Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 26 DE MARZO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN 2. a tiendas á las doce; pero ¿para qué? para no poder disfrutar las puras, aunque aceitosas brisas de las Ventas y de los Cuatro Caminos, ni experimentar las dulces sensaciones de la corrida en la Plaza de Toros. No hubo novillada, no hubo merendolas, no hubo más que monótona é interminable lluvia. Los médicos pedían agua en beneficio de la salud; los agricultores la deseaban para mejorar el campo... Pero ya se sabe, nunca llueve á gusto de todos. En el Gran Teatro hubo concierto y hubo mucha gente, lo cual es de admirar, porque parece dispuesto á servir de Cámara frigorífica. Pero, en fin, ayer hubo calor: el del entusiasmo del público que aplaudía á Villa y á su orquesta. Los asturianos celebraron su banquete tradicional, heliogabálico, con pote, fabada, sidra, pravianas, gaita, discursos, etcétera; una fiesta muy simpática por muchos conceptos: el principal, por vibrar en todos los brindis aquella nota de españolismo que nació en Covadonga y no puede extinguirse en Montserrat. Circularon rumores alarmantes, que, por de contado, desautorizó el Gobierno, sobre agitación en Cataluña. La gente no se alarmó, porque sabe que el último específico elaborado por las Cortes para calmar ciertos dolores, Uev la etiqueta de agítese al usarlo De política, nada. Moret se pasó el día encerrado, porque ha vuelto á los días de los famosos hilos. Se reunió la Junta general de la Tabacalera y aprobó la Memoria general, que viene á ser una Memoria de memorias... á los pacientes fundadores. Por la noche, reprisse de la rica nieve, que tanto gusto dio en días anteriores, y clausura de la Kursaal, que, cual otra Walkyria, ha perdido su caballo blanco y espera que un Sigfredo la vuelva á la vida. AEMECE I a policía de Barcelona. es y de nada vale ese amor si no va unido al El Sr. Moret se ocupa actualmente en de la Patria grande; anatematizó á los jiusos la redacción del decreto reorganizando la po- que creen lo contrario, y rué aplaudido entulicía de Barcelona. i siásticamente, como lo merecía. Antes de separarse los comensales se ratificó Esta organización empezará á regir el mismo día que los nuevos funcionarios del orden el acuerdo de establecer en Madrid una Casa de Salud para los naturales de aquella región. judicial. El Centro Asturiano ha solemnizado con 1 as jurisdicciones. brillantez su 27. aniversario. En la Gaceta de mañana se publicará la circular de Gobernación, dictando reglas á Jos gobernadores para la aplicación de ia ley de jurisdicciones. POR TELÉGRAFO La princesa Victoria Eugenia agraria La crisisGobernación se recibieron ayer teleEn gramas de los gobernadores de Cádiz, Granada y Almería dando cuenta de que aumenta considerablemente la crisis agraria que se deja sentir en varios pueblos de estas provincias. as gobernadores. A la combinación de gobernadores que ayer publicamos hay que agregar los dos siguientes nombramientos: Para Avila, el marqués de Escalonias y para Lérida, el Sr. Rincón. enfermo. El Sr. Moret no ha ido esta mañana ni á la Presidencia ni al al Ministerio de ia Gobernación. Tiene un fuerte catarro que le obliga á guardar cama. 1 ondres, 25, 8 n. E! marqués de Villalo bar, consejero de la Embajada de España, ha visitado en la isla de Wight á las princesas Beatriz y Victoria Eugenia. desórdenes en Salónica POR TELÍ- GH VFO onstantinopla, 25, 9 n. Noticias de Saló nica afirman que entre un bando numeroso de búlgaros y las tropas turcas de guarnición en Bredostika, se entabló un violento combate, perdiendo en él la vida e! jefe de los búlgaros, llamado lia. ECOS POLÍTICOS p j nuevo arancel. El ministro de Hacienda visitó ayer a) presidente del Consejo para darle cuenta de los trabajos que está realizando de clasificación del nuevo arancel. Este, que empezará á regir el i. de Junio, según ya se ha dicho, consta de más de 700 partidas, y se publicará en la Gaceta el de Abril, concediéndose un plazo de un mes para que los que se consideren perjudicados presenten sus reclamaciones, y otro de otro mes para que la Junta de valoraciones resuelva aquéllas. Cuando el nuevo arancel sea conocido en el extranjero, el Gobierno gestionará el concierto de tratados de comercio con las naciones que lo deseen. ción carlista. El Sr. Moret manifestó ayer que carecen de importancia los rumores que circulan en Barcelona acerca de la agitación carlista. Aseguró que en Cataluña no sucede nada anormal, y que las maniobras militares que en aquella región se preparan nada tienen que ver con tales rumores, por ser los ejercicios de práctica que anualmente se verifican al puncípío de ia pumavera. P vive en un pueblecillo cercano á Va lencía; un día va á la capital y compra un paquete de sobres; un pedazo de papel envuelI os petardos de Manresa. Las noticias oficíales concuerdan con las ve este paquete; es un fragmento de un perióque ha dado la Prensa. Los petardos encontra- dico inglés; en él se dice que cierto aventurero dos en Manresa cerca de una fábrica eran en está organizando una expedición á fin de coloefecto peligrosos, pero nada tienen que ver con nizar un lejano y desconocido país. Paradox, el anarquismo. Se trata de una venganza de no necesita más; á los pocos días Paradox se halla en Tánger y está dispuesto á embarcar obreros contra patronos. con dirección hacia esa tierra incógnita y terrible. Y el día designado para saltar al barco ha JZf 1 movimiento carlista. llegado ya: á última hora el organizador de la El duque de Bivona ha telefoneado esta aventura se queda en tierra, y Paradox se enmañana que la policía ha penetrado en una casa cuentra caminando hacia lo desconocido en del barrio de Gracia, que venía vigilando desde compañía de un grupo de los más estrambótihace algunos días, deteniendo á varios sujetos cos, locos y disparatados personajes que el y entre ellos á un titulado coronel carlista. Los cosmopolitismo puede imaginar y reunir; ellos agentes de la autoridad se apoderaron de va- caminan en el barco alegres y satisfechos; ellos rios fusiles, de cartuchos y de un uniforme de no tienen plan ni método de ningún género; coronel. ellos no creen en ninguna idea social ni poEn el momento en que estaba telefoneando lítica. el gobernador de Barcelona, iba la policía á Y ¿qué le ocurre á esta simpática gente? Una hacer un registro en casa del titulado coronel tempestad sobreviene; al cabo de unos días en carlista. que el barco corre sin rumbo, locamente, Paradox y su grupo ¡legan á unas costas misteA iaje del Rey. riosas; están en una tribu de salvajes; estos sal A las ocho y cuarenta estaba la escua- vajes los cogen y se disponen á hacer con ellos dra á la vista de Canarias. algo desagradable. Afortunadamente, Paradox logra huir con los suyos y establecen en el pico de una montaña ur campamento ó fortaleza inexpugnable. Todo marcha bien; no se acuerp a r a celebrar el iy. aniversario de su funda- dan estos buenos hombres de nada; no echan de; ción, la sociedad Centro Asturiano, de menos las cosas europeas; no tienen ni amos, esta corte, dio ayer un banquete en sus salo- ni diputados, ni leyes; no leen ni artículos de nes de la calle del Clave! Sirvió un menú com- fondo ni crónicas brillantes; no se ven en la pletamente regional, pues en él figuraban el necesidad de aplaudir á tal actor que es detespote d la asturiana, la fabada de Burtnes, fabes de table, ni de escuchar la lectura que un amigo Llanera con llacón, cecina, morciella, oreja, fótico quiere hacernos de su drama ó de su poema. y demás substanciosos ingredientes, pescado Así vivían felices, cuando un día ven llegar á de Cudillero y otros platos más, todos, inclu- una embajada de salvajes que viene ante ellos so los postres y las jáebidas, netamente astu- con una misión trascendental: se trata de que el rey de estos salvajes se ha muerto y de que ellos rianos. A los postres hubo derroche de pravianas desean que estos europeos les proporcionen un con acompañamiento de gaita, y terminadas las rey. ¿Qué hacemos? se preguntan todos inexpansiones musicales, hablaron elocuentemen- decisos. Accederemos á su demanda acuerte el secretario del Centro, Sr. Rodríguez Vi- dan después de unas horas de perplegídad. llamil, el Dr. Olmedilla, los Sres. Senra, Ma- Y en el momento en que Paradox está paseanroto y Cantín (por la Prensa) Balbín de do por encima de la muralla, toda su gente le Unquera y el vicepresidente de la Sociedad y rodea y grita dirigiéndose á os salvajes que director del Heraldo, nuestro querido amigo esperan impacientes: ¡Salvajes, este es vuesSr. Francos Rodríguez, que pronunció un dis- tro reyl Paradox chilla, protesta, se indigna; curso digno de su sólida fama de orador y al cabo, acepta resignado e ¡cetro y la corona. literato. Cantó el Sr. Francos el amor á la re- Es inútil decir que Paradox hace su entrada gión con sínudos acentos; demostró qi: nada tuunfalenla capital de ÍU ieiuo; de pues le En el Centro asturiano