Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO. N U M 447. t HMADR 1 D, 3 DE ABRIL DE 1906. NÚMERO TO, SUEL 5 CÉNTIMOS CRÓ- NICA UN 1 VER- SAL ILUSTRADA. samente aprovechar la reunión de los representantes de éstos en Algeciras. Particularmente, individualmente, sería dable investigar las probabilidades de una maPANAMERICANISMO. En Julio del nifestación europea, que contrapesara un corriente año se reunirá en Río Ja- tanto á la que se ha de celebrar en Río keiro el Congreso panamericanista, que J aneiro. Esa exploración á nada comprodesde tiempo y por iniciativa de los Es- metería, y, sin embargo daría base para tados Unidos, con cierta periodicidad se trabajos más serios. celebra. En él estarán representadas toNo se debe olvidar la incalculable das las naciones del, Nuevo Mundo. El cuantía de los intereses europeos en Ameobjeto de semejantes reuniones es ir afir- rica, incomparables con los que se han mando, cada vez con mayor fuerza, y en- ventilado en Marruecos, ni los alientos carnándola en la realidad la doctrina com- que se pueden infundir en las nacionalipendiada en la frase atribuida con más ó dades iberoamericanas, para resistir la menos exactitud á Monroe: aJlmérica política absorbente de los Estados Unipara los americanos. La cual frase toda dos, con una actitud de Europa que no la gente traduce: América para los nor- sea de encogimiento. Porque, si los Goteamericanos. La conducta de los yan- biernos congregados notan que en el viequis se encarga de justificar esa traduc- jo y guerrero continente no hay energías ción. i ni habilidad para cortar el paso invasor Absorbente, dominadora, entregada á los yanquis, ¿cómo habrán de intentarcada día más al imperialismo, la gran Re- lo ellos? MANUEL TROYANO pública de Norte América se deja en ese terreno arrastrar por la impaciencia. El Congreso anterior celebrado en Méjico transparentó con demasiada claridad sus propósitos. Sus procederes con la Repú- Ceguimos disfrutando tiempo- de primablica de Colombia los puso de relieve. El vera, dicho sea en elogio de Abril. éxito de dicho Congreso no le fue muy La algazara fue grande en la Bolsa. La favorable. Hoy que los pueblos ibero- noticia que publicó A B C de haberse americanos han de estar más en guardia, admitido á la cotización en París nuestra no presenta mejores auspicios la nueva Deuda interior, produjo general y agratentativa; pero, los Estados Unidos há- dable sorpresa. Nadiejrenía conocimienJSanse más ensoberbecidos que nunca. El to de ello. Hubo quien creyó que por instinto de conservación ha de hablar tratarse de París y estar en los días de on voz más fuerte en el corazón de las la inocentada de los franceses, el informe diecisiete naciones de nuestra raza, que sería lo que éstos llaman poisson d Avríl. han de verse representadas en esa magna Pero la realidad se impuso y la satisfacreunión y en el de la inmensa República ción fue grande y general... menos para del Brasil. Pero, la mole colosal de los los generales, los mangoneadores y agioEstados Unidos pesa en población tanto tistas que quieren tener el mercado en un como todas ellas juntas y en riqueza, mu- puño. jQué diantre! No todas las noticho más. La presión que habrá de ejer- cias han de ser de crímenes, de catástrocer sobre los congresistas será formida- fes, de crisis ministeriales, de jurisdiccioble; pocos tendrán el temple heroico, nes, de corridas de toros y otras calami que se necesita para resistirla, y es de dades por el estilo. temer que ensanche la distancia moral La fiebre del hambre remitió bastante que existe entre el nuevo y el viejo Con- por haber comenzado el reparto del tratinente. Los yanquis tirarán con fuerza bajo, que unido al de raciones, es el me hasta producir algún novísimo desgarrón. jor remedio para estos causones del Cohibida por rivalidades y recelos mu- pueblotuos, Europa nada de eficaz hace para Experimentaron gran decepción los contrarrestar las corrientes de absorción, que esperaban emociones y espectáculo que bajan de Norte América hacia el Sur de la vista del proceso del Cantinero. El ¡y que tienden á desplazar su influencia juicio se suspendió. En cambio hubo en (económica y mercantil en aquellos vastos la misma casa de la justicia una vista in y riquísimos territorios. El peligro pare- teresante: la de un incidente en un pleito ce lejano todavía, y esto sirve de excusa que data de hace más de tres siglos. La á la pusilanimidad. Andando el tiempo se maldición de la gitana merece modificar ¡verá, si quieren acudir con el remedio se para decir que pleitos tengas y los demasiado tarde. pierdas... con tal de que los veas perder. No para tratar con solemnidad, ni púPor la tarde hubo función caritativa en blicamente el asunto, puesto que eso sería Apolo á beneficio de la desgraciada faun absurdo diplomático; pero sí para cam- milia de Valles, el popular y malogrado biar algunas impresiones sobre el juicio, actor. Poco público, y entre él la simpáque el hecho anunciado motiva en los di- tica infanta doña Isabel, que no falta en versos países europeos, se podría oficio- ningún acto que sirva de lenitivo á los CRÓNICA POLÍTICA necesitados. Poco beneficiosa, desgraciadamente, por lo tanto, la benéfica función. Nota triste: el fallecimiento del ilustre jurisconsulto criminalista Sr. Muñoz Rivero, á quien dieron fama su saber y sus defensas en célebres procesos de dolorosa celebridad. Nota política: cero. Que Pidal, aunque vuelva á la política, se muere de amor por Maura; que Dato se derrite de fidelidad por Maura; que los antiguos romeristas adoran ya á Maura; vamos, que Maura es el niño de la bola. Estrenos, dos. En Eslava, La ola verde, un éxito para el teatro; un triunfo para la siempre triunfante Loreto. En Lara, beneficio de Palanca y estreno de una refundición de obra francesa antigua. Entró en el público. Entró con Palanca. AEMECE MADRID AL DÍA EL INTERIOR COTIZADO EN PARÍS i E J s oficia! la noticia publicada ayer por A B C El mercado libre de la Bolsa de París cotizará, desde el día nueve de este mes, los títulos de nuestra deuda Interior. El mercado libre, la antigua couthse, ha tenido durante mucho tiempo el monopolio de la cotización del Exterior, que hoy se negocia en el Parquet de los agentes oficiales. A ese mercado libre se debe, en gran parte, el éxito de nuestros empréstitos fuera y de nuestras conversiones. Es un mercado sólido, poderoso, que cuenta con grandes medios de acción. En él se negocian la renta francesa, los empréstitos de Hungría, de la República Argentina, del Brasil y de Méjico, todas las minas de oro del Transvaal é innumerables acciones de Sociedades industriales. En resumen: noventa valores al contado y á plazo y más de trescientas cincuenta obligaciones v acciones sólo al contado. La negociación de nuestro principal signo de crédito en el extranjero, influirá en el cambio, en el crédito de la nación, en el valor de nuestras deudas Interior y Exterior, y en el desarrollo de las transacciones 1 de nuestras Bolsas. Veamos por qué. En el mercado de los francos hacen lo que les place unos cuantos banqueros, porque son reducidas las transacciones, hasta el punto de ser fácil, para quienes se dedican á ese negocio, saber diariamente cuáles son las- necesidades del público y en qué sentido se han de manifestar. Aprovechando el momento oportuno, es fácil lograr con una cantidad relativamente pequeña de francos, el alza ó la baja. Un pedido de 5o.000 francos puede, como ló hemos visto hace pocos días, producir un movimiento de alza de 3o céntimos. Con un mercado amplio de Interior en Pa rís, será imposible fiscalizar las necesidades. Los extranjeros comprarán ó venderán en Madrid ó en Barcelona, según estén los títulos más bajos ó más altos en los mercados españoles que en el de París; entregarán ó levantarán los títulos vendidos ó comprados el día de la liquidación, ó harán una doble. Tendrán ó no. WUOIECA DE CiERCiAS GEÓGRAFOS V SOCWf!