Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUATRO NUM, 4 38. CRQN 1 CA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. cordar que de las dos funciones capitales del Parlamento, la fiscaiizadora y la legislativa, aquélla es la que absorbe la atención y las energías de nuestras CorPRECIPITACIÓN LE- En los últimos tes Nuestro público apenas presta aten GJSLADORA pasados días ción á la otra. Si alguna vez la sigue con de la temporada parlamentaria, ha acae- cuidado, es por la relación que pueda tecido un hecho, el cual, en medio de la ner con la política de pasión y de bataborrasca política sobrevenida, ha pasado lla, con la que derriba y Jevanta gobiercasi inadvertido. Sin embargo, tiene mu- nos. Sin duda ninguna, la función legischa significación. Este hecho es la apro- lativa se adapta á la naturaleza de la bación de la ley del Catastro por el Se- Alta Cámara, mejor que á la de la Cánado, á paso de carga. mara popular, donde parece hallar su Probablemente la necesidad de tal ambiente propio la función fiscaiizadora. aprobación influyó de modo poderoso en Pero, de que en ambos cuerpos se toma la resolución del Sr. Moret de abrir, la primera con harta parsimonia, para aunque sólo fuese por un solo día, las acabar en precipitación, da testimonio el Cámaras, después de la suspensión de se- ejemplo citado. Fijémonos en ello, para siones bajo la fórmula se avisará á domi- pedir que no se repita. cilio De esto se le ha hecho el más MANUEL TROYANO fuerte de los cargos. El ministro de Hacienda tenía un explicable y legítimo interés, en que el proyecto de ley citado fuese aprobado por el alto Cuerpo cole- p l termómetro empezó á recobrar los gislador. Para sus cálculos y serios traenteros que había perdido los días bajos, relativos á los presupuestos nue- anteriores. La nieve se mantiene, pero á vos, esa ley habrá de ser una de las ba- honesta distancia. ses, y sabido es lo mucho que de tiempo El barómetro, que marcaba temporal exige entre nosotros toda labor legislati- en la Fábrica de Tabacos, volvió á su va, y de qué manera suele ésta verificarse. normalidad. Las cigarreras se han salido El proyecto de que se trata es una prue- con la suya, dándoseles lo que pedían, lja de ello. que es el procedimiento más eficaz para Para que fuese aprobado por el Sena- conjurar peligros y atajar huelgas. uo ha sido preciso que el Gobierno se Por lai tarde hubo espectáculo gratuito expusiese á abrir Jas Cortes inoportuna- para los paseantes de la calle de Alcalá: mente, cuando podía suspender la legis- un simulacro de incendio con asistencia latura desde la Gaceta; que la alta Cámara inmediata de bomberos, funcionamiento se resolviese patrióticamente á aprobar pronto y ordenado de bomhas y dominio á la carrera el articulado del proyecto, rápido del siniestro. Por eso era simusin pedir la palabra sobre más de cuaren- lacro. ta artículos, interesantísimos para los Los filarmónicos, entusiasmados con el propietarios que allí cuentan con tanta precoz y prodigioso niño violinista Franz representación y á que estuviesen el de- von Vecsey, que dio un concierto en la seo del Gobierno y la buena voluntad Comedia. del Senado pendientes del malhumor de Otra huelga, ésta de albañiles, en el algún senador, que por un motivo cual- Asilo de la Paloma. quiera se hubiese interpuesto en el caLa política en calma. Cuatro ministros mino. ausentes, uno enfermo, otro haciendo baiPor otra parte, la materia, que es de lar el ca e- valk á toda la magistratura y las más arduas y más importantes, que concediendo indultos á diestro y siniespueden ser sometidas al Parlamento, re- tro, y eli Presidente, ajslado, haciendo quería un examen de dicho articulado, ejercicio 1! sin duda. más hondo y minucioso que el que ee Los diputados por Madrid se reuniehizo. Porque, si bien es verdad, que la ron de nuevo para dar otro empujón al Comisión que ha informado sobre el pro- proyecto de. la Gran Vía y otro toque al yecto es de lo más competente que sería pliego dis condiciones para intentar otra dable hallar- -como que estaba presidida, subasta á ver si salen por ahí otros López. por el insigne Echegaray- -y que, ha traTambién hubo cabildeo en el Gobierbajado á conciencia, y con earíño, todavía no contra los arbitrios extraordinarios por aquello de que más ven cien ojos que de nuestro extraordinariamente admirado veinte, en el detalle habría sido objeto Ayuntamiento. de enmiendas, que seguramente la haPor la noche, la mar de novedades teabrían mejorado. No ha sido dable tan trales: estreno con éxito de Benvenuto útil labor; los apremios del tiempo no lo Celltni, en la Princesa; beneficio de la han consentido. Y lo peor es la frecuen- López A 4 artínez con aplausos y flores cia, con que el caso se repite y proba- para la jacarandosa artista; resurrección blemente se repetirá. de Lapata de cabra, en Price, para solaz No debe sentir nadie cansancio en re- de los que auieran acudirse de encima BEMADR 1 D, 25 DE MARZO DE 1906. NUMERO TO, SUEL 5 CÉNTIMOS CRÓNICA POLÍTICA unos cuantos lustros recordando mejore tiempos y, en fin, temporal de Levante, con amagos de naufragio en la Centra Kursaal. MUJERES eraos ascendido por unas amplias escaleras de piedra; luego hemos atravesado un zaguán, y por último nos hemos visto en una saüta pequeña, iluminada con una luz suave, en cuyas paredes penden hileras de retratos flamantes. Son retratos de mujeres: estamos en la Exposición del Círculo de Bellas Artes. Y ¿qué nos dicen eslas mujeres que los pintores pintan? ¿Qué pensamientos levantan en nuestro espíritu esas mujeres que han retratado Romney, La Tour, Reynols, Whistler? ¿Qué nos dice la Donna veíala, de Rafael, ó la Maja desnuda, de Goya? Vamos pensando en estas cosas mientras paseamos nuestras miradas por esta Exposición; las obras son pocas y colocadas holgadamente; no se cansan ni se confunden- los ojos; una sobria, elegante y fina decoración hace resaltar sabiamente las pinturas de estos buenos amigos. Y vemos aquí unas viejas campesinas de Solana que nos hacen pensar en las buenas mujeres que nosotros, andando por el mundo, hemos encontrado en los pueblos vetustos, en los caseríos perdidos en la montaña, en los caminos amarillos y retorcidos de Castilla. Si habéis recorrido una callejuela de una vieja ciudad, en una mañana radiante de invierno, ¿no habéis vuelto y levantado de pronto la cabeza, como respondiendo á una excitación invisible, y no habéis visto allá en lo alto de un vetusto caserón, bajo un ancho y carcomido alero, una vieja que os mira pasar en el silencio profundo de la calle? Unas de estas viejas, ó de las otras que llevan á la espalda un haz de leña por un camino en un día de viento, ó de las que ponen en su bolsillo la recia llave de su puerta y se van lentamente á la antigua Colegiata ó Catedral; unas de estar viejas son las que ha retratado Solana. Van después nuestros ojos á esta aguafuerte sutil y enérgica á la vez, elegante y adusta, del grande y querido artista Ricardo Baroja. ¿Quién es esta muchacha que ha retratado Baroja? ¿No vive ya á estas horas en algún viejo convento toledano? ¿No tiene unos ojos iluminados. atormentados, que miran extáticos, en lai horas del crepúsculo vespertino, los agudos cipreses que se recortan sobre el cielo inefable? Un yeso de Enrique Marín nos distrae de estas Cavilaciones: son dos niños; son dos cabezas pequeñitas, suaves, que nos traen á los que andamos solos por la vida- una sensación de tristeza. Yo hubiera querido- -decía el maestro Montaigne ya ím poco viejo; -yo hubiera querido henchir el corazón de un niño de ingenuidad y de franqueza... Un retrato de Carlos Lezcano, el delicado pintor, nos aparta otra vez de estas melancolías. Es una cabeza de una muchacha fina, delgada, vaporosa; la vemos y sentimos por ella una simpatía repentina. Esta muchacha no es de esta edad: vivió en un tiempo en que nosotros no hemos vivido; leyó los versos de Musset; tuvo por novio á un estudiante con unas largas melenas y una pipa; fue á estos bailes locos, ruidoso desenfrenados, que ha retratado en sus litografías Gavarni; pasó una temporada dichosa, con pintores y poetas, en MADRID AL DÍA HBUOIKA DE GENCIM GEOGRÁFICAS Y SOdffi