PAG, o. EDICIÓN 1 Y en el curso deí primer acto, en que asistimos á este dichoso acontecimiento, se nos presentan otros personajes. Entre ellos vemos á Paul, hermano de Juliette, que también se convertirá en víctima del paraítre Paul es abogado, pero desde este momento, en vez de dedicarse á su profesión se lanza á la política. Ya le tenemos elegido diputado soc i a l i s t a Su mujer, Christiane, es elegante y coqueta; apasionada por el lujo, la vemos visiblemente celosa de la suerte de J u l i e t t e celos que comparte y alimenta su madre Mad. Deguingois. El hermano de Raidzell, Eugenio, es un bravo hombre, jovial, algo vulgar y satisfecho de su obesidad y sus millones. iette se nourre soberanamente: ÍJLIS deberes de señora de la casa le pesan terriblemente; Juliette detesta á todas esas gentes -i vi v sque se ve obligada á i M- 1? f. fí recibir. Y el autor nos presenta aquí una nueva hornada de snobs y de snobinettes: siluetas sumamente aleares entre las que aparece en primer termine Mad. Hurtz, una ex tranjeia llegada a París para hacer literatu ra, y que empieza poi znamorar á Raidzell, iin que su p o b r e sposa sepa impe dirlo. Pero si ésta no es bastante fuerte para d e r r o t a r á la bella poetisa e x ó t i c a en cambio lo consigue Christiane, la mujer de Paul Margés, que en una escena audaz EL REY Y LOS INFANTES EN EL HOTEL DE SANTA CATALINA, DONDS LA COLONIA INGL 6 SA se declara al marida DIO UNA FIESTA EN SU HONOR de su cuñada. En el acto tercero encontramos al diputado Entre todos esos polichinelas, un antiguo vitalicia; vive con su cocinera, para reducir su amigo de los Margés, á quien llaman el Barón servicio al estricto mínimum, y al mismo tiem- socialista en su gabinete de trabajo, siempre y cuyo verdadero nombre es Bonif, pasea una po que cínico es schopenauriano, nihi ista fin esperando llegar á ser ministro. Las prodigaironía maliciosa. Es el filósofo de la fiesta, un du monde. Tal es el personaje que en esta obra lidades de su mujer le han creado una situación filósofo á la moda, bastante indulgente pero representa el buen sentido, y que parece ser crítica y embarazosa. Mad. Margés es tan perspicaz y sarcástico, de ideas más originales la opinión que tiene del nivel moral de sus desgraciada como sus hijos; su marido, qur juega á la Bolsa y se divierte alegremente con y espontáneas que sólidamente r a z o n a d a s contemporáneos Maurice Donnay, Aconseja la vida sencilla, simple, y esa simpliEn el segundo acto encontramos á Juliette y eí hermano de su yerno, olvida á su mujer, descidad la lleva algo lejos: nada de familia, nada á Raidzell en SUÍ soberbios salones de los Cam- pués de cuarenta años de fidelidad conyugal. de hijos; Bonif convirtió su fortuna en renta pos Elíseos. Han transcurrido tres años; Ju- Chustiane, que ha llegado á ser defimtivamen- i i I 14 i ri f i -i -J- EL REY Y LOS INFANTES SALIENDO DEL TE- DEUM Y DIRIGIÉNDOSE, ROBEAQSS BEL PÚLELO, A LA RECEPCIÓN fots. Menéndez