Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 28 D E M RZQ del estado de las familias. Llegaron los recién casados duques de Huesear. -Aquí están Carlos y Rosario, dijo la de Nava del Tajo. La condesa hizo un esfuerzo y se puso en pie. La joven y gentil duquesa hizo á su venerable abuela una ceremoniosa reverencia de corte, é inclinándose mucho la besó con respeto la mano. La abuela la estrechó en sus brazos, besándola con efusión, y durante un instante estuvieron unidas la que declinaba en la noche de la ancianidad y la que brillaba en la mañana espléndida de la juventud; la abuela y la nieta, la generación que se iba y la que llegaba; la condesa del Montijo y la futura duquesa de Alba. Cuanto se diga de la belleza y elegancia de ésta en aquella memorable noche es pálido, y el que evoca estos recuerdos y recibía entonces sus primeras impresiones de cronista, no la olvidará nunca. Vestía un traje de raso color de oro viejo, bordado de rubíes y adornado con anchas bandas azules, y llevaba prendido en el pecho el espléndido clavel de brillantes que era el regalo de boda que le había hecho la emperatriz Eugenia. El baile fue magnífico y fue el último de aquel palacio, que tan señalado sitio ocupa en la crónica del Madrid del siglo XIX. Antes de cumplirse los dos años, el 29 de Noviembre de 1879, murió la condesa ce! Montijo, y unos años más tarde la duquesa de Huesear era la hermosa duquesa de Alba, que ilustró el glorioso nombre que llevaba publicando los preciosos volúmenes consagrados á trascendentales sucesos de la patria, y enriquecidos con los documentos de su archivo. UN MADRILEÑO O E 006. P A G 8. E D I C I Ó N A AUTORIDAD EN A y e r i n r o r EL BANQUILLO durante tod ¿tarde el letrado Sr. Ooval, quien, como ya d ¡gimos, defiende al alcalde de Campo R- al, dop Nicolás Alonso. Hoy informará el Sr. Serrano Echevarría y probablemente habrá veredicto. T O M A DE PO- Ha tomado posesión d SESIÓN Juzgado de la Universidad el Sr. Martínez Marín. UN PASANTE Entre nosotros ¿quién lo ignora? Es preciso vulgarizar e ¡uso de! agua al ínteuor, y al exterior, sobre todo, porque su e ¡npleo constituye una verdadera atistocracia. El hermano Vino tiene más adeptos que la hermana Agua; peí o quien la rechaza en el vaso limpio y transparente, al fin ha de ingetirla en los preparados culinarios. ¿No habría también un medio cualquiera de extender el baño por sorpresa, ya que no se cuente con la libre voluntad de los individuos? Me atrevo á recomendar esta idea á cuantos ingeniosos inventores se dediquen á buscar algo práctico y conveniente para la humanidad. Y no creo que el insistir en la observación antigua de nuestra falta de limpieza, nadie me crea digno de los rigores de la nueva ley. Hace algún tiempo fue asesinada en Madrid por su celoso amante una mujer del pueblo, y antes de morir declaró que tenía el presentimiento de su trágico fin, y que por eso se había lavado los pies, para que al verla en el Depósito de cadáveres la tuviesen por limpia, como lo era... ¡Ay! Este caso es un símbolo, si bien demasiado triste y algo fuerte. Procuremos todos bañarnos y lavarnos constantemente, y no sólo en las grandes solemnidades. Procuremos asimismo usar del agua para nuestro propio y persona beneficio, sin pensar en el juicio de nuestros contemporáneos... He aquí, brevemente compendiadas, las razones que deben obligarnos á propagar estos trabajos sencillos é indispensables como la Vulgarización del uso higiénico de el agua, al interior y al exterior, del Dr. Corral y Mairá. Y, sin embargo, al recordar que la higiene es un producto de la civilización y que sus reglas, estrechas é inflexibles, son totalmente desconocidas en esos rincones donde los hombres viven largos años felices y contentos, lejos de nuestros afanes y de nuestras preocupaciones, ¿quién no se siente esclavo de la honía? AMONIO PALOMERO LA NINA HASUBIDOALCIELOEL 27 DE MARZO DE 1906 TRIBUNALES p DE UNA La vista de la causa se VISTA guida contra Celestino Real Vázquez por atropeüar con el carruaje que guiaba al niño Francisco Ossorio, terminó ayer tarde. El Jurado emitió un veredicto de culpabilidad, y en virtud de esto, la Sala impuso al procesado la pena de un mes y un día de arresto, que es lo que solicitó el acusador particular en el informe de derecho. El letrado defensor, Sr. Castillejo, al conocer el veredicto pidic que se considerase el hecho como constitutivo de una falta, pues á su juicio se hallaba el caso comprendido en el apartado 3. del art. 6o5 del Código penal. En la sentencia se condena subsidiariamente á la Compañía de los Cangrejos á una indemnización de 2.000 pesetas, que deberá abonar á la familia de la víctima. E L S U P R E M O En ¡a Sala segunda vió se ayer tarde el recurso interpuesto contra una sentencia de la Audiencia de Bilbao, que condenó por homicidio á seis años y un día de prisión mayor y 3.ooo pesetas de indemnización á Julián Secue Eguilior. El Jurado emitió en esta causa veredicto de culpabilidad, pero de las contestaciones dadas se deducían los tres requisitos que integran la iegítima defensa que alega el letrado de Julián y en su consecuencia debía el procesado ser absuelto. No lo fue, sin embargo, porque la Sala no apreció la necesidad racional del medio empleado para repeler la agresión, y esto motivó el recurso que ayer sostuvo muy hábilmente el Sr. Guimon. 1 El fiscal adhirióse al recurso. Sus padres, abuela, hermano, tíos, tíos políticos, primos, primos políticos y demás parientes, á sus amigos ian sensible pérdida, y les ruegan asistan i la conducción del cadáver, que tendía lugar el día 28 del actual, á las diez de la mañana, desde la casa mortuoria, calle de San Sixto, núm. i J al cementerio de Nuestra Señora de la Abnudena, por lo que recibirán señalado favor. NOTAS AL MARGEN P L USO D E L El Dr. Corral y Mairá, AGUA cuyas prescripciones higiénicas aparecen con plausible frecuencia en las columnas de A B C ha tenido la atención, que le agradezco, de remitirme uno de sus interesantes folletos: Vulgarización del uso higiénico de el agua, al mlerior y al exterior. Produce cieita sorpresa el considerar que sean necesarias estas propagandas. Porque nos convencen de que, á pesar de su secular convivencia con ese poderoso elemento de la Na- uraleza el hombre aún no se ha enterado de los beneficios que le proporciona. Y la sorprese se convierte en amargura al ver que en países como el nuestio es imprescindible todavía el que pudiera 1 marse apostolado del agua, 1 para sanear y prolongar la vida de los ciudaddnos. Pensando en las u quezas que se pierden por falta de los oportunos riegos, ha podido nacer y t; ctenderse en España victoriosamente una politice cuyo adjetivo hidráulica es el más elocueaíe de los progranas... ¿Y no hemos de creei que vale el hombre tanto, por lo menos, como la tierra que cultiva... ¿No podremos espetar que alguien aplique ese programa al cuerpo humano, necesitado de tan útil y saludible política... El aseo personal y la limpieza pública son, sin duda, ideales más altos que cuantos se inscriben en las banderas tremoladas para cautivar á las muchedumbres. Y ei gobernante que castigara con penas severísíin. s á los ciudadanos desaseados, sería un dulce, iiítVu bineñciooO y adorable tirano LA CRISIS OBRERA EN MADRID r j a r a la suscripción. La condesa de Romanones ha enviado al gobernador civil un cheque de 2.000 pesetas para agregar á la suscripción abierta y encabezada por el Sr. Ruiz Jiménez con otras 2.000 pesetas, á fin de atender al pago de la comida que se ha comenzado á repartir á los obreros sin trabajo. O eparto de raciones. Hoy á las nueve de la mañana y á las cinco y media de la tarde, serán distribuidas 400 raciones de rancho y otras tantas fracciones de pan de 5oo gramos cada una, á los obreros sin trabajo que se presenten con un bono en los cuarteles encargados de servirlas. Esos bonos consistirán en volantes que facilitarán los capitanes- deleg? los de los disti tcs a que pertenecen los cuarte! ec de la MÍ. I I, Conde- Duque, víau a Ci tina y San r i ¡co o ¡e son re oecíívaipeií 1 o r