Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 3i DE MARZO DE 1906. PAG. 10. EDICIÓN 2. a mente hasta después de nuevos pourparlers entre los jefes de las delegaciones. El Comité se reunirá esta tarde y estudiará la cuestión de la intervención de Aduanas. I f Itimando detalles. Algeciras, 3 i 1 m. Reunido esta tarde el comité de redacción, ha terminado la elaboración de dos proyectos, que someterá mañana á la Conferencia; uno de ellos se refiere á la cuestión de obras públicas y el otro al controle de Aduanas. El primero está elaborado en vista del proyecto austríaco, con algunos detalles sacados del alemán, y el segundo, con arreglo al proyecto inglés, con algunas modificaciones sacadas también del proyecio alemán. El Comité de redacción ha terminado ¡os trabajos que quedaban en curso. Mañana por la tarde celebrará la Conferencia sesión plenaria. Algunos creen que todo quedará terminado; pero la mayoría opina que aún se celebrará sesiones el lunes y el martes. Algunos mineros, perdida ya la noción del tiempo, suponían que estaban enterrados en el subterráneo unas cuarenta y ocho horas. Cuan, do se les manifestó que eran pasados veinte días, uno de los obreros se echó á llorar. Todos los esfuerzos que hicieron para buscar salida resultaron inútiles porque el pozó estaba cerrado. En este tiempo de terrible clausura, los infelices, agotados toda clase de recursos, han tenido que alimentarse con carne de unos caballos que despedazaron, y hasta de algunos cereales que hallaron en las cuadras. Por fortuna no les faltó el agua. Nemi es el que ha sostenido el valor de todos, animándoles con sus consejos y esperanzas. Los que se han salvado cuentan horribles escenas; algunos no se dan cuenta aún de dónde se hallaban en el momento de la catástrofe. Buscaban el camino en la oscuridad á tientas, apartando escombros. El filón donde se les ha encontrado no se había explorado desde que ocurrió la catástrofe. Ayer se comenzó á trabajar allí á 3oo metros de profundidad. Los primeros días encontraron agua, pero después perdieron el camino y se vieron reducidos en algunas ocasiones á beber sus propios orines. Aunque están abatidísimos, ninguno está realmente enfermo grave. Los médicos han apreciado en ellos 3 y grados de temperatura y 80 pulsaciones. Se ha empezado á darles alimento en pequeñas dosis. Efectos de las huelgas TELÉGRAFO Jerlín, 3o, 9 m. A causa de las repetidas huelgas de este año, se verán obligadas á cerrar varias fundiciones metalúrgicas de Sajonia. Quedarán sin trabajo cerca de 45.000 obreros. LA CONFERENCIA DE ALGEC 1 RAS POR TELÉGRAFO as reuniones de hoy. Algeciras, 3o, i i El Comité de redacción ha estudiado esta mañana los proyectos de obras públicas presentados ayer por Alemanía y Austria. También ha sido estudiada una formula que se parece mucho á las bases del proyecto austríaco, pero no será presentada definitiva- L CATÁSTROFE DE LENS TRECE MINEROS SALVADOS POR TELÉGRAFO pleto, á causa de la forzosa obscuridad en que han estado sumidos durante tres semanas. Sostenidos y guiados por sus compañeros TT etalles interesantes. llegaron hasta la jaula, en la que subieron á la A medida que llegan las familias de los superficie, dirigiéndose acto seguido á la ensalvados se desarrollan escenas conmovedoras. fermería, en la que fueron asistidos. La viuda de Castel besa con efusión á su hijo salvado y le pregunta simplemente: ¿Y 1 mpresión en Courriéres. tu hermano? Parts, 3o, i o n Al saberse en Corrieres Un gesto vago del hijo indica que 10 ignoque había supervivientes en las minas, la multi- ra. La madre, medio atontada, es sacada de la tud apiñóse en las bocas de los pozos en acti- estancia. tud excitadísima, amenazando con derribar las 1 a noticia en París El anciano padre de Nemi, llega, y al ver á empalizadas. París, 3o, 6 i. La noticia de haber sido su hijo llora y ríe á la vez. Los gendarmes contenían á duras penas á la hallados algunos mineros vivos en Courriéres, En los rostros de los gendarmes qu premuchedumbre y fue necesario colocar en un sencian la escena se refleja la misma impresión, ha emocionado vivamente á la opinión. cartel los nombres de los trece salvados para lloran y ríen también. Ai principio creyóse que se trataba de un calmar los ánimos. canard, siendo necesaria la confirmación oficial La mujer de Pruvost, que ha encontrado viLa noticia ha causado verdadera impresión. vos á su esposo y á su hijo, se desmaya. para que el público se convenciese de este caso sin precedente. Entra la mujer de Nemi. Los transeúntes arrebatan los periódicos de A parición de los salvados. Este la mira largamente, y señalando el traje las manos á los vendedores. París, 3o, io n. Suando salieron los i3 negro, la pregunta: hombres salvados, parecían espectros. ¿Por quién estás de luto? se practicó el salvamento. Uno de los presentes exclamó: Acaban de Ella no le contesta: le abraza y le besa. Recíbese interesantes detalles del milasubir 13 cadáveres vivos. Cresson entabla con su hermano el siguiente groso hallazgo, según los cuales, el número Nemi, al salir y ver la Juz, empezó á reír diálogo (textual) de! os mineros salvados sólo es el de trece. nerviosamente, produciendo escalofríos en- ¡Hola! ¿Eres tú? ¿Cómo va? Se sabe por el re ato de los mismos obreros, cuantos le escuchaban. -Bien. que fueron hallados á las siete de la mañana, Otros se cubrían los ojos, completamente- ¿Y madre? cuando ¡a cuadrilla que había trabajado toda la deslumhrados. Todos ellos sentían un frío in- -Madre, bien. noche par combatir el incendio en las galerías tensísimo. Víctor Mutin resume sus impresiones, dique comunican el pozo núm. 21 con el 3, ciendo: p j n la enfermería. disponíase á salir á la superficie. -Tuve mucho frío. No me di cuenta de io Conducidos á la enfermería, extendióseUn obrero corrió entonces al encuentro de Íes cuidadosamente en las camas y fueron cu- que me ocurría. Marchábamos por la galería los que se retiraban, gritándoles: ¡Alerta! encima del incendio, y anduvimos algunos kiHay vivos; a! otro lado del lugar donde ha biertos con mantas. Los doce obreros se hallaban abatidísimos, lómetros en la obscuridad sin salir de aquélla. ocurrido el hundimiento se oyen voces pidienmirando á su alrededor como atontados y sin I os trabajos. do socorro. s decir una palabra. Desde que se conoció la noticia todos Avisóse arriba, é inmediatamente marcharon Nemi, en cambio, hablaba incesantemente; los ingenieros y las- cuadrillas de salvadoiej varios ingeniaros provistos de lámparas en la dirigiéndose al d i r e c t o r le dijo: ¡Hola! han bajado á la mina. dirección indicada, encontrando á un minero ¿Cómo va? Van á ser explorados todos los pisos y rodas que se había deslizado al través de los escomReplicáronle que hablase menos, y exclamó: las galerías. bros y que pedía socorro. No estoy enfermo. ¿Vais á dejarme volver Los médicos se oponen á que los salvados El ingeniero M r Petit Jean, con un valor á casa en seguida? sean llevados á sus domicilios, pues necesitan admirable y arriesgando su vida, consiguió paLos médicos dieron á cada uno de ellos una cuidados especiales para evitar fiebres infecsar entre los escombros, llegando hasta el sitio cucharada de leche, que todos ingirieron difí- ciosas que pudieran sobrevenir por la alimenen qL e se encontraba el minero, reconociendo cilmente, menos uno que no pudo tomarla. tación y tratamientos inadecuados. en él a) capa az Nemi, que gritaba; Traigo ot os doce, Jpscenas de angustias. I o que dice Nemi. ror pira ayudara ios ingenieros más Los trece mineros tiznen los miembros a- ¿jj ¡r e a t o de Nemi es interesantísimo; 1 fie- do- -es, ios c. 2 ¡es, luchando con insupe- entumecidos y ¡os rostros desencajados. dice este héroe que en el momento de ocurrir í o! ¿b Jificintaces, lograron unirse á sus trece lino resultó ligeramente herido en la cabe- la explosión se hallaba en las inmediaciones del za, á consecuencia de una quemadura produci- pozo número 3 Con dificultad procuré salir de aqueí infierno, evitando la absorción de gav. ¿ds Lb J paras les cegaba por com- da pof ¡a explosión ds una lámpara TQaíís 3o, 10 rn. Acaban de ser extraídos vivos trece mineros de los fosos de la mina i de Courriéres, donde se hallaban desde que ocurrió! a catástrofe. Han logrado conservar la vida gracias a los víveres que habían llevado ¡as víctimas y á la avena que pudieron encontrar en la cuadra de los cabaüos. Todos, excepto uno que está enfermo, gozan de fauepj salud.