Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. 6 DE ABP 1 L DE icr- 6- PAG. 10. EDICIÓN i 3 siet con la infanta doña Luisa Fernanda, que se casó el mismo día que su hermana reina Isabel. ¿Ocupaba doña Dolores una elegante casa de la calle de las Fuentes, y abría por las noches, y hasta que iiegaba el amanecer, sus bien alhajados salones á una sociedad á la que, si le faltaban otras condiciones, no se la podía negar ia de amena y divertida; brigadieras, viudas de intendentes, hijas de camaristas v azafatas, huérfanas d e oidores, componían el elemento femenino, en el que entre dueñas quintañonas descollaban algunas soberanas beílezas. Y ellos eran socios del Casino de! Príncipe, jóvenes de la clase media lanzados á la política y a r i s t ó cratas que querían á toda costa divertirse. A b u n d a b a en aquellos tiempos en Madrid el dinero; las monedas de cinco francos llamadas Napoleones alternaban con los duro? y en las mesas de algún apartado salón de casa de doña Dolores no era extraño que brillasen onzas y medias onEL REY Y SU zas de oro, ochentines y monedas de cinco Pocas tertulias de Jas de la calle de ias duros, ostentando en el áureo metal, des- Fuentes quedaron ya. El nombre de doña Dolores me ha hecho recordar hoy á de! as angulosas facciones de Carlos III hasta e! peinado con cocas de doña Isa- esta Lola famosa, entre otras muchas que en la capital de España han vivido, desde bel las de varios Borbones. Y cuentan que se pasaban muy bien las aquella, p o b r e LoÜlla la billetera que horas de la noche en aquella casa, que tuvo tan triste fin, después de alcanzar desapareció, entre otras muchas cosas ca- tanta celebridad, hasta las más encumbraracterísticas de Madrid, cuando la Re- das y aristocráticas damas. Hoy es día de mucho visiteo y de muvolución de Septiembre derribó el. trono chas felicitaciones, de repartir muchas inauguró una nueva era. flores y de comer, q u e b r a n t a n d o el ayuno, muchas golosinas. Es también día de gran solemnidad religiosa, pues de seguro no hay ninguna iglesia en España donde no se venere alguna imagen de la Virgen de los Dolores, cubierta con el negro manto y traspasado el corazón por agudísimos puñales. Dolores y penss se encuentran con mucha frecuencia al recorrer los senderos de la vida. Las Dolores á quien hoy se felicita, ofrecen con su dulzura y con su cariño el bálsamo del consuelo. EL VIAJE DEL REY A CANARIAS. UN MADRILEÑO COMITIVA EN LA MISA DE CAMPAÑA CELEBRADA EN LAS PALMAS EL REY PRESENCIANDO LA JURA DE LA BANDERA EN LAS PALMAS