Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JVJ RZO DE FDIC! O1 V i? i J l t VIAJE DEL REY A C A N A R I A S VISTA DE LA CIUDAD DE! AS PALMAS, DONDE SE ENCUENTRA ACTUALMENTE S M. EL REY I Ol (l i! refresco iJiiiüiílM ¡r jcho así seno llámente, parece cosa ligeia y ncd cuial muy pioJ J p a ps- ra desalíe! sr la ssi gte en tiempo B IiI t e primavera; pero considerado en el I1i seHsdo en que lo B i foTiaban nuestios H re pstab es ntepaijjJI j sa ofe, j a es oca t I jjj ¡raes sena y digna de respeto. j j Í La í rde del día íc San José, la c e fa V i r g e n d e los Roíores, la de tof e s l o s santos y lisias de campaniffas eran días de iefret co en las ca a onncjpaies. Al aochecer y d e s Dues de la novena y sn es de las A n i mas, be servia, previo e! encender de las luces alabando 2I Santísimo Sacramento. Y e n t r a b a n los criados con sendas bandejas llenas de t asos con agua de fimon y de naranja, con su poquito de neia, y después cíe haberlos apura- LOJVDJ ES. Desfile de los 600 marinos japoneses que han llegado para embarcar en ot barcos de guerra construidos en los arsenales ingleses para el japón, y que han sido 0 os señores, se aban los cangiloobjeto de grandes tvantfestaciones de entusiasmo. hoto nes de viril io i píeto de deh O Í 3 T mibar, con el ji e se acompañaba lao rebanadas ds q icíO de Holanda, y t- prescindible chocomonbd i los spoabollos Je itche y los bizcochos de soletil a CJIÍIO comp emcp to, i a t ras enviadis po JOSOS la 1- monjitas, y p i los vasos en q te desleían los jzucar llos de coiO. c lo a. Y aquel osrespe tables señores que de tal modo refrescaban, no padecían de diabetes, o al menos no lo sabia i, que para el caso es lo mismo. Refrescos de es ta clase se sirvieron todos los años el día de San Ildefonso en casa de ¡as señoritas de Rabago, mientras vivió bu respetable madre, una anciana y muy simpática señora que celebraba aquel día su santo. El chocolate e agasajo muy