Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S AÑO CUATRO. NUM. NICA 437. CRÓUN VER- I I M A D R I D 24 D E MARZO D E 1906. NUMERO SUEL- TO, 5 CÉNTIMOS SAL ILUSTRADA. fó el Parlamento; donde se hallan pendientes asuntos t a n abocados á conflictos, como el d e la interpelación del general Linares sobre palabras y conceptos del ministro d e la Guerra, y q u e p o r una invocación al patriotismo y á las altas conveniencias d e Gobierno, se descartó el jueves d e la sesión del Senado y quedó suspensa con interés tan sujestivo como el del final del capítulo V I H del Quijote. T a m p o c o ha d e sentirse dispuesto el Gabifteté actual á correr la borrasca, que levantaría su presencia en el Congreso, y d e la cual hubo anteayer una imponent e muestia. N o la clausura d e las C o r t e s no será tan breve, como la gente se empeña en decir. E s t o es, á lo menos, lo que el examen d e las probabilidades induce á creer. P o r regla general, cuando se da ocasión d e enojo á una colectividad merced á complicadas causas, como las que obran, al presente, es necesario luego un trabajo d e afinación largo y penoso. El S r M o ret es un gran afinador, jjero la tarea exige mucho t i e m p o Y hasta que no la haya cumplido, en gran p a r t e al menos, no se atreverá á dar conciertos con un instrumento, cuyo estado actual demostraron las desafinaciones del jueves. MANUEL T R O Y A N O CRONl POLÍTICA f T A R E A DE A F l- E l remolino origi NACIÓN nado p o r la extraña vuelta, que sobre sí mismo dio con su ministerio el S r M o r e t tendrá p o r algún tiempo alborotadas las aguas d e la política. L o peor d e ello es que el escepticismo, que nos devora, se ha desbordado como pocas veces. N o se cree ni aun en la próxima reapertura d e las sesiones d e C o r t e s p o r q u e próxima se la p u e d e llamar si el plazo se extiende sólo hasta m e diados d e A b r i l Ya hay quien lo prolonga hasta O c t u b r e p e r o los menos exag e r a d o s lo señalan para después d e laboda regia, convencidos d e que en ese acontecim iento tienen puesta la atención la mayor p a r t e d e los ministros y- ¡l o que para el caso encierra superior trascendencia! -las respectivas familias. El lado teatral d e la vida pública atrae mucho á nuestros personajes, y cuando el escenario es el d e unas fiestas Reales, no hay qtte encarecer el encanto que para ellos t e n d r á Conocida es la frase d e C á novas, el cual, o y e n d o á un extranjero sorprenderse d e lo poco abundantes y sobresalientes, que eran nuestros actores, cuando en las otras naciones latinas, en ¡Francia, en Italia y a u n e n Portugal eran m u y numerosos y buenos, le dijo: ¡N o Je extrañe á usted! E n España el que se siente con aptitudes y facultades d e actor, se dedica á la política y le va superiormente. S e afirma q u e el Gobierno tendrá q u e abrir en JVlayo las Cámaras, p a r a leer e n ellas los presupuestos. Constitucionalment e no verá tal necesidad. El art. 85 d e la Constitución, que es el que trata del asunto, dice solamente: T o d o s los años presentará el Gobierno á las C o r t e s el presupuesto general d e gastos del E s t a d o para el añp siguiente, y el plan d e contribuciones, y medios para llenarlos, como asimismo las cuentas d e la recaudación é inversión d e los caudales públicos, para su examen y aprobación. Si no pudieran ser votados antes del primer día del año económico siguiente, regirán los del anterior, siempre que, para él, hayan sido discutidos y votados p o r las C o r t e s y sancionados por el Rey. N o dice más. El Gobierno no infringir á pues, el C ó d i g o jFundamental del E s t a d o dejando los presupuestos para leerlos en O c t u b r e aparte d e que entonces, quizá podrán ser legibles. P o r q u e p r e sentar los que hay, con cuatro parches y Otros tantos r e m i e n d o s no satisfará seguramente las aspiraciones del país. C o n t a n d o pues, con el propósito tan humano, como verosímil, d e tener franco y expedito el camino de los negocios públicos hasta la boda Real, n o se abrirá Con el Rey ha debido ir haciéndole corte la más brillante y valiosa, lo que más enaltece y más esplendor da á un pueblo, representaciones del arte, de la ciencia, de la literatura, en una palabra, del humano saber español. Un Pérez Galdós, un Echegaray, un Benavente, un Ramón y Cajal. un Benlliure ó un Querol, un Villegas ó un Pradilla, un M e l quíades Alvarez ó un Canalejas, un Chapí ó un Bretón, un Churruca ó un T o r r e s Quevedo habrían llevado á Canarias con el Rey el abrazo más efusivo, el saludo más cariñoso de la madre Patria á la olvidada hija. El pueblo canario habría conocido así á la España que ansia y necesita- conocer y los lazos de amor fraternal quedarían estrechados de manera más solemne, más firme. Si esa hubiera sido la labor organizadora del Gobierno en la expedición regia, el espectáculo que se avecina seria más consolador para aquellas islas; la grandeza de lo que vale rodeando á la grandeza de la majestad Real constituiría una esperanza fundada para aquel sufrido país que hoy se comunica con la metrópoli por cable extranjero, porque el nacional está averiado hace tiempo y los Gobiernos, que tanto derrochan y tantos créditos extraordinarios y suplementarios demandan, alegan no disponer de fondos para reparar vía de comunicación tan esencial. a i tljtJJJl I iiliw MADRID AL DÍA I uvimos ayer un sol engañador y cuantos reproches pueda colgarle un poe ta melenudo y no correspondido. Y menos VIAJE D E L REY mal que tuvimos sol para consolarnos d e A CANARIAS que en regiones más cálidas nieva que es una bendición. A noche salió D Alfonso X l l l para Cádiz y Con este cambio d e temperatura afir Canarias. E s la expedición más imporman los médicos que la salud anda más tante, á nuestro juicio, que realiza S M desquebrantada que el Gobierno después de de que ocupa el T r o n o la sesión del jueves. El archipiélago canario es territorio español muy leal, muy abnegado, muy rico, muy Continuaron las actuaciones judiciales simpático; pero muy poco atendido por nuespara completar el descubrimiento d e la tros gobernantes. La distancia geográfi fe q u e fabricación clandestina d e moneda, el cual separa á Canarias de España es menor, con ser descubrimiento envuelve el no menos cugrande, que la distancia moral. Nada, ó muy rioso d e que los duros fabricados en una poco, se ha hecho p o r aquel país hermoso. La prosperidad que disfruta se la debe á su p r o- cerrajería tienen, p o r lo menos, catorce reales d e plata. ¡Quién sabe si ante esc pio esfuerzo... y al extraño. dato sentirá el E s t a d o retortijones d e Al esfuerzo oficial del Estado tiene que agradecer muy poco, p o r n o decir nada. P a r a conciencia! fomentar su comercio apenas le ha dotado de El Rey marchó á Cádiz, d o n d e hoy se obras públicas; pero, en cambio, le ha creado embarcará con rumbo á Canarias. L e desdificultades arancelarias. pidieron en la estación lo que queda d e N o ha servido de escarmiento nuestro desasGobierno en M a d r i d diputados, senatre colonial. M e n o s mal si este viaje de ahora dores, elementos oficiales. En el tren significa una rectificación de lo pasado y un Real marcharon dos ministros. D Segis principio de satisfacción á las legítimas aspirase quedó con los diputados. Cosa que ya ciones de aquellas islas. habían reconocido y proclamado ellos la P e r o fuerza es decirlo, la expedición regia, tarde antes en el C o n g r e s o que envuelve una noble y generosa idea del Rey, revela en el Gobierno una deplorable falta Nuestro eminentísimo Ayuntamiento de tacto. celebró ayer pintoresca y ejemplar seLas Canarias n o conocen hasta ahora más sión. A c o r d ó por ejemplo, denegar lique el principio autoritario; lo que significa, cencia para hacer en las Sacramentales más que tutela cariñosa, dominio- y explotaobras q u e ya están hechas. Q u e d ó soción. El poder civil, el poder militar; el juez, b r e la mesa un dictamen proponiendo el el vista de Aduanas, el recaudador de contriderribo de una casa que, aunque denunbuciones. ciada como ruinosa, no ofrece, sin embarA h o r a va á conocer al jefe supremo, a! que g o peligro d e inminente derrumbamiensimboliza todos los poderes juntos, pero también los sentimientos todos de Ja nación. t o y en efecto, está medio derrumbada.