Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 2 D E B R J L DE 1906 PAG. 5. EDICIÓN i. VISTA DE UN PROCESO M PARTE FACULTATIVO, se tocan las chirimías y se agita el incensario, Durante la lidia del cuarto toro ha ingreI OJÍ TELÉGRAFO gracias á las bodas reales sado en esta enfermería el picador Manuel urcia, i 5 t. Mañana ocuparán el banque, en auxilio de su empresa, Martínez (Agujetas) con contusiones en la naquillo en la Sección primera de esta traerán regular remesa riz y hombro izquierdo, lesiones que le impiAudiencia Catalina Muro López y su prima de calaveras rurales, den continuar la lidia. -Dr. Bravo. Catalina Muro Hernández, á quienes se acusa podrá sin grandes apuros de un delito de falsedad en documento público, defender sus intereses, como inductora la primera y como autora may no perderá en tres meses terial la segunda. EL CONCURSO más que cinco ó seis mil duros. Aquélla, creyendo que había muerto en el Brasil su marido, Juan Morales, de quien esTodo esto se ha murmurado. DE RÓTULOS taba separada hacía años, y deseosa de contraer Cuando aprieten los calores, l e aquí algunos de los recibidos ayer: matrimonio con su antiguo amante, José Cas- veremos de estos rumores Se alquila un cuarto interior en S duros. Tiltro Vives, hombre viejo y cojo, que hacía vida timo precio, j cuál resulta confirmado. marital con ella, participó su deseo á su prima, Se bende un carro enganchado á la persona que SINESIO DELGADO la cual, mediante IOO pesetas, hizo una partida lo desee. de defunción falsa, que sirvió para que el cura Zalon d pluquerria. Bujías de cerámica. de la iglesia del Carmen, de Cartagena, ignoTAC- T 1 C Y TJC- TAC Parlé fransés. Hotel iu manger diner. rante de todo, bendijese la ilícita unión. Hay baños para señorasy mujeres. J o se admiten l nteayer recibí por el interior un sobre que Hoy se encuentra Catalina Muro López con caballeros ni hombres. contenía un periódico y una esquela. El dos maridos, el primero de los cuales vive en Esterería. Se arreglan viejas. periódico (uno madrileño de gran circulación) Purchena y el otro en esta capital. Se cocinan comidas alimenticias. traía señalado un artículo titulado ía crisis de La vista, que según se dice será pública, Suspiros de Piiagoras. (En una confitería. los ejércitos, y subrayado el siguiente párrafo: despierta gran interés. -Zamora. La paloma Sensivle. (Zapatería. Ahora bien; esta trayectoria, como todas, JVo se suspende la junzion manee llueba. Se construyó á expensas de los mocos del tugar. obedece á la ley universal del binomio de Newton, y cuando un pueblo, como un pro (Al pie de una lápida. Se corta el pelo con tupé. yectil, se detiene ó pierde velocidad, entra en ¡Mazzaniinito, Mazzaniinito y Mazzantinito! la rama descendente. ¡Qué dos volapiés y qué pinchazo! InconmenLa carta decía así: surables! CHISMORREO Querido Alas: Lea el asombroso párrafo Había transcurrido la lidia de las dos primemarcado de azul. Si lo firmase un currinche, ras reses en medio del mayor aburrimiento. El Dicen que á Lucrecia Arana pase; pero lo firma un escritor militar de camfracaso de Minuto y Gallito füé ruidoso en sus sustituyó el hombre- mono, panillas, y es preciso que los civiles no crean respectivos toros. Aquello se hacía insoportaque está cubierto el abono que tenemos una mecánica militar de jurisdicble, hasta el punto de que el público empezaba á para toda una semana, ción exenta. ¿Quiere usted protestar en A B C? abandonar sus localidades cuando saltó al ruey que por tan poca cosa Suyo afectísimo amigo y compañero, etc. do el tercer bicho. Un toro negro, grande, gorandan echando las muelas j hora bien, digo yo: Somos muchos lo do y con abundante leña. El madrileño dio unos los autores de zarzuelas militares, activos y pasivos, que de acueraceptables lances, y en quites se mostró vaen un acto, en verso y prosa. do con los civiles reconocemos que el binomio liente y habilidoso, y logró que el público perDicen que los revisteros, de Newton, feliz invención algorítmica, no maneciera en sus asientos, esperando algo del cansados de melodramas, tiene que ver con la trayectoria de los proyecmadrileño. endilgan bellas soflamas tiles más que con la ley Hipotecaria; y que para T este algo no se hizo esperar. Tomás Alará damas y caballeros, acordaise de Newton, en materia de trayectocón cogió las banderillas, colocando un par al repitiendo que la dicha rias, hay que citar la gran ley de la gravitaquiebro y dos al cuarteo buenísimos. Empezó que concede Dios al justo ción universal, que es de aquel sabio, pero no la ovación. es relamerse de gusto es binomio, sino un fenómeno natural puesto viendo bailar la matchicha. Después requirió las armas, y tras breves por él en expresión matemática, no binomia. pases de muleta soltó un pinchazo magnínco, Dicen que el público aulla Asimismo digo que somos también bastantes ejecutando el volapié de ole con ole. Aquello cuando oye un couplet salado, los militares activos y pasivos que, de acuerdo valió por una estocada. Segunda faena de muporque ahora se ha averiguado con los civiles, estamos enterados de que los leta, tan breve como la primera, y un volapié que el público es muy de bulla, cuerpos atizados al espacio, en cualquier direcinmenso que tiró patas arriba á su adversario. y hombres maduros y graves ción, no entran en la rama descendente de la Grande y merecida ovación, cigarros, botas gozan exclamando á gritos: I trayectoria cuando pierden velocidad ó se dede vino, sombreros, chaquetas y demás pren- ¡Ole los cuerpos bonitos! I tienen; desde el momento en que un proyectil das de vestir. ¡El despiporren! En el sexto toro- Te espero donde tú sabes! sale de la boca de la pieza, empieza á perder el diestro madrileño acabó de refrendar su carDicen que aquí ya es sabido I velocidad por varias causas, y sin embargo tel. Una faenita inteligente y un volapié de orque las tiples afamadas sube, y sigue subiendo hasta que la velocidad dago, entrando á matar mi niño más derecho son gatas desafinadas descendente, debida á la atracción terrestre y que una vela y mirando al morrillo. que hacen daño en el oído; que crece constantemente, sobrepuja á la asSegunda ovación, tan formidable como la any ¡qué figura tan bella! I cendente, debida al impulso de los gases, y que terior y salida de la Plaza en hombros de los ¡qué voz tan pastosa tienen es constante. Y ahora, para indemnizar al leccapitalistas. esas estrellas, que. vienen tor de esta lata matemática y mecánica, vay La quiebra de la razón social Minuto- Gallito de los cafés de Atarsella! un cuento, que io hay para todos los casos, es indiscutible. Sí mal estuvieron los diestros Dicen que el género chico por aquello de nihil novum sub solé. sevillanos en sus primeros toros, peor, mucho va á morir el mejor día T efieren las crónicas que el padre del actual peor estuvieron en sus dos últimos. (que es lo que ya se decía rey de Suecia era de gran ingenio y algo Hay todavía aficionados que culpan a Niemhace veinte años y pico) burlón. Un día en que había recepción palatibro de) desastre de Minuto y Gallo, diciendo y que la Pulga y los tientos, na de militares y oficiales de la Guardia nacioque el empresaro no alivia á estos diestros que son la pura canela, nal, se hallaba un capitán de ésta en un corro echándoles los toros que necesitan según sus ya han entrado en la Zarzuela de oficiales de profesión que rodeaba á S. M condiciones. á darle los sacramentos. El capitán era un rico y hábil relojero que teYo también participo de esta creencia. Y, en fin, entre otras verdades, nía el prurito de ser muy militar; muy pronto Es más, creo que si vuelven, que lo dudo, á dicen que esta gran idea metió baza y empezó á desbarrar sobre táctitorear en nuestra Plaza, Niembro debe de adpuesta en práctica en Romea, ca. Al segundo traspiés, el rey le puso la mano quirir para esa corrida los toros en un Bazar el Kursaal y Novedades, en el hombro, diciéndole bondadosamente: ó una tienda de mimbres. produjo entradas enormes Eh bien, M r l Horloger; assez de tac- tic, Los seis de Castellones cumplieron en todos y ganancias fabulosas. parlons tic- taca los tercios, careciendo de las malas condicioEn entrambas á dos cosas nes que alegaban algunos toreros todos estamos conformes. Creo yo que cuando se tiene talento real y Picando, el veterano Agujetas, y con los paYo, en cambio, creo y opino bastante instrucción, debe uno saber lo que no los y bregando, Blanquet. que, aunque la cuestión pendiente sabe, y si hay que entrar en terreno desconoCon que quedamos en que ayer tarde sólo preocupa á tanta gente, cido, por lo menos debe seguirse Ja máxima hubo un matador de toros. ¡Mazzantinito, Mano importa á nadie un comino. del poeta francés: Glissez, morlels; n appuzzanhntto y Mazzantinito! Y que el feliz empresario, yez pas. en cuyo honor estos días OON S 1 LVERIO GENARO ALAS TOROS