Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
p C. MARTES 27 DE MARZO DE ia- 6. P G. 6, EDICIÓN 1. EL VUJE DEL REY Á CANARIAS. EL TREN REAL EN UTRERA. EL REY Y LOS INFANTES DOÑA TERESA Y DON FERNANDO SALUDANDO AL PUEBLO EN LA ESTACIÓN Fot, Lubuurdete La Mi- Car eme en París periódico, sino un P E T J T J O U R N A L grueso v o l u men sería necesario para relatar con toda fidelidad la brillante jornada del Gran día, que el Comité de fiestas de París quiso terminar dignamente con un banquete de 900 cubiertos, seguido de un gran baile de trajes en los espléndidos salones del Petii Journal. Si el grave y estirado M r Mollard, el Argos vigilante de las leyes protocolarias, h u b i e r a presenciado este banquete dado en honor d é l a s seis graciosas majestades y sus cortes respectivas, seguro estoy que GU alma cancilleresca protestara escandalizada ante el desprecio con que las reinas y sus subditos observaban la etiqueta. Verdad es que si el frío é insoportable protocolo fue enviado á todos Jos diablos, nucho ganó con eüo ¡a alearía. MONST. UO B ANQUETEBAILE EN EL Y GRAN No un mosa fiesta el senador monsieur Poírier, teniendo á su derecha á la reina de las reinas, y á la izquierda á la reina de Roma. En la mesa de honor sentábanse e! diputado Berger y ¡os consejeros municipales Grevaul y Levée, y á su derecha la reina madrileña, á la izquierda la reina de Portugal; las demás majestades, con los presidentes del Comité, hallábanse colocadas á continuación. En e! momento supremo del champaña, los oradores, comprendiendo sin duda que sería cruel retardar con sendos discursos la aperíura del baile, fueron parcos en el hablar, aunque elocuentes en sus oraciones. Comienza los brín: dis M Brezillon, pi esidente del Comité de fiestas de París, dando las gracias á los huéspedes extranjeros 1 por su amable concur so en estas fiestas. Y hablan después los delegados deltalia, Port u g a l S u i z a y el Sr. Maltrana por España. Este, en breves y sentidas frases, brinda por la unión de la raza latina, por la paz universa) por el pueblo de París y por la mujer francesa. Después, con entonación emocionada, da las gracias á los pari sienses por la simpática y hermosa acogida que han dispensado á la reina madrileña y á sus damas de honor, símbolos, dice, de la belleza femenina españ! a CÁDIZ. EL SP Y Y LA COMITIVA EN LA LANCHA DE V P O S Q U E LES CONDUJO D E S D E EL MUELLE AL A L F O N S O X Í J fraSeS 1 Ue la Presidia tan her- rot Heymunao y C a concurrencia acoge